Los ganadores y los perdedores en la contienda

El pasado domingo primero de julio se realizaron las elecciones federales y estatales. De nueva cuenta generaron una coyuntura de conflicto y confrontación ante una elección que sembró dudas en cuanto a la equidad y la legitimidad del proceso electoral. Los resultados de la contienda han propiciado una serie de movilizaciones sociales que condenan la manera cómo se desarrollaron los comicios, y que demandan mayor democracia en la vida política del país.

Para comprender mejor el momento político por el que pasa el país, vale la pena conocer los resultados de la elección y con ello prefigurar un poco lo que viene para los próximos seis años.

Resultados de las elecciones

En lo referente al ámbito de los comicios federales, el ganador hasta antes de los procesos de impugnación de la elección fue el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, que con una ventaja de un poco más de seis puntos porcentuales, derrotó a su más cercano contendiente: Andrés Manuel López Obrador de la coalición de las izquierdas (PRD, PT y Movimiento Ciudadano). La abanderada del PAN, Josefina Vázquez Mota quedó en tercer lugar, con lo cual concluyen 12 años de gobiernos federales en manos del blanquiazul. En la siguiente gráfica se muestran los porcentajes de los resultados de la elección presidencial.

En lo referente al Congreso de la Unión, en ninguno de los dos casos el Revolucionario Institucional alcanzó la mayoría absoluta (50 por ciento más uno). En el caso de la Cámara de Senadores, Acción Nacional se configura en segunda fuerza después del PRI y la coalición de izquierda se quedó en la tercera posición, a continuación se muestra la composición de la Cámara Alta.

En lo que respecta a la Cámara de Diputados, el tricolor tiene la mayor parte de los legisladores y si hace alianza con el Partido Nueva Alianza obtiene la mitad de los votos de legisladores. En este caso la coalición de izquierda se configuró como la segunda fuerza con 136 diputados, seguido del PAN con 114 escaños. A continuación se presenta cómo estará compuesta la Cámara Baja. Es importante resaltar que para que exista una reforma constitucional, el PRI debe aliarse con todos los legisladores panistas y además convencer a diputados de la coalición de izquierda.

También el domingo primero de julio se disputaron seis gubernaturas de las cuales el PRI obtuvo tres, el PRD otras tres y el PAN sólo retuvo el estado de Guanajuato.

Algunas de las conclusiones preliminares que podemos deducir de estos resultados es que la mayor parte de la población castigó al PAN otorgándole a otros partidos su voto y mandando a Acción Nacional a tercera fuerza política (salvo en el caso de las senadurías). El gran derrotado en estas elecciones fue el blanquiazul. La segunda conclusión es que aunque la coalición de izquierda no ganó la presidencia, los avances electorales que tuvo son muy significativos y la colocan como la segunda fuerza electoral a nivel nacional. Y por último un importante sector del electorado hizo voto diferenciado, es decir, no depositó en un solo partido político el poder formal. Tendremos un Congreso dividido y con la necesidad de negociar con todas las fuerzas políticas y con todos los poderes de la Unión para llevar adelante sus iniciativas.

Elecciones en el estado Jalisco

El proceso electoral en el estado de Jalisco fue una copia del proceso federal. En la elección de gobernador Aristóteles Sandoval se erigió como el ganador, seguido de Enrique Alfaro (quien tuvo una destacada campaña), y en un lejano tercer lugar se ubicó el candidato panista Fernando Guzmán. También en la entidad el primero de julio marcó el fin de 18 años de gobiernos estatales en manos de Acción Nacional. A continuación los porcentajes de los resultados.

En el Congreso Local el PRI no pudo obtener la mayoría y de acuerdo los cálculos de las autoridades electorales, la segunda fuerza en el Poder Legislativo es el PAN, seguido del Movimiento Ciudadano. Enseguida se muestra la composición del Congreso de Jalisco.

En lo que respecta a la elección de munícipes en el estado, encontramos que el PRI ganó la inmensa mayoría en cuanto al número de presidencias municipales en disputa, aunque el resultado fue un poco más equilibrado si lo observamos desde la importancia política de los ayuntamientos ganados. A continuación se muestra una gráfica sobre el número de municipios ganados y luego un cuadro sobre cómo se distribuyeron las presidencias municipales de mayor importancia sociopolítica y económica en la entidad.

Resultados en los municipios de mayor importancia en el estado.

En los municipios del sur de Jalisco también el Revolucionario Institucional ganó la mayor parte de los ayuntamientos. Enseguida se muestran los resultados.

Algunas de las conclusiones que podemos obtener de las elecciones locales son que el PAN fue seriamente castigado por el electorado del estado, que lo mandó a tercera fuerza electoral, tanto en la elección de gobernador, como en la disputa por los ayuntamientos. El blanquiazul experimentó su peor revés electoral en casi dos décadas.
El PRI se erige como la mayor fuerza política de Jalisco, sin embargo tendrá un importante contrapeso, tanto en el Congreso Local, como en algunos ayuntamientos que revisten particular importancia. Por primera vez en la historia de Jalisco un partido político de izquierda logra estar en la segunda fuerza electoral en el estado, además con una presencia importante en la legislatura estatal y con el control de varios municipios de gran peso político y económico.

El proceso electoral dejó muchas dudas. En la siguiente entrega haré una ponderación sobre los resultados y los retos que nos dejó el pasado proceso electoral a los que seguimos en la arena ciudadana.

Publicación en Impreso

Edición: 119
Sección: A tiempo con el tiempo
Autor: Jorge Rocha Quintero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *