Hacer una política evangélica

“La democracia se hace todos los días con la participación ciudadana y la construcción de la ciudadanía, por lo que no basta con dar el voto”

Por: P. J. Lorenzo Guzmán J., Párroco de Huescalapa

La segunda vicaría pastoral se reunió en Usmajac, el 10 de enero. Además de los sacerdotes y laicos de las parroquias de Sayula, San Andrés Ixtlán, Unión de Guadalupe y Usmajac, estuvo presente el Señor Obispo Óscar Armando Campos Contreras.

Encontrar a los jóvenes para acompañarlos es el desafío (Foto J. Lorenzo Guzmán J.) (4)

La oración de inicio estuvo ubicada en el contexto del Sínodo sobre los Jóvenes, que se efectuará en octubre del presente año. Se ocupa “encontrar el rostro de los jóvenes en esta Iglesia particular, sobre todo para saberlos acompañar”, explicó el P. Omar Meza.

Entre los rostros de la juventud con los que hay que encontrarse se señalaron: alcoholizados, incomprendidos, marginados, campesinos, drogadictos, halcones, desencantados, inconformes, solitarios, deportistas, grafiteros, inteligentes, obreros, entusiastas, madres solteras, no valorados, solidarios, valientes, emprendedores, aventureros, soñadores, estudiantes.

Teniendo de frente la coyuntura electoral de este año, la Asamblea reflexionó sobre el papel de los cristianos en las elecciones próximas. Se coincidió en dos cosas: una, poner esperanza en medio del hartazgo por la situación y la política; la otra, informarnos y formarnos correctamente. “Hay que hacer una política evangélica, es decir, en la que los criterios sean los del Evangelio”, comentó el P. José Sánchez.

En su intervención, el Obispo señaló que nuestro interés debe ser el bien común. “La democracia se hace todos los días con la participación ciudadana y la construcción de la ciudadanía, por lo que no basta con dar el voto”.

Respecto a la evaluación del 4º Plan Diocesano de Pastoral, Unión de Guadalupe y Usmajac dijeron que ya terminaron de evaluar las dos prioridades en lo social (vida digna y ecología), mientras que San Andrés y Sayula están por comenzar la del Cuidado de la Creación.
Al final de la Asamblea, Campos Contreras agradeció que se reunieran como Iglesia, lo que favorece la dimensión comunitaria y el caminar en la misión, invitó a tomar muy en serio el trabajo con los jóvenes y a fortalecer la oración, la formación y la acción organizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *