Página Diocesana

Homilía para el 15º domingo ordinario 2019

Hacernos prójimos
San Pablo dice que Cristo es la imagen de Dios invisible. Y Jesús había dicho que Él está en los pobres: el hambriento, el sediento, el enfermo, el desnudo, el migrante, el preso… lo que significa que en los pobres podemos y debemos ver y atender a Dios. Hoy que nos reunimos para la celebración dominical de la Eucaristía, para prepararnos a recibir a Jesús en la Comunión sacramental, revisemos nuestra vida a la luz de la Palabra de Dios y renovemos el compromiso de hacernos prójimos de las imágenes visibles de Dios que tenemos en nuestra comunidad parroquial.

Homilía para el 13er domingo ordinario 2019

Libres para seguir a Jesús
De acuerdo a lo que acabamos de escuchar en el texto del Evangelio, no es fácil seguir a Jesús. Generalmente decimos que somos sus discípulos, que somos responsables de la misión, que somos sus amigos y seguidores. Pero una cosa es decir y otra vivir lo que decimos. Cuando los papás presentan a sus hijos e hijas para el Bautismo, se comprometen a educarlos en la fe; cuando los adolescentes o jóvenes se confirman, se comprometen a seguir con entusiasmo y fidelidad a Jesús; cuando los novios se casan, se comprometen a caminar juntos en el seguimiento a Jesús; cuando a los pastores nos ordenan presbíteros, nos comprometemos a ser presencia sacramental del Buen Pastor en las comunidades. ¿Y qué sucede de todo eso en la práctica? Muy poco o nada.

Homilía para el 12º domingo ordinario 2019

Seguir al Mesías sufriente
El Evangelio que acabamos de escuchar nos vuelve al compromiso bautismal de seguir a Jesús. En esto consiste la vida de los bautizados, por lo menos en la teoría. Recordar hoy el proyecto de seguir a Jesús y renovarlo al comulgar sacramentalmente, nos compromete a mantenernos en la experiencia de hacerlo personalmente y como comunidad. Con más razón porque a lo largo del mes hemos acompañado a niños y niñas de nuestra comunidad parroquial a su Primera Comunión y el jueves pasado celebramos la fiesta del Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo.

Homilía para el domingo de La Santísima Trinidad 2019

Somos imagen y semejanza de Dios
Estamos celebrando la Eucaristía en este domingo dedicado a Dios en su condición de Trinidad, de familia, de comunidad. Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, es la fuente de comunión y el modelo de toda familia y de toda comunidad. Siempre actúan dialogando, en acuerdo, en comunión, haciendo cada quien lo que le toca, como aparece en la Palabra recién proclamada. Su relación plena se llama amor, porque es la entrega total de una persona hacia las otras dos. Ese amor, como dice san Pablo, lo ha infundido en nuestros corazones, por lo que debemos vivir siempre en el amor.

Homilía para el domingo de Pentecostés 2019

El don del Espíritu
La fiesta que celebramos hoy es la del cumplimiento de la promesa que Jesús hizo a sus discípulos durante la Última Cena. Él prometió enviar, junto con su Padre, al Espíritu Santo, como acabamos de escuchar en el texto del Evangelio. Este don sucedió en la fiesta judía de Pentecostés, que era la de las cosechas. Antes de su Ascensión, Jesús les pidió no alejarse de Jerusalén hasta que recibieran la fuerza de lo alto. Lo escuchamos el domingo pasado. Y les dijo para qué la iban a recibir: para ser sus testigos, comenzando por Jerusalén hasta llegar a los últimos rincones de la tierra.