“Las iglesias ante la violencia en Mesoamérica”

Los miembros de la Asociación Teológica Ecuménica Mexicana, integrantes de distintas Iglesias cristianas, reunidos en su XI Asamblea anual para reflexionar sobre “Las Iglesias ante la violencia en Mesoamérica”, alzamos la voz para denunciar la política militarista instaurada por el Estado Mexicano, que ha generado un clima de inseguridad creciente en la región, verdadera violencia de Estado.

Dicha violencia re

Sin título-1 copiaASOCIACIÓN TEOLÓGICA ECUMÉNICA MEXICANA, A.C.
Juárez, 5
CP. 49300 Sayula, Jal.
Tel. (342) 422 0406
http://teologiaecumenicamexicana.blogspot.com/
atecumex@yahoo.com.mx

PRONUNCIAMIENTO

A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL
A LA SOCIEDAD CIVIL
A LAS HERMANAS Y HERMANOS EN LA FE

Los miembros de la Asociación Teológica Ecuménica Mexicana, integrantes de distintas Iglesias cristianas, reunidos en su XI Asamblea anual para reflexionar sobre “Las Iglesias ante la violencia en Mesoamérica”, alzamos la voz para denunciar la política militarista instaurada por el Estado Mexicano, que ha generado un clima de inseguridad creciente en la región, verdadera violencia de Estado.

Dicha violencia recae de una manera más cruel en los migrantes centroamericanos que al ingresar a tierra mexicana, sus derechos son violados por el crimen organizado como por las autoridades migratorias, ejército y policías de distinto orden. En nuestro país encuentran el secuestro, la tortura, el robo, el tráfico de personas, de órganos, la violación, la desaparición y la muerte. Las autoridades migratorias tienen la consigna de detener, a como dé lugar, el flujo migratorio hacia los Estados Unidos. La cantidad de repatriados a sus países desde México ha crecido en un 75.8% (La Jornada, 15-IV- 15)

El reclamo común de las familias de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y de miles de desaparecidos y desaparecidas, no ha sido escuchado por las autoridades federales, que apuestan por el cansancio y la desintegración de su lucha. Nos unimos a su grito de dolor y angustia y exigimos juntamente con ellos y ellas, la aparición con vida de sus hijos e hijas o la explicación satisfactoria con argumentos científicos de su presunta muerte y el reconocimiento de la participación del gobierno en este crimen de lesa humanidad.

Denunciamos la violencia de género que se ejerce contra las mujeres en diferentes espacios y formas hasta llegar al feminicidio; también la que sufre la población juvenil y en especial, los luchadores y luchadoras sociales.

Reconocemos que institucionalmente como Iglesias hemos contribuido con nuestra pasividad e indiferencia a este clima de violencia. Es esperanzador el que muchos de sus miembros participan en grupos organizados que trabajan por la paz. Por lo tanto, hacemos un llamado a tomar conciencia de la responsabilidad común en la construcción de la paz y a poner en juego recursos en la búsqueda de una tierra sin males en la que no exista la violencia, la corrupción y la impunidad, fortaleciendo redes a favor de la vida y creando nuevos ministerios y comisiones.

Construir la Paz requiere de la participación de todas y todos; nuestro Hermano Jesús, nos invita a ser sembradores de paz. (Mt. 5, 9). Su don pascual es la Paz (Jn 20, 19b).

Cuernavaca, Morelos; a 16 de Abril de 2015.

Por la Asociación Teológica Ecuménica Mexicana

 

José Sánchez Sánchez                                                                Ma. Guadalupe Velasco Hernández
Presidente                                                                                                       Secretaria

 

Marcela Franco Martínez
Tesorera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *