El dulce sabor del hinojo

Por: Mónica y Ruth Barragán

Liga: Infografía del tema

El hinojo es una planta silvestre aromática del sur de Europa cuyo uso se ha extendido en todo el mundo primordialmente como parte esencial de la gastronomía mediterránea. Esta hierba pertenece a la familia de las hortalizas como apio, zanahoria perejil entre otras, se conforma de un bulbo blanco con unos tallos verdes y flores amarillas.

 

Del hinojo se aprovechan todo incluyendo las semillas. Generalmente crece en climas cálidos y húmedos, es muy común en los huertos o caminos cercanos a ríos o lagunas.

Aunque esta una planta tradicionalmente se ha empleado por miles de años, para usos gastronómicos por su agradable sabor que aromatiza carnes y legumbres, desde la antigüedad también era muy apreciada por sus aportes nutricionales y medicinales, pues aporta vitaminas del grupo B, vitamina A y C, minerales como el potasio, fósforo, hierro, calcio o magnesio.

De tal manera que posee las siguientes propiedades: al ser rico en Vitamina C tiene gran acción antioxidante que fortalece nuestro sistema inmunitario.

Por su contenido en hierro e histidina, es muy beneficioso para prevenir y combatir la anemia. Es desintoxicante, nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo. Es expectorante y está indicado para la tos seca. También reduce los niveles de colesterol en sangre, previniendo enfermedades coronarias, es antipirético, disminuyendo la fiebre.

Por su contenido en ácido fólico se recomienda durante el embarazo para prevenir defectos en el desarrollo del bebé. También mejora los casos de infecciones en vías urinarias y es indicado para las personas que retienen líquidos y enfermedades reumáticas debido a su acción diurética. Es aliada de las personas que tienen problemas del sistema digestivo y disminuye la generación de gases, siendo muy efectivo para los casos de flatulencia.

Remedios con hinojo

Enjuagues bucales.
Para una buena salud de las encías y para tener un aliento fresco. En este caso utiliza las semillas de hinojo machacadas a las que se le añade 100 ml de agua muy caliente y se deja reposar 10 minutos y después se hacen buches con ella.

Evita la caída del cabello fortaleciéndolo.
Aplicar la infusión de semillas de hinojo y también consumirlo. Así cuidas y fortaleces el pelo por dentro y fuera.

Infusión para el vientre hinchado.
Para aprovechar las virtudes carminativas del hinojo cuando se tienen problemas de gases y el vientre pesado, los herboristas aconsejan una fórmula mixta que se prepara combinando semillas de hinojo con otras plantas carminativas como el anís verde, la alcaravea y el cilantro, con el refuerzo del anís estrellado.

Su preparación es que se hierve durante 3 minutos una cucharada sopera rasa de la mezcla por taza de agua, ampliable a dos cucharadas por medio litro de agua en caso agudo de gases. Se debe beber a sorbos, en caliente, a lo largo del día.

Infusión para purificar las vías urinarias

Los herboristas proponen una nueva fórmula en la que se combinan 25 g de hinojo y anís estrellado, con cantidades de 15 g de cola de caballo, abedul, diente de león, melisa y hojas de nogal.

Para prepararla se deben hervir durante 2 minutos dos cucharadas soperas de la mezcla por medio litro de agua. Se deja reposar 10 minutos, se cuela y se bebe cada vez que se tenga sed.

Contraindicaciones del hinojo

Aunque el hinojo es una planta natural, hay que tener ciertas precauciones a la hora de tomarlo con fines medicinales, ya que podría interactuar con otros medicamentos o enfermedades, siempre es sencilla consultar a su médico de cabecera.

Una recomendación es no consumir hinojo si está bajo tratamiento hormonal, o si se toma algún antibiótico, o se está en tratamiento de cáncer, o sea sensible a su fórmula o composición, las mujeres embarazadas, o amamantando, o en niños menores de 14 años.

Usos gastronómicos del hinojo

En la cocina se utiliza el bulbo cómo verdura fresca cortado en trozos como la cebolla para la ensalada, asado o cocido con otras verduras y aliñado, en tortillas, o cómo ingrediente en los guisos.

Timbal de peras con hinojo y lima

Ingredientes para 4 personas

  • 4 peras medianas de la variedad Comice
    2 cogollos de hinojo bien frescos
    Unas hojitas de rúcula para adornar
    Para el aliño de lima
    50 g de rúcula fresca
    50 ml de aceite de oliva virgen
    El jugo de media lima
    Sal marina

Preparación (15 minutos + 15 de reposo)

Para preparar el aliño, pica muy finamente la rúcula en una tabla. Echa todos los ingredientes en un bol y agita enérgicamente con la ayuda de unas pequeñas varillas hasta que se mezcle bien.
Limpia los cogollos de hinojo retirando el tallo verde y la capa externa. Elimina el tronco central más duro y corta en juliana fina.

Mezcla bien con la mitad de la salsa y deja reposar unos minutos. Mientras, lava las peras y, con una mandolina, corta, sin pelar, en rodajas muy finas y en sentido transversal. Monta la ensalada alternando capas de pera con el hinojo condimentado y rociando el conjunto con el resto del aliño.

Sirve adornada con unas hojas de rúcula. La salsa de rúcula queda deliciosa también si se prepara con una parte de aceite de nuez y otra de aceite de oliva.

Ensalada con hinojo:

Ingredientes (4 comensales) medio bulbo de hinojo, media cebolla morada, 60 gramos de maíz dulce, 50 gramos de jamón ,1 mandarina, 8 hojas de hierbabuena, 4 cucharadas de crema, pimienta negra recién molida, aceite de oliva virgen extra, sal.

Lave el hinojo, pélalo para retirar la capa superior y córtalo en daditos. Pela la cebolla y córtala también en daditos de tamaño similar. Escurre bien el maíz dulce. Retira la grasa del jamón de pato (opcional), y córtalo en dados del mismo tamaño que el resto de ingredientes. Mezcla en un cuenco el hinojo, la cebolla, el maíz y el jamón de pato. Exprime el zumo de mandarina, pica la hierbabuena fresca y pon ambos ingredientes en la ensaladera. Finalmente, añade sal al gusto, pimienta negra recién molida y aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien y disponte a emplatar.

En caso de querer preparar la ensalada con antelación y reservarla en el frigorífico, deja para el último momento el añadir los aderezos. Aunque lo ideal es prepararla instantes antes de servirla para conservar todos sus nutrientes.

Mónica Barragán

Es egresada del Diplomado en periodismo El Puente/ITESO. Maestra en Educación.

Ruth Barragán

Colaboradora de El Puente. Egresada del Diplomado en periodismo El Puente/ITESO. Catedrática del ITCG. Aguerrida jugadora de volibol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *