Lento pero seguro

Asamblea interparroquial en la cuarta vicaría

La experiencia comenzó con la inquietud de capacitar a los laicos de las comunidades más alejadas, para que ellos fueran asumiendo el papel principal en la animación de sus trabajos pastorales

Por: Andrés Castañeda Silvestre, Seminarista

Las parroquias de Santa María del Oro, Quitupan y Valle de Juárez se reunieron en Asamblea ordinaria de Zona en Las Tecatas, comunidad de la parroquia de Valle de Juárez, el 2 de marzo.

En esta ocasión, debido a las actividades que se realizaron con motivo del Mes del Seminario, se contó con la presencia de los alumnos de Teología del Seminario Diocesano de Ciudad Guzmán. Por eso, además de trabajar en el proceso que van haciendo como zona, presentaron el proyecto de la Asamblea y la historia del caminar común.

Los alumnos de Teología a la escucha del caminar de la Zona (Foto Jesús Hernández Vargas) (1)

La experiencia de Asamblea entre estas parroquias comenzó con la inquietud de capacitar a los laicos de las comunidades más alejadas, para que ellos fueran asumiendo el papel principal en la animación de sus trabajos pastorales; esto con el acompañamiento de los sacerdotes.

Este espacio de encuentro va retroalimentando la vida de las comunidades y desde aquí se va respondiendo a las tareas diocesanas, vicariales, de zona y parroquiales. Para llegar a Las Tecatas y estar en la Asamblea, algunos de los participantes tienen que caminar varios kilómetros entre el calor del sol y la sombra de los árboles del bosque. Ahí se unen en un mismo camino y se comparten los sueños, las experiencias y el alimento que les dan fuerzas para continuar con este caminar. En este sentido se expresó Daniela Orozco, de La Soromuta: “Al conocer nuevas cosas, nosotros regresamos a nuestras comunidades y compartimos lo que hemos aprendido”.

En el momento de estudio se retomó la evaluación del Cuarto Plan Diocesano de Pastoral y se compartieron los pasos que se han dado en la construcción del sueño de trasformar paso a paso la realidad que vive cada uno en su comunidad.

Así se va haciendo este proceso “Lento pero seguro”, como se lee en la página principal de la agenda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *