Guía para la celebración dominical en familia

Les compartimos una guía para celebrar el domingo en familia, en el ambiente de prevención por el Covid-19. Es para el próximo domingo 24, fiesta de la Ascensión del Señor.

Jesús nos dejó su misión

Celebración dominical de la Palabra en familia, fiesta de La Ascensión del Señor (24 de mayo de 2020)

Parroquia de Santo Niño Milagroso, en Huescalapa, Jal.

 

  • INDICACIONES: Tener un altar con la Biblia abierta en Mt 28, 16-20, el cirio encendido, agua bendita y una imagen de la Ascensión de Jesús. Alrededor, varios letreros: “Vayan”, “Hagan discípulos”, “Bauticen”, “Enseñen”, “Serán mis testigos”, “Yo estaré con ustedes”. Junto a cada letrero una imagen que represente lo que ahí está expresado.

 

INICIO

CANTO:  Id y enseñad (Sois la semilla) (Se puede descargar en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=V-C2_3pgyGU.

 

PAPÁ:      Este domingo celebramos en la Iglesia la Ascensión de Jesús. Con esta celebración estamos unidos a todas las comunidades y familias que, como Iglesias domésticas, se reúnen hoy domingo para agradecer a Dios la Resurrección de Jesús, su Hijo, y para alimentarse de la Palabra de Dios, la oración y la Comunión, y para salir a la misión.

MAMÁ:    Iniciamos En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Viendo el altar, comentemos. ¿Qué nos hace pensar? ¿Vivimos esto como familia? ¿Lo realizamos como barrio?

Vamos a pedir perdón a Jesús porque, siendo bautizados, no cumplimos la misión que Él nos encomendó antes de volver al Padre.

PAPÁ:      Tú que volviste junto al Padre: Señor, ten piedad.

TODOS/AS: Señor, ten piedad.

MAMÁ:    Tú que fuiste glorificado para siempre: Cristo, ten piedad.

TODOS/AS: Cristo, ten piedad.

HIJOS/AS: Tú que nos haces ascender al Cielo contigo: Señor, ten piedad.

TODOS/AS: Señor, ten piedad.

 

PALABRA DE DIOS

PAPÁ:      Vamos a prepararnos para leer y reflexionar el Evangelio de hoy. San Mateo nos narra las indicaciones que Jesús dio a sus discípulos antes de subir al Padre. Vamos a poner mucha atención, porque lo que les dijo Jesús es también para nosotros. Nos disponemos para escucharlo, cantando: Tu Palabra me da vida.

HIJO/A MAYOR: Toma la Biblia del altar y lee Mt 28, 16-20 (Nota: Si es necesario, se lee otra vez el texto).

PAPÁ:      ¿Qué nos llamó la atención de este texto de san Mateo? ¿Dónde se reunió Jesús con sus discípulos? ¿Qué hicieron ellos al verlo? ¿Qué mandó Jesús a sus discípulos (tres cosas)? ¿Qué les prometió Jesús?

MAMÁ:    Antes de volver al Padre, Jesús dejó la misión y la fuerza para realizarla. A partir de ese momento, la misión que Él había realizado quedó en manos de sus discípulos y discípulas. Esa misión nosotros la recibimos en el Bautismo y tenemos el compromiso de realizarla. Nosotros, sus papás, junto con sus padrinos nos comprometimos a educarlos a ustedes en la fe, a enseñarles a cumplir todo lo que Jesús nos mandó, a formarlos buenos discípulos y discípulas, a ayudarles a ser misioneros y misioneras en la comunidad y en el mundo.

Viéndonos reflejados en el evangelio, comentemos: ¿Estamos creciendo como discípulos misioneros de Jesús? ¿En qué se nota? ¿Qué nos falta para ser misioneros con los enfermos, migrantes, indígenas, jóvenes y demás familias de nuestro barrio?

Vamos a dar gracias a Dios por la misión recibida y a pedirle que nos siga acompañando con su Espíritu para que realicemos esta tarea como papás y para que, como familia, seamos discípulos misioneros en medio de nuestro barrio y colaboremos a que la comunidad en que vivimos sea una Iglesia en salida.

TODOS/AS: Te damos gracias, Padre, porque Jesús,

poco antes de su Ascensión, nos confió su misión,

nos mandó a ser sus testigos y nos prometió su Espíritu.

Tu Espíritu, Señor, es el aliento con que respiramos,

nos hace personas libres, iguales y fraternas.

Bendito sea tu Espíritu, Padre de todos.

El Espíritu de Jesús nos conduce en la misión,

nos hace pasar de la servidumbre al servicio,

del miedo a la valentía,

de la oscuridad a la luz,

del encerramiento a la misión.

Queremos dejar que Él nos siga conduciendo

en la misión que tenemos como bautizados

y que hoy renovamos con esta celebración.

Amén.

 

BENDICIÓN Y ORACIÓN FINAL

PAPÁ:      Como signo de que queremos cumplir la misión que recibimos en el Bautismo y de que queremos que el Espíritu de Jesús nos siga ayudando a realizarla, vamos a darnos la bendición.

(Nota: Los papás hacen la señal de la cruz con agua bendita en la frente de sus hijos/as y les dicen: Que Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, a quien recibiste en el Bautismo te bendiga, te guarde de todo mal, te ayude a cumplir la misión y te lleve a la vida eterna. Al recibir la bendición, cada quien responde: Amén. Lo mismo hacen los/as hijos/as con sus papás).

MAMÁ:    Terminemos nuestra celebración familiar con la oración que Jesús nos enseñó: Padre nuestro

 

  • Cantar nuevamente: Id y enseñad.

Descargar archivo aquí: CELEBRACION DE LA PALABRA 24 MAYO 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *