Siete Puntos clave del mensaje del Papa Francisco en la Jornada de las Comunicaciones

La vida se hace historia

P. Luis Antonio Villalvazo

El Papa Francisco con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales celebrada el pasado 24 de mayo emitió un mensaje, que por el tema y la manera de abordarlo, es un “antídoto” contra la información confusa y mal intencionada llamada el virus de la Infodemia.

Aquí compartimos siete puntos clave de este mensaje.

• Ante la proliferación de noticias falsas, rumores, chismes, descalificaciones, insultos… que corren por las redes sociales y los medios de comunicación, el Papa nos invita a “narrar y tejer historias que construyan y ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar unidos. Narraciones humanas que sepan mirar al mundo y los acontecimientos con ternura; que cuenten que somos parte de un tejido vivo, que revelen el entretejido de los hilos con que estamos unidos unos con otros”.

• “El hombre no es solamente el único ser que necesita vestirse para cubrir su vulnerabilidad (cf. Gn 3,21), sino que también es el único ser que necesita “revestirse” de historias para custodiar su propia vida. No tejemos sólo ropas, sino también relatos. De hecho, la capacidad humana de “tejer” implica tanto a los tejidos como a los textos… Sumergiéndonos en las historias, podemos encontrar motivaciones heroicas para enfrentar los retos de la vida”.

• “En una época en la que la falsificación es cada vez más sofisticada y alcanza niveles exponenciales, necesitamos sabiduría para recibir y crear relatos bellos, verdaderos y buenos. Necesitamos valor para rechazar los que son falsos y malvados. Necesitamos paciencia y discernimiento para redescubrir historias que nos ayuden a no perder el hilo entre las muchas laceraciones de hoy; historias que saquen a la luz la verdad de lo que somos, incluso en la heroicidad ignorada de la vida cotidiana”.

• “La Biblia es la gran historia de amor entre Dios y la humanidad. En el centro está Jesús: su historia lleva al cumplimiento el amor de Dios por el hombre y, al mismo tiempo, la historia de amor del hombre por Dios. Es una historia que siempre se renueva y nos renueva”.

• “La historia de Cristo no es patrimonio del pasado, es nuestra historia, siempre actual. Nos muestra que a Dios le importa tanto el hombre, nuestra carne, nuestra historia, hasta el punto de hacerse hombre, carne e historia. … A Él podemos narrarle las historias que vivimos, llevarle a las personas, confiarle las situaciones. Con Él podemos anudar el tejido de la vida, remendando los rotos y los jirones”.

• “El mismo Jesús hablaba de Dios no con discursos abstractos, sino con parábolas, narraciones breves, tomadas de la vida cotidiana. Aquí la vida se hace historia y luego, para quien la escucha, la historia se hace vida: esa narración entra en la vida de quien la escucha y la transforma”.

• “No se trata, pues, de seguir la lógica de historias mágicas, ni de hacer o hacerse publicidad, sino de rememorar lo que somos a los ojos de Dios, de dar testimonio de lo que el Espíritu escribe en los corazones, de revelar a cada uno que su historia contiene obras maravillosas”.

La lectura del mensaje completo y la reflexión de estos siete puntos clave son un “faro de luz” que pueden orientar nuestras decisiones en este naufragio colectivo de la pandemia, para que en medio de la incertidumbre, confusión y polarización asumamos el compromiso de narrar y tejer historias humanas con olor a Evangelio.

Pbro. Luis Antonio Villalvazo

Director de El Puente. Vicario Parroquial de San Antonio. Ciudad Guzmán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *