Guía para la celebración dominical en familia (10 de mayo de 2020)

Jesús es nuestro Camino
Les compartimos una guía para realizar en familia la celebración dominical de la Palabra, este domingo 10 de mayo. Una oración y felicitación para las mamás.

Jesús es nuestro Camino

Celebración dominical de la Palabra en familia (5º domingo de Pascua – 10 de mayo de 2020)

Parroquia de Santo Niño Milagroso, en Huescalapa, Jal.

 

  • Preparar un camino con la Biblia abierta en Jn 14, 1-12, una imagen de Jesús y el cirio encendido al centro. El letrero: “Jesús es nuestro Camino”.

 

INICIO

CANTO:  Yo soy el camino (Se puede descargar en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=7kgBPY8ga-Q).

 

PAPÁ:      Hoy es domingo, Día del Señor; y 10 de mayo, Día de las Madres. Con esta celebración dominical, unidos a toda la Iglesia y a todas las familias que, en su casa, también están reunidas para encontrarse con la Palabra de Dios, vamos a dar gracias a Dios por la Resurrección de su Hijo Jesús y por la entrega de las mamás a su familia, especialmente la de aquí.

MAMÁ:    Iniciamos nuestra celebración En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Platiquemos: ¿Para qué es un camino?

Ahora, en silencio contemplemos el camino y lo que hay en él. ¿Qué nos hace pensar? ¿Qué significa ir por buen camino? ¿Qué quiere decir ir por mal camino o errar el camino? ¿Las mamás enseñan el buen o el mal camino?

Vamos a pedirle perdón a Dios porque, aunque sabemos lo que está bien y lo que está mal, nos desviamos en nuestro camino por la vida. Cada quien pide perdón y después de cada oración, decimos juntos:

TODOS/AS:   Perdón, Señor, por tomar el camino que nos aleja de ti.

 

PALABRA DE DIOS

PAPÁ:      Jesús nos quiere conducir por el camino que lleva a Dios. Escuchemos con atención el texto del Evangelio de este domingo. Nos preparamos cantando cuatro veces:

TODOS/AS: Haz, Señor, que escuchemos tu voz (Se puede escuchar y bajar en: https://mercaba.org/Musica/Cesareo%20Gabarain/La%20Misa%20es%20una%20Fiesta/06%20haz%20se%C3%B1or.mp3).

PAPÁ:      Toma la Biblia del camino y lee Jn 14, 1-12 (Nota: Si es necesario, se lee otra vez el texto).

¿Qué nos llamó la atención de esta narración de san Juan? ¿Qué no debemos perder, según lo que dice Jesús? ¿Adónde y a qué iba a ir Jesús? ¿Qué sabían los discípulos para llegar a donde iba Jesús? ¿Qué le dijo Tomás a Jesús que no sabían? ¿Qué dijo Jesús que es Él? Repetimos tres veces: “Jesús es el camino, la verdad y la vida”. ¿Por dónde se va hacia Dios? ¿Qué tenemos que escuchar y creer de Jesús para llegar a Dios?

MAMÁ:    Jesús quiere conducir a sus discípulos y discípulas hasta el Padre, que es la fuente de la vida, del amor y la misericordia. Por eso nos invita a seguirlo en su camino, que pasa por el servicio y llega hasta la cruz, como es casi siempre la vida de las mamás. Nosotros tenemos que escucharlo, hacer caso a sus mandamientos que se resumen en amarnos unos a otros; lavar los pies de los demás, signo más grande del servicio; entregar la vida para el bien de los demás, especialmente de los que sufren. Así vivió Jesús y así espera que vivamos también nosotros, puesto que somos sus discípulos. Por eso dice que Él es el camino, la verdad y la vida.

Como expresión de que aceptamos seguirlo en su camino, vamos a hacer nuestra profesión de fe. Respondemos a cada pregunta: Sí, creo y me comprometo.

PAPÁ:      ¿Creen en Dios, que es Padre, y quiere la vida digna, la vida plena, la vida eterna para todos y todas?

MAMÁ:    ¿Creen en Jesús, el Hijo de Dios, que es el camino que tenemos que seguir para llegar al Padre?

HIJO:       ¿Creen en el Espíritu Santo, que es el amor y la unión entre el Padre y el Hijo, y que nos conduce para seguir a Jesús?

HIJA:       ¿Creen en la Iglesia, comunidad de discípulos y discípulas de Jesús, que tiene el compromiso de decir y hacer lo que Jesús dijo e hizo?

TODOS/AS: Esta es nuestra fe, esta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos de profesar en Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

PADRENUESTRO Y BENDICIÓN

MAMÁ:    Digamos juntos la oración que Jesús nos enseñó. La ofrecemos por todas las mamás, para que, al igual que Jesús, conduzcan a sus hijos e hijas hacia Dios: Padre nuestro

PAPÁ:      Hoy, Día de las Madres, le vamos a pedir a la mamá que nos dé su bendición y nosotros también la bendecimos, diciendo:

TODOS/AS: El Señor Dios todopoderoso, que por su Hijo, nacido de la Virgen María, alegra a las madres cristianas con la esperanza de la vida eterna, que ha hecho brillar sobre sus hijos e hijas, te bendiga a ti, mamá, que te sientes agradecida por habernos recibido, para que permanezcan siempre con nosotros en continua acción de gracias, en Jesucristo, nuestro Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *