La obesidad acecha durante el Mundial

Observar partidos de futbol en la televisión está relacionado con el consumo de botanas que producen obesidad y aumentan el riesgo de enfermedades crónicas y degenerativas. Para reducir estos riesgos sin abstenerse de la práctica social, es necesario cuidar que las botanas sean saludables

Para una mayoría de personas el futbol está más relacionado con sentarse frente a un televisor, en compañía de cervezas y botana, que con acudir a un campo deportivo y tratar de patear un balón a la portería. Estas prácticas, extendidas entre la población, son parte del resultado de una visión comercializadora del mundo deportivo.

Lo que comúnmente se llama botana, es un refrigerio que se toma fuera del horario del desayuno, comida o cena. Se sirve en fiestas, reuniones familiares, juntas de trabajo, cines, teatros, conciertos y eventos deportivos, poniendo a disposición algún entremés que sacie el hambre o el antojo del momento.

El Mundial de futbol que se llevará a cabo durante los meses de junio y julio en Sudáfrica, generará, entre otros cosas, que las familias y amigos se reúnan con mayor frecuencia, bajo el pretexto de disfrutar el espectáculo deportivo. Durante estos encuentros, es de suma importancia poner atención en qué tipo de botanas se estarán consumiendo, ya que muchas de las que regularmente comemos, contienen elementos que propician la obesidad y que pueden mermar nuestra salud.

Las botanas que tradicionalmente se consumen en una reunión para ver un partido de futbol, van desde los cacahuates con sal, las habas con chile, los churritos fritos, los cueritos con salsa, hasta las papas fritas, las salchichas, las pizzas, las hamburguesas, los hot dogs, las carnitas, las tortas ahogadas y los tacos dorados. Además, regularmente estos alimentos van acompañados con la ingesta de refrescos y cervezas. El problema es que el consumo frecuente de este menú es nocivo para la salud, pues es alto en calorías, derivadas de las botanas ricas en carbohidratos, grasas y azúcares, trayendo consigo el aumento de peso.

Kilogramos futboleros
Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es una epidemia mundial de la que México no escapa. Según la Encuesta Nacional sobre Salud Pública de 2006, la proporción de adultos que con sobrepeso llegó, en ese año, al 70% de la población mexicana. Juan Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, advirtió que aunque el ritmo de crecimiento del problema se redujo respecto a los años noventa, pasando de 2.4% a 1.2% anual, sigue siendo uno de los más altos del mundo y tiene severas implicaciones en materia sanitaria.

La causa fundamental de la obesidad y el sobrepeso es un desequilibrio entre el ingreso y el gasto de calorías. La obesidad es atribuible a varios factores, entre los que se encuentran la modificación mundial de la dieta, con una tendencia al aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas y azúcares, pero con escasas vitaminas, minerales y otros micronutrientes. Otra causa es la tendencia a la disminución de la actividad física, debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchos trabajos, a los cambios en los medios de transporte y a la creciente urbanización.

Para que el consumo de botanas no se traduzca en un aumento de peso que dañe la salud, es recomendable modificar los hábitos de alimentación, aumentado en la dieta las frutas aderezadas con sal y limón, ya que éstas satisfacen el apetito, pero no contienen un alto contenido calórico como los dulces y frituras.

De acuerdo con la nutrióloga Patricia Ruiz López, las botanas que regularmente se consumen y que se compran en una tienda o en algún puesto callejero, “pueden ser, a la larga, un riesgo en la salud. El consumo de las harinas refinas, como los churritos, causa sobrepeso y problemas cardiovasculares. Con respecto a los embutidos, como las salchichas, están hechos de cartílago y de una pequeña cantidad de carne, y causan daño a la salud como hipertensión, aumento de sodio en el organismo, diabetes, y retención de líquidos. También el consumo de dulces y chocolates, causa problemas de sobrepeso, hipertensión y diabetes por el aumento de consumo de azúcar”.

Sin embargo, es importante señalar que se pueden consumir botanas nutritivas sin renunciar al sabor. La nutrióloga Patricia explica: “por ejemplo, si tiene ganas de churritos o papas fritas, pueden sustituirlos por palomitas, que son un poco más sanas y que no son tan dañinas para la salud.” Además, la especialista recomendó comer dos rebanadas de pan tostado con mermelada en lugar de una dona; cambiar el pan blanco por uno integral en un sándwich; también se puede sustituir una pizza de jamón por una vegetariana. Otra opción que se puede tomar en cuenta es cambiar el refresco de cola, por un vaso de agua mineral con una rodaja de limón o por un vaso de agua de frutas naturales. Las galletas de chocolate también se pueden sustituir por una manzana grande.

Durante el Mundial de futbol, las botanas estarán presentes en nuestras fiestas y reuniones. En “Remedios de mi pueblo” recomendamos ampliamente considerar la idea de cambiar algunos de nuestros alimentos para cuidar la salud. La comida saludable no es enemiga de los alimentos sabrosos, solamente basta con darse un poco de tiempo para preparar alguna botana rica y fresca; la confección de este tipo de botanas también puede ser un buen pretexto para enseñar a la familia que es posible comer y convivir de un modo saludable.

Dos botanas

Botana de jitomate cherry
Ingredientes:
• 2 aguacates pelados y picados
• 2 chiles verdes picados
• 3 cucharadas de cilantro lavado y picado
• 1/2 taza de germinado de alfalfa
• 3 cucharadas de cebolla picada
• 1/4 lata de leche evaporada
• 40 jitomates cherry sin semillas

Modo de preparación
• Mezcla los aguacates, chiles, cilantro, germinado, cebolla y la leche evaporado en un tazón y deja reposar la mezcla en el refrigerador 30 minutos.
• Rellena los jitomates y sirve en frío.
• Para quitarle las semillas al cherry, voltea el jitomate y haz un corte en forma de cruz sin llegar a partirlo, ponlo al chorro del agua y retira las semillas.

Bocaditos de atún
Ingredientes:
• 1 huevo duro
• 1 huevo crudo
• 1 pizca de sal
• 1 chorrito de vinagre
• 4 piezas pequeñas de pan tostado
• 1 lata de atún en agua
• 1 chorrito de aceite de oliva
• 1 cucharada de cebolla finamente picada

Modo de preparación:
• Preparar una mayonesa pasando por la batidora el huevo crudo con la sal, el vinagre y el aceite de oliva.
• Escurrir bien el atún y mezclarlo con el huevo duro picado, ligarlo todo bien con la mayonesa.
• Distribuir la mezcla sobre los panes cortados a lo largo y repartir un poco de cebolla picada por encima.
• Se sirve frío.

Publicación en Impreso

Número de Edición: 102
Sección de Impreso: Remedios de mi pueblo
Autor: Claudia Barragán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *