Guía para la celebración dominical en familia (16 de mayo de 2021)

Les compartimos una guía para la celebración dominical de la Palabra en familia, para el próximo domingo 16, solemnidad de la Ascensión del Señor.

Anunciar la Buena Nueva a toda la creación

Celebración dominical de la Palabra en familia – Domingo de la Ascensión del Señor – 16 de mayo de 2021

Parroquia de Santo Niño Milagroso, en Huescalapa, Jal.


  • Tener un altar con la Biblia abierta en Mc 16,15-20, una imagen de la Ascensión de Jesús, el cirio encendido y flores. Letreros: “Vayan por todo el mundo”, “Anuncien la Buena Nueva a toda la creación”. Imágenes de la naturaleza maltratada; de catequistas, celebradores de la Palabra, animadores de jóvenes, personas reunidas en la comunidad, encargados de atender enfermos, cuidadores de la ecología…

 

INICIO

CANTO:  Id y enseñad (Se puede encontrar y descargar en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=3N0a22PzKUA).

PAPÁ:     Este domingo, unidos a la Iglesia celebramos la Ascensión del Señor. Después de terminar su misión, cuarenta días después de su Resurrección, Jesús volvió al Padre y encomendó su misión a sus discípulos y discípulas. Participemos con alegría en esta celebración dominical.

MAMÁ:    Iniciamos En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

¿Qué vemos en el altar? ¿Qué nos hace pensar?

Para prepararnos a escuchar el evangelio, nos ponemos en manos de Dios y le pedimos perdón.

PAPÁ:     Tú que has ascendido a la derecha del Padre para enviarnos el don del Espíritu: Señor, ten piedad.

MAMÁ:    Tú que fuiste glorificado para siempre: Cristo, ten piedad.

HIJOS:    Tú que nos haces ascender al Cielo contigo: Señor, ten piedad.

TODOS:  Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.

 

PALABRA DE DIOS

PAPÁ:     Jesús envió a sus discípulos a anunciar la Buena Nueva. San Marcos resalta que esta Buena Nueva, el Evangelio, tiene que llegar a toda la creación, a todas las creaturas. Escuchemos con atención el texto evangélico.

  • Uno de los hijos toma la Biblia del altar y lee Mc 16,15-20 (Nota: si es necesario se lee otra vez).

Volvamos al texto del evangelio: ¿De qué habla? ¿Cuál fue el mandato de Jesús a sus discípulos? ¿Qué pasará con quien crea y se bautice? ¿Qué con quien no crea? ¿Cuáles son las señales que acompañarán a quienes crean? ¿Qué sucedió con Jesús después de que habló con ellos? ¿Qué hicieron sus discípulos? ¿Cómo los asistía y confirmaba el Señor?

HIJO:       El mandato es: «Id por todo el mundo, anunciad la Buena Noticia a toda la creación» […], porque «toda la creación espera ansiosamente esta revelación de los hijos de Dios».

HIJA:       Toda la creación quiere decir también todos los aspectos de la vida humana, de manera que «la misión del anuncio de la Buena Nueva de Jesucristo tiene una destinación universal. Su mandato de caridad abraza todas las dimensiones de la existencia, todas las personas, todos los ambientes de la convivencia y todos los pueblos […]».

PAPÁ:     El Evangelio nos relata que cuando los primeros discípulos salieron a predicar, «el Señor colaboraba con ellos y confirmaba la Palabra» […]. Eso también sucede hoy. Se nos invita a descubrirlo, a vivirlo. Cristo resucitado y glorioso es la fuente profunda de nuestra esperanza, y no nos faltará su ayuda para cumplir la misión que nos encomienda.

MAMÁ:    ¿Qué vamos a hacer para anunciar la Buena Nueva en la comunidad? ¿Cómo vamos a llevar la Buena Nueva a toda la creación?

 

ORACIÓN Y BENDICIÓN

TODOS/AS: Bendito seas Padre bueno, porque el Señor Jesús, Rey de la gloria, triunfador del pecado y de la muerte, ante la admiración de los ángeles ascendió a lo más alto de los cielos, como mediador entre ti y los hombres y mujeres, juez del mundo y Señor de los espíritus celestiales. No se ha ido para alejarse de nuestra condición humana sino para que tuviéramos la confianza de que lo seguiremos como miembros suyos, al lugar donde él nos precedió como cabeza y principio de todos nosotros.

Padre nuestro

MAMÁ:    Pidamos a Dios su bendición para ir a llevar la Buena Nueva a toda la creación, como nos pide Jesús.

  • Los papás bendicen a sus hijos, diciéndoles: El Señor todopoderoso, en este día en que su Hijo subió al cielo y abrió la entrada de la gloria para que puedan seguirlo los bendiga, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
  • Los hijos bendicen a sus papás, diciéndoles: Ya que creen que Jesús reina junto al Padre, que puedan experimentar con alegría su permanencia entre nosotros hasta el fin del mundo, tal como lo prometió, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
  • Canto final: Id y enseñad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *