El Mundo de los sindicatos

En la historia de la humanidad siempre ha habido empleados y jefes, pero cuando los dueños de las empresas comenzaron a abusar de sus trabajadores, éstos se organizaron y crearon los sindicatos. El principal objetivo era abogar por conseguir mejores condiciones laborales. El primer registro de un sindicato data de la revolución industrial a mediados del siglo XIX en Francia e Inglaterra, donde los trabajadores hartos de las condiciones infrahumanas en que trabajaban, se agruparon para exigir un mejor trato laboral, en esa época las agrupaciones que defendían a los trabajadores eran consideradas un delito penal.

127. Reflejo. Sindicatos_Foto04

Ese es el papel de los sindicatos, proteger a los trabajadores. Sin embargo los Sindicatos no siempre realizan esta función y el propósito de su existencia se pierde cuando realizan actividades ilícitas con fines de lucro particular. En el mundo hay casos de sindicatos que sí realizan su labor, y también los de sindicatos que existen a costa de su gremio laboral. El tema ha dado de que hablar en los últimas semanas por las gestiones de Elba Ester Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que cometió desvíos de fondos multimillonarios.

Un sindicato es una asociación conjuntada e integrada por trabajadores que defienden y promueven sus intereses y derechos. Los sindicatos tienen como función principal proteger a los trabajadores de abusos de parte de sus jefes o los corporativos para los cuales laboren, y de buscar buenas condiciones de trabajo para que puedan realizar sus actividades diarias. Según la Organización Mundial del Trabajo, los sindicatos deben defender los intereses económicos, sociales y profesionales de los trabajadores.

127. Reflejo. Sindicatos_Foto05

En México, el artículo 123 de la Constitución Mexicana aboga por los trabajadores y sus sindicatos:: “El trabajador tiene derecho a agruparse en sindicatos con el propósito de defender sus derechos e intereses ante la empresa que los empleó”. Mientras que en el mundo, la Organización Mundial del Trabajo es la encargada de ver por los derechos de los trabajadores y la creación de los sindicatos que busquen mejorar el nivel de vida del trabajador.

En pocas palabras los sindicatos pueden definirse como las agrupaciones de trabajadores para trabajadores que sirven para lograr el mejoramiento de sus agremiados.

Malos manejos sindicales

PADRES DE FAMILIA

En México hay una larga historia de grupos de trabajadores que crearon sus sindicatos aunque el tema ha tomado mayor atención a partir de los hechos ocurridos con dos de las agrupaciones sindicales más importantes del país el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros (SNTM) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

En el primer caso, el líder del SNTM Napoleón Gómez Urrutia fue acusado por la administración de Felipe Calderón del desvío de 125 millones de pesos de ese sindicato a cuentas bancarias personales, pero antes de enfrentar su proceso penal se fue a refugiar a Canadá para no poder ser detenido.

Después de diversos intentos de extradición del ex líder sindical y al ser negadas en tres ocasiones las órdenes de aprehensión, además de un amparo conseguido a su favor todo parece indicar que Gómez Urrutia será exonerado de los cargos y podría volver al país cuando éstos sean retirados.

En el segundo caso y más reciente, la líder del SNTE y presidenta del partido político Nueva Alianza, Elba Esther Gordillo fue detenida por la Procuraduría General de la Republica (PGR) el pasado 23 de febrero acusada de supuesto lavado de dinero, que implicaría un robo de mil 978 millones de pesos procedentes de cuentas del SNTE.

Los fraudes de Gordillo fueron encontrados por el fisco debido a que Nora Guadalupe Ugarte Ramírez quien se encargaba de las cuentas del SNTE, realizó una operación bancaria por 2 millones 600 mil pesos. Al investigar, la Secretaria de Hacienda descubrió operaciones financieras realizadas del 2008 al 2012 por más de 2 mil millones de pesos todas provenientes de dos cuentas del sindicato.

El máximo órgano de inteligencia financiera del país logró rastrear dos de las 80 cuentas que tiene el sindicato y descubrió que todos los recursos provenían de las cuotas de los trabajadores de la educación y se desviaron en tres cuentas de personas ajenas al SNTE sin autorización legal alguna para tomar y usar el dinero del sindicato. Esto derivó en el fraude, las personas implicadas son Nora Guadalupe Ugarte Ramírez, José Manuel Díaz Flores e Isaías Gallardo Chávez.

Mediante su Unidad de Inteligencia, la SHCP decidió interponer una denuncia formal ante la PGR, y con orden de aprensión del juez Sexto del Distrito de Procesos Penales Federales del DF, el 23 de febrero arrestaron a la líder sindical en el aeropuerto internacional de Toluca y después de los tres implicados en el fraude.

Entre los movimientos más escandalosos están las 22 transferencias por un total de 2 millones 100 mil dólares realizadas por Ugarte Ramírez a las tiendas departamentales de lujo Neiman Marcus en Estados Unidos, además Gallardo Chávez después depositó otros 900 mil dólares a la misma cadena de tiendas. Todas las cuentas por pagar eran de tarjetas de crédito a nombre Gordillo.

Gordillo utilizó a Ugarta para realizar movimientos bancarios y adquirir casas de lujo en la isla de Coronado en San Diego, California (más de dos millones dólares), una aeronave ejecutiva (dos millones 682 mil 365 dólares), entrenamiento de pilotos y refacciones (86 mil dólares), además de cirugías estéticas y pago de hospitales en California (17 mil 263.29 dólares).

Estos gastos son escandalosos. Gordillo declaró al fisco que sus ingresos en el periodo 2009 al 2012 fueron por un total de un millón 100 mil pesos, pero sólo a la cadena de tiendas Neiman Marcus le depositó tres millones de dólares.

Revisar el caso Gordillo permite observar una perversa gestión sindical que rompe totalmente el espíritu de lo que debe ser un sindicato: los malos manejos corrompen el propósito de estas agrupaciones y provocan desconfianza de los trabajadores para pertenecer a uno y de la opinión pública para defenderlos.

Sindicato ejemplar

Luis Ignacio da Silva (Lula) at Trade Union Rally

En el plano internacional existe el caso de un sindicato ejemplar encabezada por el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien era el líder del sindicato de obreros de la industria metalúrgica en Brasil a finales de la década de los setenta.

En 1979, antes de ser presidente, ante las condiciones infrahumanas en las que él como obrero y sus compañeros agremiados trabajaban, además de la represión contra los trabajadores y otros sectores que también desarrollaban movimientos reivindicativos, decidió convocar a una huelga. Hizo un llamado a todos sus socios y 230 mil obreros metalúrgicos de la ciudad de Sao Paulo se manifestaron contra el gobierno del general Figueiredo.

Para impedirlo el gobierno intentó obligar a los obreros mediante chantajes para que no realizaran la huelga, además de presionar a los dirigentes sindicales a que dieran marcha atrás a la convocatoria sin darles ninguna de sus peticiones a cambio. Por lo que Da Silva declaró a los medios que la huelga ya no era de los sindicatos sino de los trabajadores.

Esta huelga fue uno de los tantos movimientos ciudadanos de la época, que provocaron que el general Figueiredo renunciara posteriormente al poder. El gobierno militar siempre enfrentó movimientos ciudadanos de oposición popular que lo aislaron de sectores que lo habrían podido respaldar, pero al verse opacados por la opinión pública y la sociedad brasileña el régimen terminó cayendo.

Conocer los beneficios que obtiene un trabajador al afiliarse a un sindicato es obligación de todos, así pueden exigir mejor que sus líderes se desempeñen correctamente; también es necesario que cada uno se mantenga al tanto de los movimientos que realiza su sindicato. Las acciones de un sindicato no siempre van de acuerdo con lo que se supone que deben hacer, pero aunque se conozcan casos buenos y malos, estas organizaciones siempre tomarán el rumbo de quien los maneje y sus propios intereses. Es posible que historias como las de Napoleón y Gordillo se repitan, pero también sabemos que informarnos más y defender nuestros derechos contribuye a que casos como el de Brasil a finales de los setenta pueda repetirse.

Publicación en Impreso

Edición: 127
Sección: Reflejo Internacional
Autor: Rafael Hernández del Toro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *