El placer sublime de comerse un elote

Por: Mónica Barragán y Ruth Barragán
Infografía: Ernesto López

En la temporada de lluvias, las poblaciones del sur de Jalisco rebozan de plantíos extensos de milpas, donde los elotes tiernos ya están listos para saborearse en una tarde lluviosa en compañía de la familia.

 

Ruth y Mónica Barragán López

Colaboradoras de El Puente. Egresadas del Diplomado en periodismo El Puente/ITESO.
Ruth es Catedrática del ITCG. Aguerrida jugadora de volibol. Mónica es Maestra en Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *