Custodios de la Creación – Página Diocesana

“Alegrémonos como Iglesia por la presencia de nuestro Pastor y Obispo, quien ha venido a visitarnos para escuchar, animar y ofrecer el trabajo pastoral que como vicaría vamos realizando, en comunión con la Iglesia diocesana que él preside”

El 28 de agosto de 2019 se vivió el Encuentro Pastoral del obispo Óscar Armando Campos Contreras con la Asamblea de la Cuarta vicaría, en el templo parroquial de Valle de Juárez.
“Alegrémonos como Iglesia por la presencia de nuestro Pastor y Obispo, quien ha venido a visitarnos para escuchar, animar y ofrecer el trabajo pastoral que como vicaría vamos realizando, en comunión con la Iglesia diocesana que él preside”, se invitó a los 240 asistentes con la monición de inicio de la celebración Eucarística.

Después de presentarse los miembros de cada parroquia, con la imagen del tren, laicos y sacerdotes le compartieron la experiencia pastoral de la vicaría, la cual escuchó con mucha atención.

Según le explicó el vicario, el P. Andrés Gómez Gil, en la máquina van la Asamblea vicarial, el Equipo de Dirección, la Asamblea de sacerdotesy el espacio de formación; los vagones son las diez parroquias, el “cabús” son los desafíos; los dos rieles son la Asamblea eclesial y la Asamblea social; los ejes son las cuatro mediaciones: kerigma (anuncio de la Palabra), koinonía (comunión), diaconía (servicio) y liturgia (celebración).

Enseguida se le describió el momento que viven y el proyecto pastoral que tienen tanto la vicaría en sus diferentes instancias como cada parroquia. “El Encuentro no es sólo para compartirle al obispo, sino para que sirva a la vicaría para empujar el tren”, aclaró Gómez Gil.

Los desafíos que tiene la vicaría son: asumir los desafíos diocesanos que dejó la evaluación el Cuarto Plan de Pastoral, continuar el camino con “La Ruta de Dios”, animar la Iglesia misionera en la basecon rostro laical, renovada con nuevos agentes, y en salida ante las necesidades sociales.

Una vez que escuchó, el pastor diocesano agradeció el trabajo, pues ve el movimiento del “tren”, e invitó a seguir trabajando en una pastoral integral, orgánica y de conjunto, sin perder el horizonte, que es hacer presente el Reino de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *