Yosoy132, solidaridad en tiempos de elección

En el movimiento #Yosoy132 hay muchas causas, pero una en concreto les convoca: “el derecho a información de calidad, transparente y honesta, que no obedezca a intereses políticos o económicos”. #Yosoy132 inició con la protesta de estudiantes de la universidad Iberoamericana en Santa Fe por la visita de Enrique Peña Nieto, candidato del PRI a la Presidencia de México. En respuesta el presidente de ese Partido Pedro Joaquín Coldwell los acusó de intolerantes y de no ser representativos. Entonces131 de estos jóvenes mostraron en un video su nombre, matrícula y credencial de la universidad para rebatirle, para dar la cara y rechazar los señalamientos en su contra y defender así su derecho a la opinión libre y abierta. A ellos se sumaron y solidarizaron otras universidades, y adoptaron la propuesta del ITAM para decir “yo soy 132”.

#Yosoy132 es un movimiento que creció y germinó a lo largo del país en menos de dos semanas, fue la voz de los jóvenes convertida en esperanza. En el marco del proceso electoral que se vive denuncian lo que al país preocupa: que nos falta democracia y no existe la igualdad de derechos, que sufrimos profunda y dolorosamente de la violencia provocada por la lucha contra el crimen organizado mientras los medios masivos de comunicación manipulan y ocultan la información, y que no hay condiciones para la transparencia en las elecciones. Su siguiente convocatoria es para el 10 de junio, en el contexto del segundo debate entre los candidatos a la Presidencia. Su presión contribuyó a que Televisa y Televisión Azteca anunciaran que en esta ocasión sí transmitirán el debate.

Mientras tanto ellos tienen ya una agenda más organizada, saben que deben actuar juntos, no separarse, reunir a cualquier parte del país donde alguien se organice, tener una sola voz pero respetar las voces locales y las necesidades más urgentes. Sin negar su origen (la oposición a que regrese el PRI al poder federal) se distinguen de él y afirman su propia identidad. Muchos los han comparado con los jóvenes de 1968, sin embargo los veo únicos; convocan y debaten a través de Facebook y Twitter, pero saben lo importante que es reunirse y dialogar. Su reto, como todo movimiento social, es evitar ser manipulados y politizados a favor de uno u otro candidato, o divididos por los miedos, la intimidación y la incertidumbre.

Son los jóvenes del siglo XXI, voz de los que no pueden expresarse (niños, obreros, mujeres, migrantes) y de los jóvenes que construirán este país y el mundo. #Yosoy132 nos muestra que México cambia; son la primavera mexicana porque como en el Medio Oriente, le han recordado a los grupos en el poder que tienen voz, y que en el futuro, ya nadie podrá gobernar sin escucharlos.

Publicación en Impreso

Edición: 118
Sección: Contraportada
Autor: Ana María Vázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *