El Puente

Diócesis de Ciudad Guzmán, Jalisco, México

El obispo nunca va a poder solo

Instalación del Consejo Presbiteral

Por: P. J. Lorenzo Guzmán J., Párroco de Huescalapa

Trabajar por la comunión diocesana, con los demás presbíteros, las vicarías y las parroquias (Foto J. Lorenzo Guzmán J.) (2)

“En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Con la gracia de Dios, quiero dejar instalado este Consejo para bien de la vida de nuestra Iglesia diocesana. Quiero que el Consejo sea un signo de la comunión en la Iglesia, particularmente entre los presbíteros y el obispo, al servicio de la comunidad”.

Con estas palabras, el 30 de abril, el obispo Óscar Armando Campos Contreras hizo la instalación del nuevo Consejo Presbiteral. El anterior Consejo terminó su función al cesar su servicio como obispo de esta Diócesis Don Rafael León Villegas.

“El Consejo presbiteral de la Diócesis de Ciudad Guzmán es un grupo de sacerdotes que forman como el senado del Obispo, en representación de todo el presbiterio”, como señalan sus estatutos.

Los sacerdotes miembros del Consejo, el cual tendrá una duración de tres años, son:
Elegidos en las vicarías: José Pérez Madrigal, Rosendo Barragán Álvarez, Porfirio Mares Morales, Juan Gaspar Castro Blanco, Jesús Facundo Ramírez y Raúl Jiménez López.
Por razón de su oficio: José García Sotelo, Vicario General; Jesús Sebastián Rojas Gómez, Vicario Judicial; José Alfredo Monreal Sotelo, Vicario para la Vida Consagrada; Andrés Martínez Vázquez, Rector del Seminario; José Lorenzo Guzmán Jiménez, Vicario de Pastoral; J. Alfredo Hernández Gaspar, Francisco Javier Arias y Manuel Torres Panduro, Consultores.

Representante de los religiosos: Alejandro Cancino Franklin, s.j.

La primera tarea del Consejo fue la lectura y revisión de los estatutos del Consejo, en vistas a su actualización, pues los que han estado rigiendo a esta instancia diocesana fueron aprobados el 16 de diciembre de 2002.

La segunda tarea fue la organización interna –comisiones, calendarización de reuniones, tareas inmediatas– para continuar su servicio.

Al final de la reunión, el obispo Campos agradeció a Dios la reunión y al nuevo Consejo el apoyo a su ministerio. “El obispo nunca va a poder solo; espero que juntos podamos discernir lo que el Espíritu vaya diciendo en función de la Iglesia diocesana”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *