Granos que acarician el paladar – Raíces del sur

La palabra pozole viene del náhuatl “pozolli”, que significa espuma o hervido.

 

El pozole es un platillo que fue documentado por varios de los frailes que llegaron a la Nueva España, después de la caída de Tenochtitlán. Entre ellos, destaca Fray Bernardino de Sahagún, quien escribió en su obra: Historia general de las cosas de la Nueva España, que los antiguos mexicas preparaban el pozole con carne de los prisioneros sacrificados en algunas fiestas, principalmente la dedicada Xipe Totec, que representaba la fertilidad y los sacrificios al Emperador Moctezuma al que se le llevaba un plato de pozole con el muslo de un joven prisionero sacrificado.

 

Por lo tanto hacer pozole era todo un ritual, que comenzaba con la siembra y la cosecha de una variedad especial de maíz cuya característica principal era el gran tamaño de sus granos. Los Códices Magliabecchiano y Florentino, avalan lo escrito por Fray Bernardino de Sahagún.

 

El pozole era y sigue siendo un platillo de fiesta. En el pensamiento mesoamericano la comida era un acto social, nadie hacía el pozole para comerlo solo o su familia, era para toda la comunidad.

 

El pozole es muy conocido por ser un platillo típico de nuestra comida mexicana, que también hoy tiene un sentido comunitario, porque  se prepara para celebrar las Fiestas Patrias, los cumpleaños, aniversarios, graduaciones, fiestas patronales,  fiestas comunitarias y otros eventos familiares.

 

El pozole se prepara con granos de maíz pozolero o cacahuazintle y según cada región, se le agrega carne de puerco, pollo o camarón seco. Al pozole vegetariano, se le pone champiñones o zetas en lugar de carne. Al platillo de pozole se le agrega cebolla picada, repollo o lechuga, rábanos,chile, aguacate,  jugo de limón y tostadas de maíz.

 

Actualmente, el pozole ha sufrido cambios y diferencias asociadas con la región donde se prepara y consume. En el estado de Guerrero se prepara blanco y verde; mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco, se consume blanco y rojo.

 

El 15 de septiembre del 2018, El Heraldo de México publicó lo siguiente. Comer pozole es saludable, la revelación del IMSS que a los mexicanos pone contentos.  El pozole es un platillo típico mexicano completo en nutrientes que además, no contribuye  a subir de peso, pero es recomendable evitar los complementos que lo acompañan como  las tostadas con crema.

 

En su cuenta de twitter, el IMSS dio algunas recomendaciones de cómo comer pozole, sin culpa. Servirse una taza y media de pozole, con 60 gramos de carne y como complemento se le puede agregar verdura al gusto, como rábano, lechuga, cebolla, chile y limón. Hay que evitar acompañarlo con chicharrón, tacos, tostadas, crema o manitas de puerco. Y claro, evitar los refrescos como complemento.

 

En nuestro país, en casi todos los pueblos y ciudades, el pozole es un platillo que se vende en cenadurías y restaurantes los fines de semana.

Doña Paz, vive en la colonia Cruz Roja de Ciudad Guzmán y desde hace nueve años hace pozole para vender. De este modo,ayudaa mejorar los ingresos de su familia.Además, les da empleo a dos personas más.

 

Los días de trabajo más intenso son elviernes y el sábado. El viernes por la mañana compra siete kilos de maíz pozolero y enseguida, pone el nixtamal. Por la tarde, lava el nixtamal y lo pone a cocer.  El sábado, como a las diez de la mañana, le pone ajo, cebolla entera, sal y la carne de puerco. Desde esa hora, el ambiente se impregna al característico olor a pozole y que trasciende hasta la calle. A las dos de la tarde, el pozole está listo para  la venta.

 

Lo que comenzó como un platillo ceremonial para festejar la victoria guerrera, es ahora una delicia que se disfruta en la mayor parte del territorio nacional.

 

El pozole es parte de nuestra cultura alimenticia. Sigamos saboreando este apetitoso platillo, pero siempre con medida y moderación. Recuerda que un plato de pozole no engorda, engordas tú si te comes dos platos.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *