El Puente

Es una especie de portada. Contiene referencias y ligas del contenido de las demás secciones. Sólo informaciones pequeñas estarán completas, el resto serán llamados. También es un tablero de avisos.

Homilía para el 6º domingo ordinario 2018

Curar las lepras

Ordinario6 B 18

Hoy vivimos la Jornada Mundial de los Enfermos, que se celebra cada año el 11 de febrero, fiesta de Nuestra Señora de Lourdes. Los textos bíblicos que acabamos de escuchar nos ayudan a prepararnos para recibir a Jesús en la Comunión. Nos presentan la situación de los leprosos en la vida de Israel y nos invitan a asumir las lepras de hoy, para atenderlas como Jesús y junto con Él.

Homilía para el 5º domingo ordinario 2018

Encontrarnos con Jesús para servir

Ordinario5 B 18

Este domingo los textos de la Palabra de Dios nos ayudan a volver sobre algo que es central en la vida de los bautizados: el servicio. La reflexión sobre esta dimensión de nuestra vida personal y de Iglesia nos preparará para recibir a Jesús en la Comunión y para regresar a nuestra vida ordinaria de la semana a vivir el servicio.

Homilía para el 4º domingo ordinario 2018

Tener autoridad

Ordinario4 B 18

Vivimos en un ambiente en el que las instituciones y las autoridades, tanto civiles como religiosas han perdido la credibilidad. En el texto del Evangelio de este domingo, Jesús es presentado por san Marcos como alguien que tenía autoridad. En la sinagoga enseñaba como quien tiene autoridad, mandaba a los espíritus inmundos con autoridad y lo obedecían. Hoy nos encontraremos sacramentalmente con ese mismo Jesús, lo recibiremos hecho Pan y Vino, lo llevaremos con nosotros a la casa, a la comunidad, al trabajo, a la sociedad, durante toda la semana.

Encuentro Diocesano de Ministros de Enfermos

De parte del Equipo Diocesano de Ministerios Laicales, les comparto tres materiales de preparación al Encuentro Diocesano de Ministros de Enfermos, que se realizará el 8 de febrero en el Seminario Mayor.
Es un tema de reflexión para los grupos, una guía para Hora Santa y un tema de catequesis para los niños.

Homilía para el 3er domingo ordinario 2018

Trabajar por el Reino

Ordinario3 B 18

Jesús comenzó su predicación anunciando el Reino de Dios, invitando a la conversión y llamando a sus primeros discípulos. Lo acabamos de escuchar en el texto del Evangelio. Todo su ministerio lo dedicó a anunciar y hacer presente el Reino. Esto es algo que nosotros como Iglesia hemos perdido, pues la Iglesia está al servicio del Reino, al igual que Jesús. Al celebrar la Eucaristía de este domingo, tenemos la oportunidad de renovar personalmente y como comunidad parroquial nuestro compromiso de trabajar por el Reino de Dios.

Homilía para el 2º domingo ordinario 2018

Ver, escuchar, creer

Ordinario2 B 18

Después de la Navidad volvemos al tiempo ordinario. A partir de hoy y a lo largo de todo el año, el Evangelio nos ayudará a vivir el encuentro con Jesús, encuentro que nos llevará a conocerlo, escucharlo, aceptarlo, creer en Él y seguirlo hasta la cruz. Para ello tenemos que estar interesados, abiertos, dispuestos a lo que Jesús nos ofrezca, tal como sucedió con sus primeros discípulos.

Homilía para el domingo de La Epifanía del Señor 2018

Encontrar a Jesús en las periferias

Epifanía B 18

Este domingo estamos celebrando la Epifanía del Señor, es decir, la manifestación de Dios a todos los pueblos de la tierra, porque a todos los quiere salvar. Epifanía significa manifestación. Dios se dio a conocer en la persona de su Hijo, nacido en Belén de la Virgen María. Los pueblos de la tierra están representados en los magos de Oriente, a quienes llamamos los Reyes Magos. Con esta Eucaristía agradecemos a Dios que nos dio a su Hijo, que vino al mundo para hacer que todos los pueblos fueran uno solo, y que se dio a conocer en la pequeñez del recién nacido y desde Belén, periferia de Jerusalén.

Homilía para la Navidad 2017

Jesús, nuestra Luz

IMG_4306

El Hijo de Dios nació en Belén en medio de la noche, en la periferia, entre pobres. Es el misterio que estamos celebrando hoy. Para este día nos estuvimos preparando durante el Adviento. Jesús es la Palabra mencionada por Juan en su evangelio, es Dios, es la Vida y la Luz de la humanidad, es el que haciéndose carne puso su morada entre nosotros. Damos gracias a Dios por ese regalo suyo que nos enriquece, nos acerca a Él, nos hermana, nos ilumina, nos vivifica.

Homilía para el 3er domingo de Adviento 2017

Ser testigos de la Luz

Adviento3 B 18

Estamos viviendo el tercer domingo del tiempo de Adviento, con que nos preparamos para la celebración de la Navidad. Hoy aparece de nuevo, como el domingo pasado, la figura de Juan el Bautista, a quien el evangelista Juan presenta no como el Mesías o el Profeta sino como testigo de la luz. La Luz era Jesús y el Bautista estaba a su servicio, preparándole el camino. El modo de hacerlo era invitando a la gente a enderezar el camino y bautizando a quienes tomaban la decisión de convertirse, comenzar una vida nueva y disponerse así a esperar al Mesías.

Homilía para el 2º domingo de Adviento 2017

Preparar el camino al Señor

Adviento2 B 18

Este segundo domingo de Adviento, la Palabra de Dios nos ayuda a prepararnos para el encuentro sacramental con Jesús. Él es el centro de la celebración Eucarística y viene a nuestro encuentro para fortalecernos y seguir realizando la misión que nos encomendó. Está por llegar la Navidad, que es el acontecimiento del Nacimiento de Jesús, y también tenemos que prepararnos para celebrarla, como se prepararon los pobres de Yahvé para recibir al Mesías. Juan el Bautista dispuso a sus paisanos para la llegada del Mesías y los ayudó a encontrarse con Él.

Homilía para el primer domingo de Adviento 2017

Permanecer alerta

Adviento1 B 18

Hoy comenzamos un nuevo año litúrgico. Este es el primer domingo del Adviento, tiempo de cuatro semanas que se nos ofrece para disponernos a la celebración del Nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios. Él viene a nuestro encuentro y tenemos que estar preparados para recibirlo como se debe. Jesús señala la actitud que sus discípulos debemos tener para esperar su llegada. Nos pide permanecer alerta. Esta es una actitud no sólo para este día que lo recibiremos en la Comunión, sino para toda la vida, pues prometió volver un día. No vaya a suceder que llegue de repente y nos encuentre durmiendo, como les dijo a sus discípulos.