El obispo convocó a reunión de sacerdotes

Por: Luis Antonio Villalvazo

El jueves 23 de abril, justo cuando México entra en la Fase 3 de la contingencia sanitaria por COVID-19, se cumplen once años de la emergencia por la influenza A (H1N1) que provocó casi 70 mil infectados y alrededor de mil muertes y una fuerte crisis económica en nuestro país.

Este mismo día se dieron a conocer, a través de una circular, los resultados de la reunión extraordinaria del obispo Campos con los sacerdotes coordinadores de las diferentes pastorales y con quienes tienen cargos en la dirección de la diócesis.

En un ambiente de reflexión, compartieron las acciones y experiencias realizadas en las parroquias durante las últimas semanas. Y ante el reto de estar cerca de la gente, de acompañar y animar a las comunidades en este tiempo de la emergencia sanitaria, se sugirieron una serie de acciones a emprender en las comunidades.

Las acciones propuestas fueron: Realizar el mapeo para detectar a las personas y familias más vulnerables que viven en cada una de los barrios, colonias y ranchos. Promover la oración, celebración y encuentro con la Palabra de Dios en las familias. Propiciar ambientes y espacios para escuchar la voz de Dios y a reanimar la misión con esperanza. Organizar la asistencia social con miras a dar pasos hacia la promoción y transformación de la realidad. Aprovechar las redes sociales como medios para continuar la misión evangelizadora.

El acuerdo fue que los vicarios de pastoral de cada una de las seis vicarías serán los responsables de informar y animar la realización de estas líneas de acción en cada una de las parroquias.

Pbro. Luis Antonio Villalvazo

Director de El Puente. Vicario Parroquial de San Antonio. Ciudad Guzmán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *