Que la celebración, sea en familia

Por: P. J. Lorenzo Guzmán J.
Párroco de Huescalapa

Evitando el saludo de mano y cuidando la distancia de seguridad, el 20 de marzo se reunió en el Seminario el presbiterio con el obispo Óscar Armando Campos Contreras, para reflexionar sobre la pandemia del Coronavirus y aclarar qué hacer como pastores en esta emergencia.

“Es algo que está ya presente –comentó Campos Contreras– y tenemos que colaborar con la sociedad para ayudar a nuestros hermanos”.

A la reunión fue invitado el Doctor Alberto Leguer Retolaza, Director de la Región Sanitaria 6, quien, además de informar sobre el estado de la pandemia hasta ese día en el mundo, México, Jalisco y el sur del Estado, aclaró el proceso de la enfermedad y su tratamiento e insistió en las acciones preventivas para evitar el contagio.

“Hoy empieza la situación crítica”, señaló Leguer, y aclaró que se mantiene hasta el día 30.
Después de un diálogo con él, a partir de dudas, inquietudes y posibles acciones a realizar, los sacerdotes reflexionaron sobre lo que les dice Dios como pastores ante esta situación.

El obispo diocesano leyó su comunicado con las disposiciones preventivas ante el inminente contagio del Covid-19. Exigió atender puntualmente las recomendaciones dadas por las autoridades correspondientes, fomentar la oración y la lectura de la Sagrada Escritura en las familias, cuidar a los ancianos, niños y enfermos, ser solidarios con los más pobres y vulnerables.

Respecto a las celebraciones, pidió posponer las que se puedan y, en situaciones especiales como los difuntos, garantizar las medidas preventivas. “Se dispensa a todos los fieles de la asistencia a Misa los domingos y fiestas de guardar”, con la invitación a unirse como comunidad parroquial a través de las Misas transmitidas por redes sociales.

Además de asegurar la limpieza de los espacios de convocación masiva y demás medidas de prevención, el compromiso del presbiterio diocesano es velar por las personas más vulnerables y vivir la solidaridad con los enfermos y los pobres, los más golpeados por las emergencias.

Pbro. José Lorenzo Guzmán Jiménez

Párraco de Huescalapa, Vicario de Pastoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *