Homilía para el Viernes Santo 2014

Contemplamos a Jesús muerto

Con el rezo del Vía crucis hoy por la mañana y esta celebración de la Palabra, acompañamos a Jesús en su Pasión, que terminó con su muerte y sepultura. Jesús murió, quedó desfigurado como se expresa el profeta Isaías del Siervo de Dios. Con su Pasión y Muerte se unió totalmente a los humanos, pues asumió nuestra condición. Con su Pasión y Muerte vivió la obediencia a su Padre hasta el final, como afirma la Carta a los Hebreos. Así lo contemplamos en esta tarde.

Contemplamos a Jesús muerto

Textos: Is 52, 13-53, 12; Hb 4, 14-16; 5, 7-9; Jn 18, 1-19, 42.

Misal Romano 021

Con el rezo del Vía crucis hoy por la mañana y esta celebración de la Palabra, acompañamos a Jesús en su Pasión, que terminó con su muerte y sepultura. Jesús murió, quedó desfigurado como se expresa el profeta Isaías del Siervo de Dios. Con su Pasión y Muerte se unió totalmente a los humanos, pues asumió nuestra condición. Con su Pasión y Muerte vivió la obediencia a su Padre hasta el final, como afirma la Carta a los Hebreos. Así lo contemplamos en esta tarde.

En su Pasión están asumidas todas las personas que sufren por la pobreza, las injusticias, el hambre, las enfermedades… En su cuerpo despedazado van todas las gentes destrozadas por los accidentes, las guerras y la violencia organizada. Junto con su cuerpo son sepultados los cuerpos de las personas que mueren. Pareciera que la violencia, las guerras, las injusticias, la muerte tienen la última palabra en nuestro mundo. Pero no. Esperamos en la Resurrección.

Enseguida vamos a realizar un gesto de adoración a la Cruz. Con este signo reconocemos y agradecemos a Dios la obediencia y la entrega de Jesús hasta dar su vida por nosotros en una Cruz; pedimos perdón por todas las personas y grupos que, de manera clara o velada, violentamente acaban con la vida de miles de personas en el mundo. Luego nos acercaremos a comulgar. Que el Cuerpo triturado y resucitado de Jesús nos fortalezca para dar vida a quienes sufren.

18 de abril de 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *