El Papa Francisco pide un examen de conciencia

“¿Es un criterio habitual el discernimiento pastoral, sirviéndonos de los Consejos Diocesanos? Estos Consejos y los Parroquiales de Pastoral (…) ¿son espacios reales para la participación laical en la consulta, organización y planificación pastoral?”.

Los anteriores cuestionamientos los planteó el Papa Francisco a los obispos dirigentes del Consejo Episcopal Latinoamericano, reunidos en Río de Janeiro, Brasil, el 28 de julio al final de la Jornada Mundial de la Juventud. Hizo estas preguntas entre muchas otras que “conviene (que los pastores de la Iglesia) nos hagamos frecuentemente como examen de conciencia”.

En la Diócesis de Ciudad Guzmán se está programando la Novena Asamblea Diocesana Postsinodal. El Equipo de Vicarios y Coordinadores ha dado ya algunos pasos para llegar a dicha asamblea el mes de febrero de 2104.

131. Iglesia en camino. Pag 10_ Foto02

Primeros pasos

El Consejo Diocesano de Pastoral (CDP), en su reunión del 19 de junio estudió la propuesta que los Vicarios y Coordinadores hicieron para la Asamblea Diocesana. Como responsable de animar la puesta en práctica del Sínodo y la realización del Plan Diocesano, el CDP dio sus aportaciones a esa propuesta.

En el CDP participan 28 laicos, delegados de las seis vicarías pastorales y de equipos diocesanos de pastorales específicas. Algunos de ellos coordinan su respectivo equipo.

Con las aportaciones del CDP se ha aclarado el diseño para la Asamblea, tanto el objetivo como los pasos a dar. Se quiere lograr un proceso de participación activa, consensuada y consciente, iniciando en los barrios, colonias y ranchos de toda la Diócesis hasta llegar al momento diocesano.

El objetivo es: “En el contexto de la Visita Pastoral, a la luz de la Misión Continental, de los Planes Pastorales y los desafíos que nos plantea la realidad actual, discernir pistas de acción para fortalecer el proyecto de Iglesia en Camino Servidora del Reino en nuestra Diócesis”.

Detrás de la Asamblea está “la misión a los alejados y que los laicos sean protagonistas en el proceso de la Diócesis”, a decir del p. Salvador Urteaga, Vicario Episcopal de Pastoral, quien coordina los trabajos del CDP y de los Vicarios y Coordinadores.

Cinco etapas

La Asamblea postsinodal tendrá cinco etapas: una previa en la que se pretende tomar conciencia de la trascendencia del Sínodo y de las Asambleas en la vida de la Iglesia Diocesana. Las otras cuatro serán, según se ha caminado en la Diócesis de Ciudad Guzmán, el nivel de base en barrios, colonias y ranchos, el nivel parroquial, el vicarial y, por último el diocesano.

Para la primera etapa previa se reflexionará sobre la ministerialidad de la Iglesia primitiva, la trascendencia que tuvieron las Asambleas apostólicas para la misión, la experiencia del Primer Sínodo Diocesano que norma y orienta la vida diocesana y la importancia que han tenido las anteriores ocho Asambleas postsinodales para la misión de la Iglesia particular de Ciudad Guzmán.

De la segunda a la quinta etapa habrá un contenido y un proceso común. Fundamentalmente serán tres los puntos a trabajar: primero la valoración de la trascendencia que ha tenido la visita pastoral del Sr. Obispo Rafael León Villegas a las parroquias en la animación de la Misión Continental y del Cuarto Plan Diocesano; después los planes de los barrios, colonias y ranchos, y el plan parroquial y por último el diagnóstico de la realidad, tanto eclesial como social.

En asambleas

En cada nivel se tiene contemplado la convocación de asambleas, teniendo en cuenta que la vida de las primeras comunidades y sus asambleas son el modelo a seguir para los barrios, colonias, ranchos, para las parroquias y la diócesis. De parte del equipo coordinador se ofrecerá una guía de reflexión para la preparación y realización de esas Asambleas.

Lo que se haga en el nivel de base, en Asambleas comunitarias, se compartirá en Asamblea parroquial. A partir de las Asambleas parroquiales se elaborará una síntesis, la cual se llevará a la Asamblea vicarial. Y cada vicaría llevará a la Asamblea diocesana su respectiva síntesis.

En la Asamblea diocesana se aclararán pistas de acción para fortalecer el proyecto de Iglesia de la Diócesis guzmanense. Esas pistas servirán para aclarar los pasos a dar para crear una estructura más misionera, tanto en las comunidades rurales como en las urbanas.

En el trasfondo, como expresó el p. Urteaga, están la misión entre los alejados y la participación activa de los laicos en la Iglesia, dos cosas que piden los obispos de América Latina y El Caribe reunidos en Aparecida, Brasil, en mayo de 2007.

Lo que se realice en las comunidades para preparar la Novena Asamblea Diocesana Postsinodal, será una oportunidad propicia para que la Diócesis de Ciudad Guzmán haga un buen examen de conciencia sobre “la participación laical en la consulta, organización y planificación pastoral” a que ha invitado Francisco.

Publicación en Impreso

Edición: 131
Sección: Iglesia en Camino
Autor: P. José Lorenzo Guzmán Jiménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *