La muerte de Chávez

Hugo Chávez ha muerto y con ello se pone fin a un mito que hay que leer acumuló en una única figura, en el que era imposible creer en la democracia y sobre todo, donde no había espacio para críticas. Para entender mejor esta parte del mito es necesario recordar todas las manifestaciones de la oposición en Venezuela, el control gubernamental a los medios de comunicación o ver uno de tantos programas de “Aló Presidente” en donde cada semana por más de 4 horas, se refrendó el culto a la personalidad del líder venezolano.

MILES DE PERSONAS AGUARDAN EN FILA PARA LLEGAR AL FÉRETRO DE CHÁVEZ

Por otro lado, también termina el mito de la resistencia venezolana frente al orden internacional capitalista y dominante. Se observa complicado que el nuevo gobierno, en caso de ser chavista, pueda sostener el proyecto de la autonomía para gestionar los propios ingresos y repartirlos entre la población más necesitada a través de programas sociales; de frenar los intereses egoístas de las corporaciones frente a las necesidades colectivas del pueblo, y dar fin a la subordinación económica a intereses extranjeros que somete a las necesidades nacionales. Se fue una figura que inspiró a muchos a cuestionar la jerarquía internacional y sirvió de amalgama para que otros dirigentes se opusieran a la potencia y hegemonía estadounidense y que fueron calificados de autoritarios, antidemocráticos y tiranos.

La muerte de Chávez nos debe invitar a seguir investigando ¿Cómo interpretó y puso en práctica el sueño bolivariano de la América unida? ¿Cuál va a ser su legado en el largo plazo? ¿Qué pretendía al acercarse a los presidentes de Irán, Siria, China y otros regímenes autoritarios?. Habrá que seguir de cerca la transición del poder, ya que por primera vez en 15 años existe la posibilidad de que la oposición regrese a la presidencia.

Se presenta una segunda oportunidad para Henrique Capriles para contender por la presidencia y éste no ha perdido tiempo, ya comienza a capitalizar las ventajas de la partida de Chávez, especialmente marcando diferencia entre Maduro y Chávez, además de cuestionando la forma en que se ha dado la transición frente a la ausencia del Comandante. Será hasta pasado el proceso electoral que podremos analizar si prevalecen las virtudes del chavismo, ya sea que triunfe la oposición o que continué Maduro en el poder.

Publicación en Impreso

Edición: 126
Sección: Miradas
Autor: Carlos Cordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *