El Puente

Diócesis de Ciudad Guzmán, Jalisco, México

Publicaciones en la categoría Página Diocesana

Homilía para el 2º domingo ordinario 2018

Ver, escuchar, creer

Después de la Navidad volvemos al tiempo ordinario. A partir de hoy y a lo largo de todo el año, el Evangelio nos ayudará a vivir el encuentro con Jesús, encuentro que nos llevará a conocerlo, escucharlo, aceptarlo, creer en Él y seguirlo hasta la cruz. Para ello tenemos que estar interesados, abiertos, dispuestos a lo que Jesús nos ofrezca, tal como sucedió con sus primeros discípulos.

Continuar leyendo...

Homilía para el domingo de La Epifanía del Señor 2018

Encontrar a Jesús en las periferias

Este domingo estamos celebrando la Epifanía del Señor, es decir, la manifestación de Dios a todos los pueblos de la tierra, porque a todos los quiere salvar. Epifanía significa manifestación. Dios se dio a conocer en la persona de su Hijo, nacido en Belén de la Virgen María. Los pueblos de la tierra están representados en los magos de Oriente, a quienes llamamos los Reyes Magos. Con esta Eucaristía agradecemos a Dios que nos dio a su Hijo, que vino al mundo para hacer que todos los pueblos fueran uno solo, y que se dio a conocer en la pequeñez del recién nacido y desde Belén, periferia de Jerusalén.

Continuar leyendo...

Homilía para la solemnidad de Santa María, Madre de Dios 2018

Testigos alegres de Jesús

Al igual que los pastores, como peregrinos y con mucha alegría, hemos venido a encontrarnos con el Niño y a compartir lo que conocemos de Él. En cuanto supieron del nacimiento del Niño, los pastores fueron de prisa a Belén para conocerlo, contemplarlo, abrazarlo, colmar su esperanza en el Mesías. Al llegar, dice san Lucas, se encontraron a María, a José y al Niño recostado en el pesebre, tal como les habían dicho los ángeles.

Continuar leyendo...

Homilía para el domingo de La Sagrada Familia 2017

Formar para la misión

Hoy celebramos a la Sagrada Familia de Jesús, que es modelo para la vida de nuestras familias. Damos gracias a Dios con la Eucaristía dominical porque nos dio a su Hijo, quien nació, creció y fue educado en la Familia de Nazaret. José y María eran creyentes en Dios, estaban entre los pobres de Yahvé que esperaban la llegada del Mesías. A ellos los llamó el Señor, primero a María y después a José, para que se hicieran cargo de su Hijo y les pidió que le pusieran el nombre de Jesús, porque su misión era salvar a la humanidad. Jesús significa Dios salva.

Continuar leyendo...

Homilía para la Navidad 2017

Jesús, nuestra Luz

El Hijo de Dios nació en Belén en medio de la noche, en la periferia, entre pobres. Es el misterio que estamos celebrando hoy. Para este día nos estuvimos preparando durante el Adviento. Jesús es la Palabra mencionada por Juan en su evangelio, es Dios, es la Vida y la Luz de la humanidad, es el que haciéndose carne puso su morada entre nosotros. Damos gracias a Dios por ese regalo suyo que nos enriquece, nos acerca a Él, nos hermana, nos ilumina, nos vivifica.

Continuar leyendo...

Homilía para el 4º domingo de Adviento 2017

Servidores como María

Estamos a la víspera de la Navidad. En este domingo, la figura que resalta es la Virgen María, elegida por Dios para ser la Madre de su Hijo, el Mesías esperado. Ella se dispuso a su llegada, en la dinámica del pueblo de Dios, y el Señor le pidió el servicio de recibirlo en su vientre, en su familia, en su pueblo de Nazaret. Y así sucedió. Ella se puso al servicio de Dios como su esclava, se convirtió en esposa del Espíritu Santo y en templo de Jesús. Esto nos dice mucho en relación a lo que tiene que ser nuestra vida como miembros de la Iglesia.

Continuar leyendo...

Homilía para el 3er domingo de Adviento 2017

Ser testigos de la Luz

Estamos viviendo el tercer domingo del tiempo de Adviento, con que nos preparamos para la celebración de la Navidad. Hoy aparece de nuevo, como el domingo pasado, la figura de Juan el Bautista, a quien el evangelista Juan presenta no como el Mesías o el Profeta sino como testigo de la luz. La Luz era Jesús y el Bautista estaba a su servicio, preparándole el camino. El modo de hacerlo era invitando a la gente a enderezar el camino y bautizando a quienes tomaban la decisión de convertirse, comenzar una vida nueva y disponerse así a esperar al Mesías.

Continuar leyendo...