Patrióticas diversiones

El diccionario dice que Cucaña es: “un palo resbaladizo por el que se ha de trepar para atrapar elpremio atado a un extremo o en la punta”. De este significado, toman su nombre, todos los juegos que año con año se practican en el Sur de Jalisco con motivo de las fiestas patrias.

Estos juegos populares son muy diversos y dependen de la comunidad en que se practiquen, pero van desde el palo encebado, los encostalados, el puerco encebado, la carrera de burros, concurso de glotones, tiro al blanco del gallo o gallina enterrado, agarren a la gallina o combate de flores.

Según varias fuentes, el origen del palo encebado o cucaña, se encuentra en Nápoles, Italia, en el siglo XVI y posteriormente la tradición llegó a España para formar parte de sus fiestas populares. Con la conquista de México por los españoles, también nos llegó este juego. En nuestra región y en el resto del país, la cucaña se le conoce como el palo encebado.

El 16 de septiembre, el palo encebado es uno de los principales juegos, por ser el más atractivo. Este juego se realiza generalmente por la tarde, en el jardín principal o en la parte céntrica de la población.

El palo encebado se construye con un poste de madera pulido, de unos cinco metros de altura. A este poste se le embadurna de grasa o aceite y en la punta se coloca una cruz de madera en la cual se cuelgan premios como ropa, dinero, zapatos, juguetes, botellas de licor y otros objetos.

Después, se hace un hoyo donde se pone el palo encebado en posición vertical. En algunos lugares construyen palo encebado negro y palo encebado blanco. Al primero, además de la grasa que le untan, le agregan polvo de carbón vegetal o aceite quemado. Al palo encebado blanco, sólo le untan aceite, vaselina o alguna otra grasa blanca.

Quienes participan en este juego necesitan tener habilidades para escalar o trepar, porque solamente utilizan sus piernas y brazos. Además, deben contar con buenos reflejos y no sufrir vértigo. Puede haber tantos participantes, como el tiempo y los regalos disponibles lo permitan. La dificultad de este juego consiste, en que la grasa untada al palo encebado dificulta la escalada, ya que dependiendo de los jueces los participantes pueden usar un pantalón corto y una playera o camisa. El objetivo es llegar a la punta del palo encebado y poder atrapar los premios.

Este juego también lo practican en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Puerto Rico, Venezuela y Panamá.

Otros juego de cucaña

El puerco encebado: Este juego, que también resulta muy divertido, consiste en rasurar un puerco de tamaño chico y untarle aceite o grasa en todo su cuerpo. Cuando el juez da la orden de soltarlo, el cerdito corre en medio de la gente y aquel que logre atraparlo se queda con el cerdito.

Carrera de encostalados. Para este juego se aceptan varios participantes por edades más o menos iguales. Las categorías son de niños, niñas, adolescentes y adultos. El lugar donde se desarrolla este juego, debe estar despejado, con una raya que marca el punto de partida y con una meta final. En la línea donde empieza la carrera, cada uno de los participantes recibe un costal o bolsa, en la cual todos se deben de meter hasta la cinturay agarrar las puntas del costal con las dos manos. A la cuenta de tres, todos los participantes empiezan a saltar como canguros rumbo a la meta. El ganador o ganadora, es quien no haga trampa y llegue primero a la meta, el cual recibe algún premio en especie o dinero en efectivo.

Carrera de burros. Para esta carrera los participantes deben de llevar su propio burro y registrarse antes de la competencia. En algunos lugares los burros los montan a pelo, es decir sin silla de montar o también puede llevar silla. Este juego se realiza en un lugar abierto que puede ser una calle. Hay un punto de partida y una meta final. Una variante puede ser, un recorrido de ida y vuelta. Gana quien llegue primero a la meta. Se premia al ganador y en algunos juegos, también premian al burro.

Agarren a la gallina. Este juego es una variante del puerco encebado. Para esto, se escoge una gallina flaca y con fama de buena voladora. Se le amarra al pescuezo un billete o un vale por algún o algunos artículos. La gallina se lanza al aire y quien logre atraparla se queda con ella y con el billete o vale.

Estos juegos populares y otros más, que se practican durante la celebración de las fiestas patrias, son momentos de sana diversión y una alegre convivencia familiar.

Publicación en Impreso

Edición: 131
Sección: Raíces del Sur
Autor: José Luis Ruiz Baltazar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *