El eje migratorio en las elecciones de Estados Unidos

El 2012 es considerado el año electoral debido al número de elecciones alrededor del mundo. Son 16 países que enfrentan renovación de poderes. México forma parte de esta lista. Otro de los procesos electorales que sin duda tendrá relevancia en este país es el que se llevará a cabo en Estados Unidos, debido a la importancia de las relaciones comerciales y políticas con México.

El próximo 6 de noviembre tendrá lugar la elección de presidente en Estados Unidos (EU). Los candidatos a dirigir al país de las barras y las estrellas son el republicano Mitt Romney y el actual presidente de EU, Barack Obama representante del Partido Demócrata, quien busca su reelección.

Las propuestas presentadas por ambos candidatos tienen diferencias en cuanto a los planes de acción y los ideales que dan forma a cada partido, pero son marcadas por la inclinación a temas de seguridad nacional y desempleo. Esto resulta evidente al ser áreas que necesitan mayores reformas. Otra de las variables que desde las elecciones del 2008 ha resultado de gran importancia es el tema de los latinos y la migración a EU.

La migración no solo tiene importancia por el porcentaje de personas que viven legal e ilegalmente en el país vecino, sino que se relaciona directamente con los temas eje de las propuestas de los candidatos a presidente: seguridad nacional, educación y desempleo.

Ambos candidatos mantienen una postura abierta a la migración legal, sus propuestas apuestan por una reestructuración en el proceso de trámite de residencias temporales y también definitivas, de manera que se impulse la migración de personal capacitado en distintas áreas, especialmente ingenierías y medicina. Por otro lado la migración ilegal se torna desafiante para los candidatos, mantienen una postura cerrada frente al flujo de migrantes, a la vez que sostienen el fortalecimiento en el control de la frontera con México.

Las propuestas de Romney

El candidato a la presidencia por el Partido Republicano Mitt Romney, basa sus propuestas en el tema migratorio en torno al fortalecimiento de la seguridad en la frontera. Según su página oficial de internet, el sistema de migración necesita ser reparado pues actualmente la debilidad de la infraestructura fronteriza permite la entrada de migrantes ilegales a EU, entre ellos miembros de los carteles del narco y terroristas.

Su propuesta se mantiene firme a favor de la disminución de la migración ilegal. Lo que supone aumentar el control y la seguridad en la frontera con México, además que pretende eliminar los trabajos remunerados para todos aquellos migrantes ilegales que, según sus afirmaciones, no tienen la capacitación suficiente para trabajar en el país.

Su postura anti-migrantes ilegales fue clara durante su mandato como Gobernador de Massachusetts, pues cuando estaba en el cargo se opuso a entregar licencias de manejo a los migrantes ilegales. Además vetó en dicho estado los beneficios de matrícula para los migrantes ilegales. Más tarde se opuso a los mismos beneficios a nivel nacional a través de voto en contra a la ley llamada DreamAct.

A pesar de lo anterior el plan de desarrollo de Romney propone aumentar el número de visas temporales y permanentes para los estudiantes y trabajadores mejor capacitados, todo ello con el fin de lograr un mayor desarrollo tecnológico.

Según la propuesta de Romney el actual sistema de visas y residencias obliga al gobierno estadounidense a enviar a la gran mayoría del total de 300 mil estudiantes extranjeros de regreso sus países de origen, es por ello que considera una reformulación en el sistema migratorio debe ser hecha.

La reelección de Obama

El proceso electoral a llevarse en noviembre próximo, representa la única oportunidad de Barack Obama, actual presidente de EU, para reelegirse. El tema migratorio, desempleo y seguridad nacional marcan la base de las propuestas del candidato que a pesar de las críticas que ha recibido por la falta de resultados en su mandato, presenta una forma de continuar el trabajo realizado, al mismo tiempo que pretende ser un nuevo comienzo para lograr las reformas que hasta el momento se han quedado sin resolver.

La base de sus políticas migratorias gira en torno a los estudiantes extranjeros que viven en EU, según Obama no es justo enviar a los estudiantes extranjeros capacitados e inteligentes que pueden hacer grandes aportaciones al país, una vez que han terminado sus estudios.

De acuerdo al perfil del candidato, su propuesta gira en torno a reestructurar el sistema migratorio, de manera que proteja a los hijos de migrantes nacidos en EU y a estudiantes que por su desempeño son valiosos para el país. Además expone la urgente necesidad por una reforma migratoria que asegure la frontera y castigue a quienes explotan la mano de obra ilegal.

Otro de los ejes de su propuesta es el derecho a amnistía de los migrantes, es decir otorgarles a los casi 12 millones de migrantes ilegales el status de ciudadanos estadounidenses. A pesar de lo anterior, en el 2011 la administración de Obama deportó a casi 400 mil migrantes, lo que supuso un nuevo record en cuanto al número de deportaciones hechas en las historia del país.

Debido a que esta es la segunda campaña del presidente Obama las críticas al trabajo realizado en los cuatro años de su mandato ha girando en torno a la falta de una reforma migratoria comprensiva e incluyente. De acuerdo a la página oficial de Mitt Romney, Obama no cumplió con las promesas hechas durante su campaña en 2008, en las que dijo que durante el primer año de su mandato fortalecería las políticas en torno al tema de la migración ilegal, además de mejorar el sistema de visas temporales con el fin de incrementar el número de migrantes legales.

De la teoría a la práctica

Si bien las propuestas de ambos candidatos muestran algunas similitudes, de acuerdo a expertos en tema políticos, las propuestas del candidato republicano Mitt Romney suponen mayor firmeza en cuanto a la solución del problema migratorio ilegal. De hecho esta parte de su proyecto político se compone de más propuestas en contra de la migración ilegal, que el número de propuestas para incentivar y fortalecer la migración legal hacia EU.

Por su parte las propuestas de Barack Obama, si bien parecen más positivas y amigables para los migrantes ilegales, en la práctica han sido criticadas por su falta de claridad. Además que su plan para lograr la tan buscada reforma migratoria, es un reciclado de su campaña lanzada en 2008.

Las diferencias entre ambas propuestas se pueden observar mejor en temas como el otorgamiento de la ciudadanía estadounidense a los migrantes ilegales, además que ambos se mantienen en esquinas contrarias cuando se trata de reforzar el patrullaje y control sobre la frontera con México.

Hasta el momento ambos candidatos se han mostrado a favor de una reforma en el sistema migratorio legal. Pero se mantienen firmes contra la migración ilegal, pretenden disminuirla a través de sanciones a los empresarios que contraten mano de obra ilegal.

Solo queda esperar a noviembre para saber el resultado del proceso electoral, es decir conocer el futuro de la reforma migratoria, el incremento o disminución de leyes y beneficios para los latinos y otros grupos de migrantes ilegales. Sea cual sea el resultado, éste tendrá algún efecto en la relación con México que, a su vez, enfrentará el mismo proceso unos meses antes.

Publicación en Impreso

Edición: 118
Sección: Reflejo Internacional
Autor: Miguel Castro Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *