Sin categoría

Homilía para el 4º domingo de Adviento 2015

Ser misericordiosos como María

Adviento4 C 16

Durante esta semana, una señora andaba con la presión alta y la glucosa alterada. Así se puso a preparar y servir la comida para otras gentes. La enfermedad no fue impedimento para atender a los demás. Es algo parecido a lo que acabamos de escuchar en el texto del Evangelio. María, ya embarazada, dejó su familia, su casa y su pueblo para irse a servir a su prima Isabel. Su testimonio nos ayuda a prepararnos para recibir a Jesús su Hijo en la Comunión sacramental.

Homilía para el 27º domingo ordinario 2015

Una sola carne

Ord27 B 15

Este domingo está dando inicio en Roma el Sínodo sobre la Familia, del que hay muchas expectativas, dudas y esperanzas, y que tiene como tema: “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”. Los textos de la Palabra de Dios que acabamos de escuchar, dan luces sobre el matrimonio, al recordar el proyecto original de Dios, y anima a quienes han sido llamados al estilo de vida matrimonial a fortalecerse en su proyecto de vida.

Homilía para el 19º domingo ordinario 2015

Escuchar, creer, comer

Ord19 B 15

Jesús se presentó como el Pan vivo bajado del cielo, lo que despertó las murmuraciones de quienes lo estaban escuchando en la sinagoga. Hoy se nos ofrece de la misma manera: como Pan vivo y, además, Pan que da vida. Espera que lo recibamos y nos alimentemos de Él, no sólo en el momento central de esta celebración, que es la Comunión, sino en nuestra vida ordinaria. Los textos bíblicos nos disponen a recibirlo, para llenarnos de su vida y luego transmitirla.

Homilía para el 17º domingo ordinario 2015

Compartir nuestro pan

Ord17 B 15

Nos hemos reunido este domingo para encontrarnos con Jesús y alimentarnos de Él, convertido en pan y vino. Jesús mismo es quien toma los panes y el vino, da gracias a Dios, los parte y los reparte, como sucedió en aquella ocasión narrada en el Evangelio. Al igual que la gente, nosotros buscamos a Jesús porque tenemos necesidad de escucharlo, de recibir la luz y la fuerza para salir adelante en los problemas. Él nos atiende y nos da mucho más que eso: nos alimenta.

Homilía para el 13er domingo ordinario 2015

Fe que vivifica

Ord13 B 15

Jesús nos ha reunido este domingo para que nos encontremos con Él, para atender nuestras necesidades, para enseñarnos el modo de vivir, para fortalecer nuestra fe, para alimentarnos con su Cuerpo y Sangre y para reanimar nuestra vida; es decir, para que se actualice lo que escuchamos en el texto del Evangelio. Él se encontró con dos situaciones que tenían sufriendo a dos familias: una mujer con hemorragias permanentes y una niña que agonizaba y luego murió.