Guía para la celebración dominical en familia (3 de enero de 2021)

Les compartimos una guía para la celebración dominical en familia, para el 3 de enero, fiesta de la Epifanía del Señor.
¡Feliz año 2021!

Buscar, encontrar y testimoniar a Jesús

Celebración dominical de la Palabra en familia – Domingo de la Epifanía del Señor – 3 de enero de 2021

Parroquia de Santo Niño Milagroso, en Huescalapa, Jal.


  • Hacer la celebración junto al Nacimiento. Tener la Biblia abierta en Mt 2,1-12, el cirio encendido y flores. Una estrella para cada miembro de la familia; algunos plumones o lapiceras.

 

INICIO

CANTO: Los Reyes Magos (Mt 2,1-12).

(Se puede encontrar y descargar en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=oMDAZBnCXYUc).

PAPÁ:     Este domingo celebramos la fiesta de la Epifanía, a la que ordinariamente le llamamos de los Santos Reyes o de los Reyes Magos. Epifanía significa manifestación. Con nuestra celebración dominical de la Palabra vivida en familia, debido a la pandemia de Covid-19, nos mantenemos unidos a las familias y comunidades que también están celebrando el Día del Señor.

MAMÁ:    Iniciamos En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Vamos a comenzar nuestra celebración, que es la primera de este año 2021, pidiéndole perdón a Dios, porque sabemos que Jesús vino para todos los pueblos y nosotros poco lo buscamos para estar con Él, para escucharlo y dar testimonio de Él (En silencio, cada quien pide perdón a Dios).

PAPÁ:     Tú que te has manifestado a los pueblos: Señor, ten piedad.

TODOS/AS: Señor, ten piedad.

MAMÁ:    Tú que te has desposado con tu Iglesia: Cristo, ten piedad.

HIJOS/AS: Tú que en el Jordán te manifestaste como el Hijo muy amado: Señor, ten piedad.

 

PALABRA DE DIOS

PAPÁ:     San Mateo nos ofrece el acontecimiento de la manifestación de Dios, hecho Niño, a todos los pueblos de la tierra, representados en los magos o sabios de oriente. Pongamos atención.

  • Uno de los hijos toma la Biblia del altar y lee Lc 2,1-12 (Nota: si es necesario se lee otra vez).

Volvamos al texto del evangelio: ¿Quiénes se presentaron en Jerusalén? ¿Qué llegaron preguntando a Jerusalén? ¿Por qué fueron a buscar al rey de los judíos? ¿Cómo reaccionaron Herodes y toda Jerusalén al escuchar esa pregunta? ¿A quiénes convocó? ¿Para qué los reunió? ¿Dónde tenía que nacer el Mesías? ¿Qué oficio tendría el jefe salido de Belén? ¿Qué pidió Herodes a los magos? ¿Quién los guio hasta donde estaba el Niño? ¿Qué experimentaron al ver la estrella? ¿Qué vieron al entrar en la casa? ¿Qué hicieron enseguida (tres cosas)? ¿Qué se les advirtió en sueños? ¿Y qué hicieron al oír la advertencia?

MAMÁ:    Los magos o sabios de oriente representan a todos los pueblos de la tierra. Dios, que se hizo Niño en Jesús de Nazaret, ve por todas las personas, no sólo por las de su pueblo elegido. A diferencia de nosotros, no hace distinción de pueblos, culturas, religiones, preferencias, partidos políticos, pues quiere que todos los humanos se salven. Por eso se reveló a los magos y lo hizo de una manera sencilla: en un recién nacido de una familia pobre.

Para llegar hasta el Niño, los magos se dejaron conducir por una estrella. Siempre hay personas que dan razón y llevan por el camino que conduce hasta Jesús. Es necesario reconocerlas, escucharlas, dejarse conducir por ellas y, después, servir de estrellas para que otras personas también se encuentren con Él y se conviertan en testigos suyos.

¿Quiénes nos han ayudado a buscar y encontrar a Jesús? ¿Qué vamos a hacer para convertirnos en estrellas que conducen a otros hasta Jesús?

 

ORACIÓN Y BENDICIÓN

PAPÁ:     Como respuesta al evangelio, elevemos nuestra oración de alabanza a Dios.

TODOS/AS: Te damos gracias, Padre bueno, porque tú te muestras de una u otra forma a quienes te buscan, porque quien te busca, te encuentra. Te alabamos porque te has dado a conocer de manera especial en Jesús de Nazaret, hacia el que caminan los pueblos, aun sin saberlo, porque es aurora, luz del mundo, encarnada en el silencio de la noche. Te bendecimos porque los magos de oriente, y con ellos todos los pueblos de la tierra, te buscaron y encontraron porque se pusieron en camino siguiendo la ruta de la estrella. Ayúdanos a buscar continuamente y a encontrar a tu Hijo Jesús, para convertirnos en testigos suyos.

Padre nuestro

MAMÁ:    Para la bendición, cada quien va a escribir la siguiente frase en una estrella y con ella bendice a otro: Puesto que quieres seguir fielmente a Cristo, que hoy se manifestó al mundo como la luz que brilla en las tinieblas, te haga también luz para tus hermanos.

  • Canto final: Los Reyes Magos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *