El Puente

Diócesis de Ciudad Guzmán, Jalisco, México

La influencia del mundo

Los retos internacionales del próximo presidente y las amenazas de intervención

México forma parte del grupo selecto de las 20 economías más fuertes del mundo. Y por esta razón, las elecciones en nuestro país no pasarán inadvertidas a nivel internacional.

Por: Carlos Cordero y Citlalli Cárdenas

Cuando se analizan los procesos electorales, pocas veces se observa la influencia del entorno internacional sobre la política local. En el mundo contemporáneo, la red de relaciones generadas por el proceso globalizador de los últimos 200 años nos impiden pensar que en los procesos electorales no exista una influencia o por lo menos una tensión internacional a un proceso político nacional; y esta influencia será mayor en la medida en que los países tengan una participación mayor en la economía internacional o bien en el mundo de la política mundial.

México no es la excepción. Aunque la desigualdad y la mala distribución de oportunidades al interior del país han generado contrastes radicales en la economía de las familias mexicanas, en su conjunto, la producción mexicana tiene una relevancia considerable para el resto del mundo. Según el Fondo Monetario Internacional, en abril del 2017 México se colocó como la economía número 16 a nivel mundial, en función del valor total de su producción anual. Esto es, México forma parte del grupo selecto de las 20 economías más fuertes del mundo.

Por ello es necesario considerar el contexto internacional para comprender mejor lo que estará en juego en las próximas elecciones presidenciales, pues actualmente México es uno de los países más globalizados del mundo y el proyecto político del próximo presidente debe considerar este elemento.

Los retos a enfrentar: TLCAN, el Muro y Trump

México tiene frente de sí un gran reto: el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Si bien este acuerdo internacional no ha traído los beneficios prometidos a muchas familias, el acuerdo se erige como una de las áreas de libre comercio más importantes del orbe.

5

Entre los socios comerciales de este acuerdo se intercambian 108 millones de dólares cada hora (Milenio 15/08/2017). En estos momentos el acuerdo se encuentra en un proceso de renegociación que tensiona el proceso electoral, pues el presidente de Estados Unidos, ha amenazado con derogar el acuerdo argumentando que su país no saca suficiente provecho.

Esta amenaza genera incertidumbre para las inversiones internacionales localizadas en México, quienes son las mayores beneficiarias del acuerdo ya que a través de México pueden acceder al mercado estadounidense, pues si Estados Unidos abandona el acuerdo, la economía mexicana dejará de ser atractiva para la inversión internacional, y con ello se ponen en riesgo muchos puestos de trabajo en el país.

Por otro lado, el siguiente presidente de México tendrá que tener un plan de acción para lidiar con las políticas migratorias de Trump, quien no ha dejado de amenazar con deportaciones masivas y el término de programas de ayuda asocial para los “dreamers”. El próximo presidente de México, tendrá que ser muy hábil en términos de negociación diplomática para lidiar con la inexperiencia de Trump a este respecto.

Las amenazas: Facebook, la trama rusa y Cambridge Analytica
Pero la principal amenaza que enfrenta el proceso electoral mexicano tiene que ver con una de las prácticas más relevantes para la población: el diálogo a través de las redes sociales. En Estados Unidos y Europa, durante los últimos meses, se ha puesto al descubierto la influencia de compañías en las redes sociales con la intención de incidir en la percepción de la población sobre los candidatos en procesos electorales.

Tanto la elección de Trump en 2016, como el triunfo del BREXIT, han estado vinculados a la tergiversación de información en redes sociales. Esto quedó al descubierto cuando en marzo fue llamado a declarar Mark Zuckerberg, propietario de Facebook, pues el FBI descubrió que la empresa Cambridge Analytica utilizó información de alrededor de 50 millones de perfiles de Facebook para difundir noticias falsas en los procesos electorales de Estados Unidos y el BREXIT.

El escándalo ya ha salpicado a México, pues la empresa ha reconocido abiertamente que tiene vínculos con algunas de las principales operadoras de comunicación política del país, específicamente con empresas ligadas al PRI (Forbesméxico 30/03/2018).

En Estados Unidos y la Unión Europea las investigaciones sobre este asunto apuntan a Moscú, pues argumentan que Cambridge Analytica trabaja para los servicios de inteligencia rusos, y que su influencia en el caso del BREXIT y Trump, tuvo como objetivo debilitar a las potencias occidentales para fortalecer el liderazgo ruso en el escenario internacional. En este sentido, hay analistas que afirman que esta empresa podría influir en las elecciones mexicanas para debilitar las relaciones entre EUA y México.

Según el propio Facebook, en México existen más de 60 millones de cuentas, y de ellas 37 millones presentan actividad diaria, lo que hace de esta red social una herramienta de socialización política muy poderosa en nuestro país, y por ello también, susceptible a generar desinformación como ya lo ha dejado de manifiesto el caso de Cambridge Analytica.

Las propuestas en política exterior

Es necesario conocer las propuestas en materia de política exterior de los candidatos a la presidencia de la república. A este respecto, no existe una línea de acción conjunta entre los cuatro candidatos a la presidencia, y en algunos casos, sus ideas y propuestas no están unificadas dentro de los distintos medios de información de su mismo partido.

Por ejemplo, Margarita Zavala, al no pertenecer a ningún partido, no cuenta con plataformas oficiales para dar a conocer sus propuestas, salvo su propia página dónde se pueden observar los tres principales ejes para la relación de México con el mundo: defender a México de las amenazas de EU y proteger a los mexicanos que viven en el extranjero, mediante alianzas que fortalezcan la relación bilateral; fortalecer el liderazgo del país y su participación con respecto a América Latina; y asumir el liderazgo en temas globales actuales como “la defensa de la democracia, el medio ambiente, el libre comercio y los migrantes y los refugiados, así como en el combate al crimen transnacional organizado y la violencia”.

Por otro lado, José Antonio Meade, cuyas propuestas en política exterior no son claras: la página oficial del candidato presenta propuestas generales sin acciones concretas, y no se menciona nada respecto al exterior; en el documento oficial presentado al INE, se exponen 13 rubros a tratar, pero analizando a detalle el contenido de estos, se aprecia que son las mismas líneas de acción presentadas por la coalición en 2015, ajustado a los sucesos actuales.

Por ende, la única información confiable sobre lo que propone la coalición para el siguiente sexenio en una imagen publicada en la cuenta oficial de Twitter de Aurelio Nuño el pasado 18 de enero, donde destaca la protección a los migrantes, fomentar la inversión, el turismo y comercio hacia Europa, Asia Pacífico y Medio Oriente; reformar la cooperación internacional en materia educativa, tecnológica, cultural y científica; así como fortalecer nuestra figura de líderes hacia América del Norte y Sur.

Ricardo Anaya, por su parte, ha buscado unificar su plataforma electoral con sus propuestas de campaña, redirigiendo desde su página oficial a la plataforma al seleccionar “propuestas”. Los tres puntos principales que busca atender Anaya son: recuperar con dignidad el lugar de México en el mundo; entablar una relación de respeto con Estados Unidos, defendiendo la soberanía del país y defender los intereses de los mexicanos; y no aceptar que México pague la construcción del muro fronterizo.

Finalmente, el líder de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, ha sido el más comunicativo respecto a sus propuestas tanto internas como hacia el exterior. En primer lugar, Héctor Vasconcelos, a quien propone como secretario de relaciones exteriores para su administración, ha dado varias declaraciones del regreso a la política exterior tradicionalista, basada en máximas como la no intervención; además AMLO ha declarado que enfocará su política exterior en combatir los problemas de la migración, la creación de una zona estratégica comercial en el norte y entablar un diálogo multilateral de cooperación hacia regiones específicas de Europa, Asia, Medio Oriente y América en general. Esta información puede ser revisada más a detalle en la página Proyecto18; o de igual manera en su Plataforma Electoral para su proyecto de nación 2018-2024.

En lo que respecta a la renegociación del TLCAN, Margarita ha declarado su opinión respecto a la importancia del tratado y su actualización a la coyuntura internacional; Meade ha opinado en varias ocasiones que no cree necesaria una renegociación, o la existencia de un tratado en sí; Anaya y López Obrador están ambos a favor de la renegociación y han tomado acciones concretas como el nombramiento de Jesús Seade Kuri como el encargado de la negociación si Morena gana las elecciones, y la creación de una estrategia conjunta México-Canadá por parte del panista.

Parece que el juego electoral del 2018 enfrentará tensiones considerables del entorno internacional, especialmente respecto de la coyuntura del gobierno de Trump, que amenazan a la continuidad del TLCAN, tratado que sostiene buena parte de la economía mexicana.

La injerencia internacional en procesos electorales, será la otra gran sombra que podría nublar el proceso electoral mexicano, pues el contexto de desesperanza y de hartazgo de la población, torna vulnerable al electorado mexicano que se debate entre lo mismo de siempre: elegir sin opciones.

Esta entrada fue publicada el 09 de mayo de 2018 a las 12:29 pm en la categoría Papel y tinta. Puedes seguir los comentarios a través del feed RSS 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *