El Puente

Es una especie de portada. Contiene referencias y ligas del contenido de las demás secciones. Sólo informaciones pequeñas estarán completas, el resto serán llamados. También es un tablero de avisos.

Homilía para el 23er domingo ordinario 2020

La corrección fraterna, signo de amor
Dios nos invita a hacernos responsables del hermano o hermana que falla en la comunidad. A través de Ezequiel pide amonestar al malvado para que se aparte del mal camino; por medio de san Pablo nos pide no tener otra deuda con nadie, más que la del amor mutuo; en Jesús nos pide la corrección fraterna.

Homilía para el 22º domingo ordinario 2020

Las condiciones para ser discípulos de Jesús
El texto del evangelio que acabamos de escuchar es fundamental en la vida de los bautizados y casi no lo tenemos en cuenta. Esto cuestiona la experiencia de formación en la fe en las familias y los procesos de Iniciación cristiana en nuestra parroquia. Hoy que nos vamos a encontrar sacramentalmente con Jesús en la Comunión, tenemos la oportunidad de renovar el compromiso de seguirlo, de acuerdo a las condiciones que Él mismo planteó a sus discípulos.

Homilía para el 21er domingo ordinario 2020

La pregunta sobre Jesús
Jesús hizo una pregunta a sus discípulos sobre su identidad. Esta pregunta, dirigida a nosotros hoy, es para que reflexionemos sobre lo que hemos ido descubriendo de Jesús en los encuentros que hemos tenido con Él a lo largo de nuestra vida. Esto nos ayudará a prepararnos para recibirlo sacramentalmente en la Comunión y para renovar nuestro compromiso de seguirlo en su camino.

Homilía para el 20° domingo ordinario 2020

Encontrarnos con Jesús desde el sufrimiento
Este domingo tenemos la oportunidad de vivir un encuentro con Jesús, como el que vivió aquella mujer cananea del evangelio. Ella, en medio de una realidad de machismo y con su hija enferma, expresó su fe en Jesús, se puso en sus manos y terminó renovada en su vida personal y familiar.

Homilía para el 19° domingo ordinario 2020

Confiar en Jesús
Al igual que los discípulos de Jesús que iban en la barca, nosotros continuamente tenemos problemas, nos encontramos en dificultades. Como sucedió con ellos, aunque nosotros no siempre lo reconocemos, Jesús siempre viene a nuestro encuentro para tranquilizarnos, tendernos la mano, sostenernos y salvarnos. Hoy domingo, como cada ocho días, viene como alimento en el pan y el vino.