Guía para la celebración dominical en familia (7 de junio de 2020)

Les compartimos una guía para la celebración dominical en familia, para el próximo domingo, fiesta de la Santísima Trinidad. Ojalá les ayude en su vida familiar y comunitaria.
Saludos.

Creer en Jesús y amarnos mutuamente

Celebración dominical de la Palabra en familia (Domingo de La Santísima Trinidad – 7 de junio de 2020)

Parroquia de Santo Niño Milagroso, en Huescalapa, Jal.

 

  • Preparar un altar con la Biblia abierta en Jn 3, 16-18, una imagen de la Santísima Trinidad y el cirio encendido al centro. Un corazón con el letrero: “Amor”; debajo de él, otros corazones que digan: “Perdón”, “Vida”, “Solidaridad”, “Justicia”, “Servicio”, “Armonía”. Tener una cartulina y varios plumones.

 

INICIO

CANTO:  Tanto amó Dios al mundo (Se puede encontrar y descargar en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=nP9uy8ld7-s).

 

PAPÁ:      Este domingo celebramos como Iglesia la fiesta de la Santísima Trinidad, la mejor familia y la mejor comunidad. Con esta celebración dominical, unidos a todas las familias que en su casa también están reunidas para encontrarse con la Palabra de Dios, vamos a dar gracias a Dios por el regalo de su Hijo, quien murió y resucitó para darnos la vida eterna.

MAMÁ:    Iniciamos nuestra celebración invocando a Dios: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

En silencio contemplemos el altar y lo que hay en él. ¿Qué nos hace pensar?

Cada quien toma un corazón, lee lo que dice y comenta cómo se vive ese signo del amor; también explica algunas manifestaciones de que ese signo de amor se rompe en la familia y en la comunidad.

Le pedimos perdón a Dios por las rupturas del amor en nuestro entorno. Cada quien hace una oración para pedir perdón, a partir de lo que dice el corazón que tiene en sus manos y después de cada oración, decimos juntos:

TODOS/AS:   Perdónanos, Señor, porque hemos roto el mandamiento del amor.

 

PALABRA DE DIOS

PAPÁ:      Jesús nos explica el amor que Dios nos tiene, señalando que el signo más grande es el regalo de su Hijo. Vamos a disponernos para escuchar el texto del evangelio, glorificando a Dios. Decimos:

TODOS/AS: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

PAPÁ:      Toma la Biblia del altar y lee Jn 3, 16-18 (Nota: Si es necesario, se lee otra vez el texto).

¿Qué nos llamó la atención de esto que dijo Jesús? ¿Cuál es el signo de que Dios amó al mundo? ¿Para qué entregó Dios a su Hijo? ¿Envió Dios a su Hijo para juzgar o para condenar al mundo? ¿Entonces para qué lo envió? ¿Qué le pasa a quien cree en Jesús y qué a quien no cree en Él?

MAMÁ:    El amor tiene que ser el principio por excelencia en la vida familiar y comunitaria. Así como Dios nos amó, al grado de regalarnos a su propio Hijo, así en nuestra familia y en nuestro barrio debemos amarnos unos con otros. Si nos amamos, ayudamos, nos servimos, nos perdonamos, vemos por los pobres, expresamos que creemos en Jesús; y si nos peleamos, ofendemos, agredimos, despreciamos, destruimos, manifestamos que no creemos en Jesús.

Repetimos tres veces: “Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga la vida eterna”.

Ahora vamos a escribir y adornar esta frase en la cartulina (Se coloca en el altar y, al terminar la celebración, se pega en la sala, donde todos la vean).

Como expresión de que aceptamos el regalo de Dios –su Hijo–, vamos a hacer nuestra profesión de fe. Respondemos a cada pregunta: Sí, creo y me comprometo a amar.

PAPÁ:      ¿Creen en Dios, que como Padre nos amó hasta regalarnos a su Hijo para que creamos en Él y tengamos vida eterna?

MAMÁ:    ¿Creen en Jesús, el Hijo de Dios, que vino como regalo de Dios para salvarnos y no para condenarnos?

HIJO:       ¿Creen en el Espíritu Santo, que es el amor y la unión entre el Padre y el Hijo, y que nos impulsa a amarnos mutuamente?

HIJA:       ¿Creen en la Iglesia, que, como comunidad de discípulos y discípulas de Jesús, tiene que creer en Jesús y vivir el amor para que todos nos salvemos?

TODOS/AS: Esta es nuestra fe, esta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos de profesar en Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

PADRENUESTRO Y BENDICIÓN

MAMÁ:    Digamos juntos la oración que Jesús nos enseñó: Padre nuestro

PAPÁ:      Nos vamos a bendecir unos con otros. De uno por uno, cada quien hace el signo de la cruz en la frente de todos y les dice:

TODOS/AS: Como signo de que crees en Jesús, manifiesta el amor a todos.

 

  • Canto final: Dios es amor.

Descargar archivo aquí:Celebración Trinidad. 7 de junio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *