Una puerta a la esperanza

Foro Mundial de Teología y Liberación

El Foro Mundial de Teología y Liberación (FMTL) se llevó a cabo en la ciudad de Dakar, Senegal, del 5 al 11 de febrero del año en curso en las instalaciones del Colegio Sacre Coeur. Contó con la participación de 120 teólogos y teólogas de los cinco continentes.

Esta quinta edición del FMTL tuvo una peculiaridad, a saber: se celebró al mismo tiempo que el Foro Social Mundial (FSM). El objetivo fue insertarse en las actividades del FSM y desde ahí reflexionar teológicamente los grandes problemas, desafíos y posibilidades de transformación que iban presentando las organizaciones sociales de todo tipo ahí presentes. De hecho, los teólogos y teólogas participamos en la gran Marcha de apertura del FSM el día 5 de febrero, y los días 6 y 7 participamos en diversos talleres del Foro. Sin embargo, debido a la magnitud del FSM (75 mil participantes) y a su desorganización, ocasionada en parte por el cambio de autoridades en la sede del evento, tuvimos limitaciones para realizar el objetivo que nos propusimos.

Los ejes temáticos del Foro Mundial de Teología y Liberación, fueron tres: los bienes comunes universales en el horizonte de las tradiciones religiosas; la contextualización de las teologías en clave de liberación en las distintas Regiones del mundo; y la discusión sobre las nuevas tareas, desafíos y posibilidades de las teologías en las regiones. Esto en clave prospectiva.

A grandes rasgos, los aportes del Foro van marcando una trayectoria de pensamiento teológico. Sobre los bienes comunes, la conciencia actual es que hemos cambiado de paradigma. Ya no es la humanidad el centro, la que tiene bienes a su disposición en la tierra, sino que todos los seres y la humanidad habitamos en la madre tierra. Nosotros pertenecemos a la tierra y no la tierra a nosotros. El nuevo paradigma entonces se desplaza de un antropocentrismo a un cosmocentrismo. Y aquí, las distintas tradiciones religiosas, bien interpretadas, nos enseñan a vivir en comunión con la tierra, con todos los seres vivos y con Dios.

En cuanto a la contextualización de las teologías, vimos que no puede ser de otra manera. Esto se debe a las diversas religiones, etnias y culturas y al proceso de globalización. Entonces, entra fuertemente una categoría de pensamiento que es la historicidad. Aquí nacen las teologías contextuales: feministas, de la salud, lo ecológico, de lo afro, de lo indígena, de la tierra, del diálogo ecuménico e interreligioso, del cuerpo, entre otras.

Por último, en cuanto al tercer punto, las nuevas tareas de las teologías en clave de liberación, vimos que éstas van a ir de la mano con los desafíos para las Iglesias y para las religiones en cada región del planeta.

En África, nuestra cuna como humanidad, está candente el tema de la salud, debido al SIDA, que es una pandemia del continente negro. En China, Europa, América del Norte, se siente fuerte la globalización. Ahí está el desafío de combinar lo local, con las grandes luchas que ayuden a la liberación en un contexto capitalista neoliberal, globalizado y de exclusión. Oímos: “Hong Kong es una ciudad global”. ¿Qué significa esto? Y ahí ¿Qué papel tienen las religiones, las Iglesias, las teologías?

Si el mundo es una aldea global: ¿puede haber una teología planetaria? Una buena teología parte de una comunidad de fe. ¿Es esto posible a nivel planetario? En América Latina y el Caribe las teologías deberán transitar por lo indígena, lo afro, la migración, la equidad de género, la pobreza, la exclusión.

Una palabra de esperanza
Detrás de la realización del Foro Social Mundial y del Foro Mundial de Teología y Liberación, hay un movimiento de esperanza. El lema del FSM: “Otro mundo es posible”, expresa muy bien las ansias de un nuevo amanecer donde la vida tenga la última palabra.

La reflexión teológica parte de la vida donde está lastimada, golpeada, herida, puesta al lado del camino. Los cristianos tenemos el ejemplo de Jesús de Nazaret: ser buenos samaritanos y preocuparnos de toda enfermedad y dolencia. La vida, entonces (y la vida amenazada), se constituye en el punto de partida necesario para toda reflexión de fe que sea responsable con la historia.

¿Qué expresa el Foro Mundial de Teología y Liberación?
El intento de estar dentro del FSM expresa una responsabilidad con la historia. El FSM es una plataforma donde confluyen muchos pensamientos, luchas, etnias, lenguas y creencias, en la búsqueda de una vida digna para el planeta, para el ser humano y para todos los seres de la creación. No cabe duda que, el Foro Mundial de Teología y Liberación, abrió muchas perspectivas que deberán ser trabajadas en los próximos años.

Publicación en Impreso

Número de Edición: 107
Autores: Ventana desde la fe
Sección de Impreso: Pbro. Juan Manuel Hurtado López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *