José Lorenzo Guzmán Jiménez

Homilía para el 28º domingo ordinario 2019

Compadecernos como Jesús
Jesús caminaba hacia Jerusalén, a la experiencia de la cruz. En el camino, en el tramo entre Samaria y Galilea, le salieron al encuentro diez personas enfermas de lepra. No se le acercaron, sino que de lejos le gritaron pidiéndole que tuviera compasión de ellos. Lo que se vivió en aquella ocasión y que nos narra san Lucas, nos sirve para hacer nuestra preparación a la Comunión sacramental.

Homilía para el 27º domingo ordinario 2019

Vivir la fe sirviendo
Cuando alguien tiene alguna enfermedad grave o un problema complicado, ante los que no halla salida, frecuentemente alguien le dice: Pídele a Dios – o a Jesús, o a tal santo o santa–, pídele con mucha fe y te lo va a conceder –o también: te va a ayudar a salir–. De esto es lo que hablan los textos bíblicos de hoy, que nos ayudan a prepararnos para recibir a Jesús en la Comunión.

Homilía para el 26º domingo ordinario 2019

Cultivar la solidaridad, no la indiferencia
Entre la parábola del administrador infiel y astuto, que reflexionamos hace ocho días, y la del rico glotón y Lázaro, que acabamos de escuchar, san Lucas señala que a Jesús lo estaban escuchando los fariseos, a quienes describe como amantes del dinero. El amor al dinero y a los bienes materiales conduce al acaparamiento, al consumismo, a las injusticias, al empobrecimiento de la mayoría, a las desigualdades económicas, a la indiferencia ante el sufrimiento y, por tanto, a la condenación. Esto está bien claro en nuestros días, pues el 1% de la población mundial vive en la abundancia y el despilfarro, mientras que el 80% no tiene para salir el día. “Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia”, como se dice. Esto tiene mucho qué decirnos hoy domingo.

Homilía para el 25º domingo ordinario 2019

Optar por Dios y la justicia
Jesús advierte a sus discípulos sobre la tentación del dinero y del poder que éste da, y los invita a tener firme su opción por Dios y la justicia. Lo hace por medio de la parábola del administrador sagaz, que acabamos de escuchar. El dinero siempre es una tentación, los puestos son siempre una tentación, el poder es siempre una tentación. Jesús mismo las experimentó, de manera especial en el desierto antes de iniciar su misión y en la cruz, cuando ya la estaba terminando; pero las venció.

Homilía para el 24º domingo ordinario 2019

Perdonar porque Dios nos perdona
Muchas veces hemos escuchado, o dicho, cuando alguien pide perdón: “Yo nada tengo qué perdonar, el que perdona es Dios”. Por lo que aparece en estos textos bíblicos que se han proclamado, podemos comprobar que ciertamente Dios perdona, pero que esa es la razón para vivir también el perdón entre nosotros. Una manera de expresar que renovamos esta tarea es comulgando sacramentalmente. Jesús, que hoy se hace Pan y Vino, nos mostró que su Padre Dios es misericordioso.

Homilía para el 23er domingo ordinario 2019

Renunciar a todo
Acabamos de escuchar las exigencias que Jesús planteó para quienes quisieran y quieran ser sus discípulos. La cosa no es sencilla como pareciera o, como ordinariamente pensamos, que basta con tener los sacramentos. La condición para ser discípulo o discípula es renunciar a todo para optar por Él. Y renunciar a todo significa renunciar a todo, incluso a lo que pareciera que más necesitamos o a aquello que no nos debería faltar: la familia, la propia persona y los bienes personales. En esta Eucaristía semanal, al comulgar renovamos ese compromiso planteado por Jesús.

Homilía para el 22º domingo ordinario 2019

Discípulos sencillos y al servicio de los pobres
Nos hemos reunido para celebrar el banquete de la Eucaristía, una comida de iguales, una fiesta de hermanos. Los textos de la Palabra de Dios, que nos ayudan a prepararnos para recibir a Jesús en la Comunión, nos ofrecen el modo de ubicarnos en la vida ordinaria como discípulos y discípulas y nos dicen quiénes deben ser los importantes para nosotros. Jesús no quiere discípulos orgullosos, creídos, soberbios, gandallas, prepotentes, sino sencillos, humildes, servidores, prudentes.

Homilía para el 21er domingo ordinario 2019

La lógica de Dios
La lógica de Dios y, por tanto, la de Jesús, es distinta a la nuestra. Su proyecto de salvación se realiza desde los últimos y es para todos los pueblos de la tierra. Así lo descubrimos en los textos bíblicos que nos ayudan a disponernos para recibir a Jesús en la Comunión hoy domingo.

Homilía para el 20º domingo ordinario 2019

Abrirnos al Espíritu de Jesús
Los profetas son siempre molestos y a todos les va mal porque son rechazados. Lo acabamos de escuchar en los textos bíblicos recién proclamados. Esto nos tiene que animar a fortalecer nuestra condición de profetas y nuestra opción por Jesús. La recepción de Jesús en la Comunión nos dará la fuerza para mantenernos en esta doble dimensión de nuestra condición de bautizados.

Homilía para el 19º domingo ordinario 2019

Despiertos en el trabajo por el Reino
Este domingo hay una invitación de Jesús a estar despiertos y preparados para su segunda venida. Los primeros cristianos tenían muy viva la conciencia de que ya pronto regresaría y querían que los encontrara realizando lo que les encargó: la vida del Reino. Con nosotros, al paso de los años y los siglos, se ha perdido este ambiente de preparación para recibirlo cuando llegue. Como Iglesia hemos prácticamente abandonado la misión, y nosotros lo podemos constatar aquí en nuestra comunidad parroquial. Para prepararnos a recibir a Jesús, que llegará como alimento y bebida en el pan y en el vino, vamos a revisar cómo anda nuestra vida en el anuncio y realización del Reino.

Homilía para el 18º domingo ordinario 2019

Evitar la avaricia
La palabra de Dios nos invita hoy a evitar todo tipo de avaricia, porque orienta el corazón de las personas hacia el dinero y los bienes materiales, hasta convertirlos en dios, con todas las consecuencias que esto trae. Para prepararnos a recibir la Comunión sacramental, vamos a revisar nuestra vida a la luz de los textos bíblicos que se han proclamado.

Homilía para el 17º domingo ordinario 2019

Orar como Jesús
Jesús fue una persona de oración. Este es el testimonio que nos dan sus discípulos a través de san Lucas. Ellos andaban con Él todos los días y lo veían cómo oraba. Era tal su relación con el Padre que un día le pidieron que los enseñara a orar. Lo que les dijo Jesús enseguida nos ayuda a revisar nuestra vida y a prepararnos para recibirlo en esta Eucaristía dominical.