Guía para la celebración dominical de la Palabra en familia (10 de enero)

Les compartimos una guía de celebración de la Palabra para vivirla en familia el próximo domingo 10 de enero.

Dios quiere complacerse en nosotros

Celebración dominical de la Palabra en familia – Domingo del Bautismo del Señor – 10 de enero de 2021

Parroquia de Santo Niño Milagroso, en Huescalapa, Jal.


  • Tener un altar con la Biblia abierta en Mc 1,7-11, el cirio encendido y flores. Una imagen del bautismo de Jesús. Un recipiente con agua.

 

INICIO

CANTO: El Bautismo de Cristo en el Jordán.

(Se puede encontrar y descargar en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=NKyXziuWqeEc).

PAPÁ:     Este domingo celebramos la fiesta del Bautismo del Señor. Con nuestra celebración dominical de la Palabra vivida en familia, debido a la pandemia de Covid-19, nos unimos a las familias y comunidades que también están celebrando el domingo, Día del Señor.

MAMÁ:    Iniciamos En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Vamos a comenzar nuestra celebración agradeciendo y renovando nuestra condición de bautizados.

PAPÁ:     Invoquemos a Dios Padre todopoderoso, para que bendiga esta agua, que va a ser derramada sobre nosotros en memoria de nuestro bautismo, y pidámosle que nos renueve interiormente, para que permanezcamos fieles al Espíritu que hemos recibido.

TODOS/AS: Dios todopoderoso y eterno, que por medio del agua, fuente de vida y medio de purificación, quisiste limpiarnos del pecado y darnos el don de la vida eterna, dígnate bendecir esta agua, para que sea signo de tu protección en este día consagrado a ti, Señor. Por medio de esta agua renueva también en nosotros la fuente viva de tu gracia, y líbranos de todo mal de alma y cuerpo, para que nos acerquemos a ti con el corazón limpio y recibamos dignamente tu salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

  • Los papás rocían a sus hijos con el agua y los hijos a sus papás.

 

PALABRA DE DIOS

PAPÁ:     San Marcos nos relata el acontecimiento del bautismo de Jesús en el Jordán. Escuchemos con atención el texto del evangelio.

  • Uno de los hijos toma la Biblia del altar y lee Mc 1,7-11 (Nota: si es necesario se lee otra vez).

Volvamos al texto del evangelio: ¿Qué decía Juan de Jesús? ¿Con qué bautizaba Juan? ¿Con qué bautizaría Jesús? ¿De dónde vino Jesús al Jordán para ser bautizado? ¿Qué vio Jesús al salir del agua? ¿Quién descendió sobre Jesús? ¿Qué dijo la voz del cielo?

MAMÁ:    Al ser bautizado, Dios reconoció a Jesús como su Hijo y le expresó toda su confianza al decirle que en Él tenía puesta toda su esperanza y esperaba quedar complacido con su vida, su servicio y su entrega. Esto fue importante para Jesús, porque escuchar a su Padre le dio seguridad para iniciar su misión de anunciar y hacer presente el Reino de Dios en el mundo.

Así como Jesús fue reconocido y afianzado por su Padre, así nosotros también fuimos reconocidos por Dios como sus hijos e hijas. Él ha puesto toda su confianza en que vamos a vivir como Jesús y en que quedará complacido con nuestra vida si vivimos como hermanos, si servimos a los demás, especialmente a quienes sufren, y si nos entregamos para que todos y todas tengamos una vida digna.

¿Qué estamos haciendo para vivir como hermanos en el barrio? ¿Qué más vamos a hacer para convertirnos en personas en las que Dios tenga sus complacencias?

 

ORACIÓN Y BENDICIÓN

PAPÁ:     Como respuesta al evangelio, vamos a profesar nuestra fe en Dios.

TODOS/AS: Creo en Dios Padre, que nos reconoce como sus hijos e hijas. Creo en Jesús, Dios Hijo, que nos enseña a servir hasta entregar la vida en la cruz y que resucitó. Creo en el Espíritu Santo, que descendió sobre Jesús y sobre nosotros para realizar la misión al servicio del Reino. Creo en la Iglesia, comunidad de hijos e hijas de Dios, que recibió la misión de Jesús y que, al realizarla con fidelidad, deja complacido a Dios.

Padre nuestro

MAMÁ:    Nos vamos a bendecir mutuamente, haciendo la señal de la cruz con agua bendita sobre la frente, y diciéndonos: Que el Señor te ilumine con su Espíritu, para que, aceptando su voluntad, realices siempre lo que es bueno, siguiendo el ejemplo de Jesús. En el nombre del Padre

  • Canto final: El Bautismo de Cristo en el Jordán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *