Se confirmó la identidad y misión de las CEBs

Los días del 10 al 12 de mayo de este año, en Santiago de Chile, se tuvo una reunión de Obispos, cercanos a las Cebs., convocados por el Celam,  en la que participaron algunos de los animadores nacionales de las Cebs.  En ella se tuvo un diálogo fructífero y al final, dieron a conocer un documento llamado “PROPUESTAS DEL TERCER ENCUENTRO DE OBISPOS RESPONSABLES DE LAS CEBs CON LA ARTICULACION CONTINENTAL”.

Es importante el contextualizar esta reunión para que se pueda comprender la importancia de estas propuestas.

Desató una polémica muy fuerte, el hecho de que en la Conferencia de Aparecida, entre la 3ª y 4ª redacción del documento, hayan desaparecido los números relativos a las Comunidades Eclesiales de Base.  Esto provocó que Mons. Gualberti, encargado del departamento de “Parroquias, Comunidades Eclesiales de Base y pequeñas comunidades”, invitara a presentar una moción al plenario para que se insertaran de nuevo los números que se habían suprimido.  Nunca se ha sabido con seguridad, aunque hay sospechas fundadas, quién y fue el autor intelectual y las razones de tal supresión. El plenario estuvo de acuerdo que aparecieran de nuevo dichos números.  En ello, según el Sr. Arz. De Tlalnepantla, D. Carlos Aguiar Retes, hubo una intervención directa del Papa Benedicto XVI (Nov. Del 2008, Techaluta, Jal.).

La polémica desatada entre teólogos y pastoralistas llevó al Card. Francisco Javier Errázuriz, presidente del Celam, y copresidente de la V Conferencia Episcopal Latinoamericana (La Va Celam), a proponer un congreso latinoamericano en el que se tratara el tema de las Cebs.  Este congreso se tardó 3 años y medio. Finalmente se tuvo la reunión este año.

Al final se elaboró un documento que resumió los puntos tratados en ese encuentro.

El documento es valioso y vale la pena comentar algunos de los párrafos más significativos.

El primer punto tratado fue la identidad de las Cebs. En el diálogo hemos sentido la necesidad de reafirmar la identidad de las CEBs en un mundo globalizado caracterizado por el pluralismo, individuación y relativismo.

Afirmamos y testimoniamos lo que son las Comunidades Eclesiales de Base:

– “Las CEBs son expresión viva de la koinonía, a imagen de la comunión Trinitaria entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

–  El centro es la persona de Jesús que vino a anunciarnos el proyecto del Padre, el Reino de Dios.

–  Su referencia y raíz son las primeras comunidades cristianas reunidas en torno a la Palabra, la Eucaristía, la oración y la caridad como la de los Hechos de los Apóstoles (Hech 2, 42) en tal sentido son célula inicial de estructuración eclesial (Med 15, 10; AP 178).

Las Comunidades son fraternas y abiertas, comprometidas con los pobres, la justicia y el bien común, a la luz del magisterio de la iglesia, particularmente la Doctrina Social.

Se vive la fe en comunidad de manera profética y misionera.

En esta experiencia eclesial se promueven y propician los ministerios y servicios de laicos y laicas, en comunión y corresponsabilidad con los Pastores”.

Los obispos retoman la expresión de Medellín y de Aparecida en la que se reconoce su identidad de las Cebs. como Iglesia de Jesús Esto expresa la vocación a la que están llamada: a ser Iglesia, Sacramento de Salvación y no un carisma eclesial.

En cuanto a la misión de las Cebs, que es el 2° aspecto tratado en el documento, se dice:

La CEB como comunidad de bautizados está llamada a ser presencia capilar de Iglesia y dar testimonio del amor de Dios en todos los ámbitos de la sociedad. (RM50-51).

Las CEBs reafirman la opción preferencial y evangélica por los pobres con particular atención a nuevos rostros y contextos de pobreza, “para que nuestros pueblos en Cristo  tengan vida”.

–          Las CEBs están comprometidas a ir al encuentro de los alejados, a los indiferentes y a los que alimentan descontento o resentimientos frente a la Iglesia (AP310), como un primer gesto evangélico de amistad y cercanía.

Una de las críticas que se hace a las Cebs., y que es razón del rechazo de muchos pastores y fieles a ellas es el que están politizadas, incluso, mediatizadas por partidos políticos y organizaciones de izquierda.  En este documento se reconoce el valor de la opción por los pobres y el que sean presencia capilar de Iglesia en los ámbitos de la sociedad. Luego es legítimo su compromiso social

En cuanto a la articulación de las Cebs., se afirma:

La vivencia de la comunión de amor en y entre CEBs es signo e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad del género humano.

–          Anhelamos seguir fortaleciendo y creando espacios de comunión y articulación entre las CEBs a nivel parroquial, diocesano, nacional, continental y mundial.”

Es importante esta apreciación de la articulación de las Cebs., para que no se crea que es paralela a la de la Iglesia y que son experiencia eclesial de otros tiempos ya pasados.

El Espíritu está soplando a favor de este Modelo de Iglesia, pequeña y entre los pequeños.

Un gesto que generó conciencia y esperanza

Por: Alejandro Salas

Caminar para llegar a una meta, para construir una sociedad mejor. “Porque otro mundo es posible”, así lo expresó la pancarta de tres jóvenes que unidos a las cerca de 3 mil personas participantes en la Marcha por la Paz que expresaron estar hartos de un México con violencia e inseguridad;de un Méxicosinrespetoalanaturaleza, de políticos que no ven más allá de sus bolsillos.

Con el espíritu de inconformidad, pero también de transformación, Sayula fue una comunidad que el pasado domingo 5 de junio realizó una marcha por la paz y el medio ambiente. El punto de reunión de un primer contingente fue la plazuela de san Sebastián a las cinco de la tarde. Para caminar por las calles principales de Sayula hasta llegar al Santuario de Guadalupe, y retornar a la plaza principal. Durante el recorrido se integraban alumnos de las primarias, secundarias, educación medio superior y agentes de pastoral de la parroquia. La mayoría con ropa de color blanco, un distintivo verde y pancartas alusivas a la marcha.

En el jardín principal se celebró un acto cívico coordinado por las organizaciones: Amigos de la naturaleza, Bandera negra, Pacha Mama, Brigada Espartaco, Hermanas Doroteas y Agentes de pastoral de la parroquia. Participaron jóvenes inquietos por promover la paz y la justicia; adolescentes preocupados por proteger el planeta de la mano destructora del hombre y niños que con sus cantos expresaron su deseo de un mundo distinto y mejor.

Exigencia de verdad y justicia, fin a la guerra, seguridad nacional, erradicar la corrupción y la impunidad, atacar la raíz económica del crimen organizado, recuperar el tejido social, promover una democracia participativa y representativa… son los seis puntos cardinales del pacto por un México en paz, con justicia y seguridad, al cual se le dio lectura. Cerca de las 7:30 de la tarde, los participantes culminaron este acto cívico cantando el himno nacional.

La intención no fue maldecir el mal que rodea nuestros municipios, sino superarlo con un gesto pequeño que ayudara a poner la historia en dirección correcta. Un gesto que busca una civilización más humana. Así asumimos la realidad que nos ha tocado vivir y el compromiso de transformarla, con la esperanza de consttruir un mundo mejor para la madre tierra, Pachamama, y para la humanidad.

Publicación en Impreso

Número de Edición: 110
Autores: P. José Sánchez
Sección de Impreso: Luz y Fermento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *