El negocio de mentir

Las Fake news o noticias falsas dañan la democracia

Las fake news además de tergiversar la opinión pública buscan ganar dinero. El principio detrás de la proliferación de noticias falsas es la de «cazar clics» y atrapar lectores para que lean publicidad.

Por: Ruth Barragán

Las fake news o noticias falsas son la proliferación deliberada de información falsa en las redes sociales. Son cada vez más populares por su común difusión a nivel mundial. La desinformación pronto se esparce por las redes sociales. Al publicarla, quien lo hace busca desorientar a una audiencia poco hábil en reconocer que los datos son falsos.

Las fake news no son inocentes chistes, existen agentes que se dedican a generar este tipo de información con una estrategia clara, capacidad tecnológica y financiera para influir en las opiniones dentro de la red. Son producidas por páginas web creadas intencionalmente para captar incautos que con su click sumen a la monetización de su presencia digital aumentando los ingresos publicitarios de ese medio.

Que las fake news corran como agua se debe principalmente a que la gente tiene la idea de que la prensa miente, que solo informa lo que desea o lo que le conviene; ha llevado al público en todo el mundo a buscar noticias en otras fuentes.

Para reconocer una noticia falsa se pueden buscar algunos elementos: tienen un título escandaloso y sensacionalista. La mayoría tienen una redacción ambigua. Las imágenes utilizadas son de otros momentos, en otros ambientes o contextos. Los grandes medios o los medios especializados no han hablado del tema o no tienen el enfoque dado por ese medio donde se está leyendo la noticia. La noticia es un acordeón de enlaces a otras páginas

Una noticia falsa sólo es efectiva si quien la lee la cree. Una vez que al encontrarla se pueda reconocer como una fake new se pueden seguir las siguientes acciones: no te dejes llevar por las emociones. Revisa que sea un medio reconocido. No compartas la información en tus redes sociales para no viralizar la noticia. Revisa todas las noticias que publica ese sitio web, si son todas del mismo estilo, es decir, son todas sensacionalistas, no confíes en ese sitio. Busca esa información en otros medios. Si conoces a periodistas especializados en esa área de información, consulta sus redes sociales, si es algo importante no tardará en publicarlo. A menudo los sitios que comparten noticias falsas se disfrazan bajo la máscara de un sitio de noticias reales.

Consulta el «Acerca de nosotros». Los sitios confiables de noticias brindan información abundante sobre la compañía, las personas que trabajan en ella y su misión, visión y valores, en un lenguaje claro y directo.

Las fake news además de tergiversar la opinión pública buscan ganar dinero. El principio detrás de la proliferación de noticias falsas es la de «cazar clics» y atrapar lectores para que lean publicidad; así que si al hacer clic en una noticia brota una cascada sin fin de pop-ups o los anuncios prácticamente impiden leer la noticia de principio a fin, es muy posible que sea una noticia falsa.

Ten cuidado con lo que publicas, puesto que esta información se verá reflejada en lo que dices y lo que haces, esto sirve como información de entrada para otros usuarios que se harán una imagen de ti por este contenido.

Las fake news en Facebook

fakenews

En Facebook inicia a la hora de crear una noticia y publicarla en las fanpages que sean afines a los prejuicios del público objetivo para que se pueda otorgar la credibilidad a la noticia. En este sentido los prejuicios son un excelente catalizador entre los usuarios y provocan que este contenido se propague rápidamente en la red.

Esta técnica genera un gran tráfico en la red, que se complementa con la compra de tráfico a través de la publicidad. Esto genera visitas a la web donde se encuentra la noticia falsa y a su vez ingresos a través de la publicidad que tenga ese sitio; o bien, un interés particular por promover cierta línea o sesgo informativo.

Finalmente, y más allá de todas estas recomendaciones, existe una que resulta esencial: si sospechas que la noticia que capturó tu asombro es falsa, o tienes dudas razonables, simplemente no la compartas, incluso si es para hablar mal de ella o señalar su falsedad, pues al hacerlo aunque tu intención sea lo opuesto estarás ampliando el alcance de la fake news.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *