Venezuela ¿Futuro incierto o predecible?

Tras la muerte de Chávez, Venezuela deberá repensar el futuro de su país.

El pasado 5 de marzo la noticia del fallecimiento del presidente Hugo Chávez devastó a Venezuela. Luego de casi dos años de luchar contra el cáncer, Chávez perdió y dejó el futuro de su país en la incertidumbre. Ciertamente, diversas interrogantes se han desprendido de tal acontecimiento. El vacío presidencial que ha dejado el mandatario y las discusiones sobre su sucesor encabezan la lista.

De cualquier manera, al menos por ahora, el asiento presidencial no ha quedado del todo vacío. Nicolás Maduro, ex vicepresidente y ahora Presidente Encargado de Venezuela, ha jurado asumir el cargo tal como Chávez, él asegura, le pidió antes de partir a Cuba por última vez para sus tratamientos. Maduro tomó posesión del cargo formalmente en el funeral y manifestó su interés por continuar en la defensa de las mismas causas que Chávez defendió durante su gobierno.

Por su parte, el lunes 11 de marzo Maduro acudió a la sede del Consejo Nacional Electoral para inscribirse como candidato presidencial en las próximas elecciones del 14 de abril. Por otro lado, el ex candidato Henrique Capriles, quien fue derrotado por Chávez en las últimas elecciones del 7 de octubre, se ha postulado de nuevo como candidato presidencial.

En los últimos días se ha hecho evidente la radical diferencia de posturas entre estos dos candidatos, sobre todo en relación al procedimiento llevado a cabo para sustituir al fallecido mandatario. De acuerdo a la Constitución venezolana, el plazo establecido para elegir a un mandatario en caso de su ausencia total es de 30 días. No obstante, señala Capriles que las declaraciones públicas hechas por Maduro desde el funeral hasta el momento han fungido más bien como una campaña política en su favor. Para una rueda de prensa dijo: «Somos respetuosos del momento pero no estamos dispuestos a tolerar abusos de poder. ¿Necesitas usar los poderes del Estado para ir a unas elecciones?».

Capriles ha cuestionado la decisión del Tribunal Supremo de designar a Maduro como presidente provisional. Argumenta que de acuerdo a la Constitución nadie puede hacerse del cargo presidencial a menos que así lo decida el pueblo. En caso de absoluta ausencia se designará al vicepresidente como tal, más no como presidente hasta convocar elecciones en un plazo de 30 días. A esto el joven candidato de 40 años de edad, lo ha llamado “Golpe de Estado Constitucional”.

Expertos han señalado la dificultad de cambio en la tendencia política del país. La población venezolana ve en la figura de Chávez, con mayor intensidad luego de su muerte, a una suerte de héroe nacional, situación que dificulta mucho la inclinación popular hacia el cambio. Aunado a esto, Maduro se ha proclamado como el hijo de Chávez, prometiendo continuar sus labores en lealtad al difunto presidente. A partir de la defunción de Chávez, Venezuela se ha declarado en luto nacional. Es decir, se han suspendido las actividades dentro del país en señal de respeto y duelo. De cualquier manera, nada está decidido aún ya que el voto finalmente está en manos del pueblo. Para el resto del mundo no queda más que esperar la decisión de éste en los comicios del próximo 14 de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *