Catequesis cuaresmal 2011

Temas cuaresmales 2011

 

Vivimos momentos difíciles, pero cargados de esperanza. En esta Misión Cuaresmal 2011 queremos emprender un nuevo camino e inaugurar una nueva etapa en nuestro procesopastoral parroquial. Con este propósito, decidimos aprovechar el espíritu del tiempo cuaresmal para responder, con responsabilidad y entusiasmo, a nuestros tres grandes desafíos pastorales:

1o. Impulsar el trabajo de Iglesia en la base.
2o. Promover experiencias de organizaciones básicas.
3o. Emprender un proceso de formación integral para todos los bautizados.

Por eso, los Servidores de la Comunidad hemos tomado dos decisiones fundamentales. Primera, vivir una experiencia de fe comunitaria para revisar nuestras prácticas y procesos pastorales y aclarar los presupuestos que fundamentan, motivan y orientan nuestra tarea evangelizadora. Y segunda, continuar animando los procesos comunitarios de evangelización en nuestros barrios, colonias y rancho. Para cumplir con la segunda decisión, elegimos como contenido de la Catequesis Cuaresmal refl exionar en las mediaciones eclesiales y en sus implicaciones pastorales. Los cinco temas de este folleto intentan animar la vida cristiana en nuestras comunidades y despertar la conciencia de lo que signifi ca ser cristiano en el tiempo presente. La persona, la misión y el sueño de Jesús es el punto de referencia. Cada tema toca una mediación eclesial, sigue los aspectos del método pastoral y, para una mejor profundización, tiene como referencia un signo.

Jesús es nuestro camino, amó la casa, la mesa y el pan. Estos cuatro símbolos quieren despertar ecos profundos en el corazón de nuestra gente pobre y creyente que sabe que la vida es un camino que debe recorrerse con luchas y esperanzas, que abre hospitalariamente su casa y comparte, en la sencilla mesa de hermanos y hermanas, el pan que alimenta su fe y su esperanza por hacer visible y creíble el Reino de Dios, que es el sueño de Jesús, la meta y el horizonte de toda tarea evangelizadora.

Que esta Cuaresma 2011 sea en verdad un tiempo de conversión personal y pastoral que nos lleve a todos los Servidores a ser discípulos misioneros comprometidos en sembrar la semilla del Evangelio en los surcos de la vida y la historia de nuestros barrios, colonias y rancho. Que impulsados por la fuerza del Espíritu, bajo el amparo de nuestra Madre la Virgen de Guadalupe, fi el discípula de Jesús y primera evangelizadora de nuestro México, y con la protección de nuestro santo Patrono san Isidro Labrador seamos una comunidad que, con nuestras práticas y compromisos, emprendamos un nuevo camino e inauguremos una nueva etapa orientada a impulsar y consolidar los procesos comunitarios de evangelización en la base, que sean expresión viva de querer ser una Iglesia Misioner al servicio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *