El compromiso continúa

Quinto Aniversario de la Encíclica ¡Alabado, Seas! Del Papa Francisco

Por: Arturo Bernardino

Este domingo 24 de mayo, se cumplió el Quinto Aniversario de la encíclica ¡Alabado, Seas! (Laudato Si’) del Papa Francisco.

Hace un año, nuestra región sur de Jalisco fue sofocada por intensos incendios que devastaron más de 12 mil hectáreas de bosque en los municipios de Zapotlán el Grande, Sayula, San Gabriel y Tuxpan. Y cuando creíamos que había pasado lo peor, el domingo 2 de junio sucedió la tragedia del desbordamiento del río Salsipuedes en San Gabriel que ocasionó muertes, desapariciones, daños materiales y ambientales.

En este marco de sucesos locales, celebrar el quinto aniversario de la encíclica ¡Alabado,Seas! es la oportunidad de recordar y asumir nuestra tarea y compromiso de reconocer la tierra, el agua y el aire como obra de Dios que exigen cuidado y respeto.

También, es justo y necesario guardar silencio, para traer a nuestra memoria y corazón los pasos dados en el caminar diocesano desde las parroquias y comunidades por vivir el sueño de una conversión ecológica integral, que sea posible y creíble ante el incremento del deterioro ecológico en nuestra región.

“Queremos una Iglesia de hermanos, hijos de un mismo Padre, samaritana y comprometida con el objetivo de que nuestro pueblo salga del hambre, la miseria, las enfermedades endémicas, la ignorancia, la marginación, el desempleo, el descuido irresponsable de la creación y cualquier otra esclavitud indigna de su vocación divina”, expresó el obispo Braulio Rafael el 20 de noviembre de 2009, al entregar el Cuarto Plan Diocesano de Pastoral a los participantes en la séptima Asamblea Diocesana Post-sinodal celebrada en Techaluta.

Contadas pero significativas han sido las actividades, acciones y propuestas emprendidas para investigar y actualizar el diagnóstico de la realidad sobre el deterioro ecológico, desde cada vicaría y parroquia, a partir de esta Asamblea.

Como lluvia de temporal que permea lentamente en la tierra, fue la recepción del sueño del Papa Francisco expresado en su encíclica ¡Alabado, Seas! en nuestra Diócesis porque despertó esperanza y reafirmó los esfuerzos emprendidos en las comunidades.
El Consejo Diocesano de Pastoral animó el estudio de esta encíclica y nombró una comisión responsable de coordinar esta labor. Sin demora, esta comisión presentó el folleto titulado “La ruta de Dios por la Casa Común” como instrumento para promover su asimilación y reflexión en tres etapas: La sensibilización, la concientización y la organización.

En la primera etapa, vivida de septiembre de 2016 a enero de 2018, se animó a las comunidades a reflexionar los temas propuestos en“La Ruta de Dios por la Casa Común”. Se contestaron cerca de mil 647 encuestas realizadas en la mayoría de las parroquias. Se investigó e interpretó la situación y problemática del Agua con el apoyo del Comité ejecutivo del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua del Estado de Jalisco, quienes elaboraron una síntesis y entregaron recomendaciones en favor del cuidado del agua a autoridades y organizaciones sociales.

Celebrar el Quinto Aniversario de la encíclica ¡Alabado, Seas! no sólo debe ser una fecha a recordar, sino un eslabón para continuar -en cada una de las comunidades- el proceso de las etapas de concientización y organización, diseñadas en la “Ruta de Dios” que animan el compromiso de vivir la urgente necesidad y la tarea pendiente de  una conversión ecológica integral.

Arturo Bernardino

Es colaborador de El Puente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *