La experiencia de ser padre

En México y otros países latinoamericanos el tercer domingo de junio se celebra el “Día del Padre”. La idea de celebrar al papá, ocurrió en 1909, cuando una mujer estadounidense llamada Sonora Smart Dood, quiso rendirle homenaje a su padre que enviudó y desde entonces se hizo cargo de la crianza de sus hijos, cumpliendo el doble papel de padre y madre.

En México esta celebración comenzó a generalizarse en las escuelas hacia la década de 1950. Hoy este festejo se han convertido en una fiesta de consumo, patrocinada por las grandes cadenas comerciales. Aun así, en muchos hogares de México, el “Día del Padre” es una ocasión para la reunión familiar y para el reconocimiento a los papás, abuelos o padrastros. Las familias se organizan para preparar algún platillo, se les entregan regalos o simplemente se procura que ellos pasen un rato agradable en compañía de los hijos, nueras y nietos.

128. Página Viva. Padre_Foto01

La paternidad es concebida tradicionalmente como un ejercicio de autoridad y provisión en el hogar. Asimismo, se considera un requisito para la filiación que da nombre y apellidos a los hijos. A partir de los años cincuenta, algo ha cambiado de esa visión tradicional. Actualmente, muchos papás buscan participar de manera más activa en la crianza y educación de sus hijos.

Experiencias encarnadas en la vida de algunos papás

Sergio Cervantes Ramos vive en Ciudad Guzmán, es papá de Cecilia que tiene 12 años y Yolanda que tiene 14 años. Cecilia estudia la Primaria y Yolanda cursa la Secundaria. El apoyo que Sergio les brinda a sus hijas es económico y en sus estudios para que ellas puedan alcanzar sus metas en la vida. Cuando se presenta algún problema, el diálogo es la mejor estrategia que hasta ahora le ha funcionado. Sergio recomienda a los papás, que siempre apoyen y acompañen a sus hijos.

José de Jesús Gómez es un abogado joven que tiene pocos años de vivir la experiencia como padre. Actualmente es papá de Danielita que tiene seis años y Emilio que apenas cumplió 10 meses. Los momentos más difíciles que vivió como papá, fue cuando se enfermó Danielita y tuvieron que hacerle dos cirugías. José de Jesús dijo: “ser papá le da una enorme satisfacción pero sabe también, que esto representa un gran compromiso con sus hijos”. Por último, José de Jesús recomienda a los papás que: “amen a sus hijos, así como los desearon desde antes que nacieran”.

Marco Antonio Orozco Monroy es profesor y directivo de una escuela Secundaria. Tiene tres hijos: Anahí de 19 años, Marco Antonio de 24 años y Cinthia de 27 años. Los dos mayores ya son profesionistas. La más chica todavía no termina su carrera. Como papá, Marco Antonio siempre ha apoyado a sus hijos incondicionalmente y cuando surge algún problema, los invite a que razonen y busquen ellos mismos la solución. Agregó: “pero si tengo que intervenir, los apoyo con mi orientación y sugerencias”.
Marco Antonio se siente satisfecho como papá, de haber logrado que sus hijos le tengan confianza y de que ellos sepan que cuentan con alguien que siempre los apoyará. Marco recomienda a quien aspire ser papá: “prepárense para ser padres, y si no lo están, háganlo”.

Roberto Ruiz García tiene 69 años, nació en Teocaltiche y actualmente vive en Aguascalientes. Trabajó muchos años en una fábrica de sombreros. Hoy ya está pensionado. Pero ante la difícil situación económica que vive el país y para tener un ingreso adicional, ahora trabaja como velador. Es padre de seis hijos: María de Lourdes, Francisco, Cecilia, Saúl, María Guadalupe y María de Jesús. Francisco y María de Jesús viven en Estados Unidos. Tres de ellos estudiaron hasta la preparatoria y cuatro son casados. A pesar de que los problemas nunca faltan en las familias, don Roberto dijo: “la relación con mis hijos siempre ha sido excelente. Lo más difícil lo viví cuando me accidenté y duré año y medio discapacitado. Mi familia vivió una situación precaria”. Para don Roberto no ha sido difícil ser papá, porque siempre cuenta con el apoyo de su esposa. La enseñanza que recibió de sus padres es ser honesto, decir la verdad, ser justos y trabajar honradamente. Don Roberto recomienda a los padres: “que tengan mucho cuidado en la educación de sus hijos, que no los encubran ni cierren los ojos ante las actitudes negativas”.

Ser padres responsables no sólo es darles cosas materiales a los hijos. Es acompañarlos, formarlos, educarlos, amarlos, respetarlos, enseñarlos a tomar decisiones y que sepan hacer buen uso de su libertad.

Publicación en Impreso

Edición: 128
Sección: Página Viva
Autor: José Luis Ruiz Baltazar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *