La nueva normalidad

Por: Rosa Eugenia García

A pesar del escepticismo de muchos, que no entiendo de dónde, dadas las cifras de muertos e infectados, vivimos un contexto de propagación de una enfermedad viral y lo que toca es ver cómo hemos de vivir esta nueva normalidad.

El sector académico y escolar en medio de un receso que sólo es de ausencia temporal en los espacios institucionales, estamos dándole vueltas al asunto de impartir materias de manera virtual, y si la responsabilidad social ciudadana y la pandemia nos lo permite, con algunos resquicios de presencialidad a fin de desarrollar cursos con estrategias didácticas apoyadas en todas las ventajas que la Sociedad de la Información y del Conocimiento nos brinda.

En el ámbito cotidiano, el de los hogares que resguardan a las familias, la nueva normalidad incluye videollamadas, claro si hay buen internet y equipos para ello, para sentirnos un poco más cercanos de quienes tenemos que cuidar con nuestra sana distancia, gracias al apoyo sensorial de percibir sus imágenes además de los sonidos que llegan a través del teléfono.

En casa la nueva normalidad incluye también el aprovechamiento del tiempo, ése que antes nos hacía falta para leer, cocinar más sano o platicar con nuestros hijos.

Para quienes tienen que salir a trabajar a fin de ganar el sustento cotidiano por su condición de vivir al día, como sucede con muchas familias mexicanas, la nueva normalidad incluye aventurarse al exterior solo para lo indispensable con todos los implementos para cuidar y cuidarse de los demás por un virus que está, pero no se ve ni se sabe quién lleva consigo.

Hoy las condiciones pandémicas ya llegaron a un punto en nuestro país que todos tenemos a un conocido, amigo o familiar que sabemos está enfermo por la Covid 19, y por desgracia, muchos de nosotros ya lamentamos también el fallecimiento de alguien que hoy nos hace falta.

Ante estas circunstancias lo que ética y con humanismo nos queda preguntarnos es qué estamos haciendo nosotros para ser congruentes con las exigencias de una nueva normalidad. Y si no lo hemos hecho hasta ahora, por escepticismo, ignorancia o indolencia, lo que toca es hacer algo y ser parte de la historia de las soluciones y no de los lamentos.

Rosa Eugenia García Gómez

Coordinadora de la Licenciatura de Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *