Casa Nazareth. Labor humana de inspiración cristiana

Casa Nazareth es hoy el reflejo de un continuo trabajo de 36 años de ayuda a jóvenes con adicción a las drogas. Basados en valores cristianos y profundamente humanos, se ha logrado rescatar a cientos de jóvenes de las calles a través de un proceso reeducativo, donde aprenden a revalorar la fragilidad de la vida y a reconstruir relaciones de cariño consigo mismos y sus familias.

Los jóvenes y las adicciones

Hablar de la relación de los jóvenes con las adicciones negativas es tocar un asunto delicado, porque es un proceso en el que intervienen distintas y complejas variables.

Un buen número de investigadores señalan que uno de los factores que propicia que los jóvenes se sientan atraídos por los paraísos artificiales de las drogas, es la pobreza. La pobreza entendida no sólo como la carencia de bienes materiales, sino también como la falta de oportunidades para desarrollar sus capacidades, talentos y energía en un ambiente de libertad. Apuntan que el entorno que les ha tocado vivir es desfavorable porque está marcado por una cadena de crisis, fruto de una profunda descomposición social. Son hijos de una sociedad excluyente que oscurece su horizonte de vida. Por eso una de las salidas es el consumo de estupefacientes.

Otro factor que apuntan los estudiosos es la falta de una formación sólida. Numerosas encuestas señalan que los “chavos banda” son hijos de familias desintegradas, que han dejado la escuela y no tienen oportunidad de un empleo estable. Ante la falta de cariño y desamparo social tienden a pertenecer a una banda que por lo menos le dé identidad y protección.

En México la problemática es alarmante. En los últimos diez años el consumo de drogas ha aumentado de manera considerable. El gobierno y múltiples organizaciones sociales se han ocupado del problema. Pero desgraciadamente sin ir al fondo de la problemática. Las políticas de acción se concentran en atacar el consumo, pero se olvidan de la prevención y la educación; buscan la rehabilitación, pero no un proceso de re-educación de la persona que la lleve a descubrir su dignidad, le anime a encontrarse consigo mismo, con la naturaleza y a integrarse con su familia y comunidad como un actor protagonista en su historia personal y social.

En este reportaje presentamos dos experiencias de trabajo con jóvenes víctimas de las drogas. Son dos ventanas que nos ofrecen una visión distinta, un camino más humano y una esperanza.

Casa Nazareth

En 1975 la Religiosa Ester Pérez Rivera comenzó un movimiento junto a un puñado de colaboradores, que se dieron a la tarea de ayudar a los jóvenes de la calle; un trabajo humano y espiritual que duraría 12 años en los barrios con las bandas, antes de fundar en 1987 en la colonia Oblatos de Guadalajara la Casa Nazareth. Esta labor suma ya 36 años de vida, en los que se han tenido altas y bajas, pero se ha logrado consolidar un servicio muy importante para la comunidad. Uno de los colaboradores que ha visto el proyecto crecer desde sus inicios es el Padre Jesús Madrid, quien dirige actualmente la Casa Nazareth y amablemente nos concedió una entrevista para conocer más a fondo el trabajo que se realiza en este centro.

Casa Nazareth ayuda a jóvenes, principalmente de bajos recursos, a recuperar su calidad de vida, porque la droga destruye. Es peor que el Napalm, esa gasolina gelatinosa que se pega en arboles, animales y humanos y que aun con el agua se consume toda. La droga no sólo destruye a la persona sino a la familia y a los amigos, a todo a lo que rodea, todo lo descompone. Nadie se queda tranquilo cuando es testigo de la incapacidad de hacer algo para liberar la vida de un adicto. A quienes enfrentan esta situación, se les debe ayudar a recomponer su vida a través de un proceso de reeducación.

El Padre Madrid explica qué es la reeducación: “no se trata de rehabilitación porque no están defectuosos; es reeducación, porque educación es el ser conducidos y también el cómo nos conducimos en la vida; no se trata de cómo hacer un papel bonito en la sociedad sino de encontrar la felicidad en nuestras vidas y los vínculos con nuestras familias. Por eso el trabajo se centra en la reeducación”. Al contar cómo surgió este modelo de reeducar, el Padre explica que “en Venezuela se dio un interesante proceso de rescate a jóvenes de las drogas, un proyecto llamado “Hogares CREAS” iniciado por el Padre José María Rivolta, donde se introduce el término de reeducación, involucrando a las familias en el proceso. Nosotros nos hemos enriquecido de estas ideas e intercambiado experiencias con estos proyectos en dos viajes a Venezuela en el 2004 y en el 2007.”

Como parte del proceso, se invita a los muchachos a reconstruir sus relaciones con la familia y cortar de raíz la relación que tienen con la droga, a volver a acostumbrarse a la frescura del encuentro con los propios. El proceso hace mucho énfasis en los vínculos de cariño, pues son parte fundamental en la reconstrucción de las relaciones. El Padre señala que es importante no hacer negocio con la recuperación, quien afirma que cabe hacerse la pregunta “¿Cuál será mejor negocio vender la droga en la calle, o cobrar para que la gente se recupere? ¿Cuál es la diferencia?” Aunque esto implique sufrirle un poco con los sueldos y cubrir los gastos, se siente más bonito, añadió. Además, explicó que la Casa Nazareth está afiliada al IJAS, lo que les permite dar recibos deducibles de impuestos. Sin embargo no trabajan directamente con ellos ni reciben su ayuda, los principales ingresos vienen de bienhechores de la misma comunidad, que ayudan con lo que pueden.

La casa funciona con un equipo externo y uno interno. El equipo interno se compone de tres personas: dos educadores y el Padre Madrid. El equipo externo está formado por algunos médicos y psicólogos, así como por un grupo de matrimonios, que ayudan principalmente en las labores de acompañamiento con las familias, sobre todo los fines de semana. También colabora un diácono de Bélgica, quien se ha interesado ampliamente en el proyecto. Asimismo hay un grupo de jóvenes de Bélgica que se renueva cada seis meses y les ayudan. De acuerdo a lo que nos explicó el Padre, ellos vienen a prestar servicio en la región y se comprometen a ir a la casa una vez al mes. También les ayudan estudiantes del Instituto de Ciencias. Sobre esto hizo énfasis en que “al prestar servicio aquí, se crea un enriquecimiento de dos vías, mientras los jóvenes aportan ayuda, se sensibilizan sobre estos temas”.

El proceso que se sigue funciona en tres niveles. En el primer nivel se intenta que el muchacho se retire de la droga, que el cuerpo se limpie de las substancias, “volver a tener confianza en mi persona”, volver a interesarse en uno mismo y amar la vida. Como explicó el Padre, esto se consigue haciendo al individuo entrar en contacto con la naturaleza, con plantas y animales para lograr la re-sensibilización ante la tragedia, el drama de la tierra y la fragilidad de la vida. Este nivel se lleva a cabo en un rancho ubicado cerca de Puente Grande, donde los jóvenes tienen el propósito de pasar tres meses antes de continuar.

En el segundo nivel, ya en Casa Nazareth, se trabaja para arrancar la droga no sólo del cuerpo sino también de la mente, viendo las deficiencias que las drogas causan, por ejemplo cómo pudre la vida sexual y por ende la relación matrimonial. El objetivo del tercer nivel es intentar que los individuos aprendan a ver la droga como una cosa, como algo más, como una pluma o un cuaderno, y saber que no hace falta, entendiendo que alguna vez fue algo muy importante para ellos, pero ya no lo es. Se pretende, como enfatiza el Padre Madrid, “liberar a los jóvenes del trauma, del terror, del temor, del yugo y de la postración a la droga”. Para esto, se incentiva la reintegración a la escuela, a su familia y al trabajo. Existe un proyecto para incorporar un cuarto nivel en el proceso, en el cual se pretende que los muchachos, ya recuperados, se involucren en el acompañamiento de jóvenes en recuperación, porque, como afirma el director, “para ellos es muy importante el conducirse como familia y amigos”.

Al preguntar al Padre Madrid cuáles son los principales retos u obstáculos a los que se enfrenta Casa Nazareth, nos comenta que los jóvenes llegan poco convencidos, la droga sigue siendo una fascinación para ellos. Esto sucede especialmente en los tiempos actuales, donde la droga ya no es solo negocio al exportarla a Estados Unidos, sino que se encuentra cada vez más un mercado grande aquí. “Muchas veces nos piden que vayamos por los muchachos y los traigamos a la fuerza, sin embargo esto no resulta, porque no se puede obligar a los jóvenes a entrar a este proceso y cualquier esfuerzo se vuelve inútil”. Otro factor fundamental, comenta el Padre, es que en muchas ocasiones las mismas familias se convierten en un obstáculo, no colaboran porque no intentan un proceso de verdadero cambio. Se involucran muy poco. Asimismo el reto que presenta las limitaciones económicas también supone un inconveniente.

Un problema fundamental al que se enfrentan es el aumento en la incidencia en el uso de la droga, incluso en los niños. Como explica el Padre Madrid, “ahora vemos que la droga se vende a los niños en las primarias, para engancharlos desde pequeños. Entonces ya están en la calle robando para poder comprar la droga desde los 10 o 12 años”. En este sentido, es importante el apoyo que las familias den a los jóvenes, ya que en muchas ocasiones se niegan a reconocer que éstos se exponen continuamente a la droga hoy en día. Castigan a los hijos si se acercan o prueban la droga, en lugar de intentar guiarlos antes de que esa curiosidad se convierta en una adicción.

En relación a la actual guerra contra el narcotráfico, el Padre afirma que ésta ayuda a que el nivel de consumo aumente: “existe un grupo social marginado muy grande y es necesario mejorar las condiciones de vida de la sociedad en general. Se necesita fortalecer los vínculos de confianza y de cariño, familiares y sociales, un acercamiento más humano al otro”. En su opinión, “se tiene la idea de que el mexicano es perezoso y no puede cambiar las cosas, pero eso no es cierto, podemos recuperar nuestra calidad de vida”.

También hablamos con Martín Aguirre Barba, quien es uno de los educadores y acompañantes de Casa Nazareth, y superó una adicción de más de diez años. Cuenta que lo que lo motivó a dejar la droga es el daño que había ocasionado en su vida y en la de su familia. “Le recomendaría a todos los jóvenes que no lo hagan, que no se droguen, porque la droga tiene consecuencias que uno ni siquiera se imagina; no sólo en cómo nos comportamos, a la larga también te afecta el corazón, los ojos, tu estómago y cuando menos cuenta te das ya estás enfermo. Además, los jóvenes están llenos de energía y deben aprovechar su tiempo”.

Para cerrar, el Padre Madrid añadió que “los jóvenes son una esperanza viva y grande para recuperar la habilidad de ser libres. Aunque reconocemos que hay un sinfín de intereses y condiciones que los oprimen, debemos luchar contra estas condiciones adversas no con odio, sino con cariño, porque a la larga el odio nos detiene y destruye, y con cariño se construye”.

Publicación en Impreso

Número de Edición: 108
Autores: Dichos y Hechos
Sección de Impreso: Juan Ignacio Pérez

22 pensamientos sobre “Casa Nazareth. Labor humana de inspiración cristiana

  1. hola buenas tardes esperando este bien quiciera infornarme por este medio como puedo asistir asus instalacione sy que requisitos ocupo, esto es para poder a yudar a un hermano que tengo que esta en las drogas y deseo ayuda para ayudar gracias y espero una respuesta

  2. hola, me gustaría conocer la dirección y el teléfono de la Casa para poder derivarles a unir o mío, gracias

  3. Tengo la inquietud de apoyar en el campo de la salud a Caza Nazareth Guadalajara, como puedo obtener información. Soy Lic. en Homeopatia. Gracias.

  4. Deseo saber la direccion de casa Nazaret en Puente grande para ayudar a un nieto gracias.

  5. Deseo saber la direcion de Casa Nazaret en Puente Grande para ayudar a mi nieto gracias.

  6. Buenas tardes podrían hacer favor de proporcionar fechas de inicio de ingreso y costo de estancia
    Y ubicación de las instalaciones

  7. Quisiera saber si ahí tienen atención psiquiatrica para personas con problemas serios, valoración y si es necesario internar.Gracias.

  8. Buenas tardes a todos yo solo quiero darles las grasias a casa Nazaret es algo verdaderamente fasinante y sus procesos son efectivamente 100% reales y de mucha ayuda,
    ayudaron ami esposo y hoy esta recuperado grasias casa Nazaret por existir.

  9. Hola, un sacerdote nos informó sobre esta casa, pero el teléfono que nos facilitó al parecer está desactivado. Me podrían ayudar con datos de contacto? o por lo menos la ubicación exacta?

  10. Soy Caballero de Colón en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco;nuestra orden hace eventos, reuniones, retiros, etc. frecuentemente, nos gustaría que nos dieran el domicilio, teléfono y correo electrónico que tienen para contactarlos.

  11. Yo estune hay ase 20 años no recuerdo la dirección exacta pero esta en la colonia obrero y la calle creo es san patricio el numero es 36381619

  12. Me gustaría saber los requisitos para el ingreso de un niño de 13el tiene TDA y empezó a fumar y a inhalar pegamento lo acabo de sacar de un centro donde lo golpeaban lo drogaban lo robaban
    Me podría decir cuánto tiempo y cuanto cuesta y si me pasa el domicilio y el num telefónico gracias

  13. Si alguna persona le interesa el teléfono es 36381619 ahí pueden pedir informes y la dirección espero a alguien le sirva.
    Buen dia

  14. Bendiciones siempre, quisiera si es.posible me enviaran informes de.las.instalaciones, o como.puedo llegar, gracias saludos, es para un familiar

  15. me encantaria poder llevbar a mi hijo es adicto pero se resiste. por favor mandeme informes cuanto cuesta la estancia y cuales progamas aplican y la duracion .y con que progamas cuenta . y si les hacen alguna valoracion o examenes o chequeos medicos al ingreso.

  16. Me pueden mandar el teléfono y la dirección por favor del centro de rehabilitación casa Nazareth

  17. BUENOS DIAS, RECIBAN UN SALUDO FRATERNO DESDE PERU.
    ME ACABO DE ENTERAR DE LA PASCUA DEL P. JESUS MADRID. DIOS LO TENGA EN SU GLORIA Y EL MAS QUE NADIE SABE EL ESFUERZO, PERSEVERANCIA Y CARIÑO CON EL QUE INICIO Y MANTUVO ESTA LINDA LABOR CON LOS JÓVENES EN ESTE PROCESO DE REEDUCACION Y UN ENCUENTRO PERSONAL CON JESUS AMIGO .
    QUE EL SIGA ENVIANDO BENDICIONES PARA ESTE ACOMPAÑAMIENTO QUE SE LES BRINDA A LOS JOVENES Y A QUIENES TANTO BIEN HA HECHO.
    LOS RECUERDO CON MUCHO CARIÑO Y GRATITUD POR TODO LO APRENDIDO CON EL PADRE Y CON CADA UNO DE LOS QUE COMPARTI EL TIEMPO QUE ME TOCO VIVIR EN GUADALAJARA.
    MI ORACION POR TODOS LOS QUE FORMAN PARTE DE ESTA FAMILIA DE CASA NAZARET, LOS DEL EQUIPO, INTERNO QUE ARDUAMENTE ESTAN LOS ELLOS, LOS DE APOYO EXTERNO, EN FIN TANTAS PERSONAS QUE DE BUEN CORAZÓN SON SIGNOS DEL AMOR Y PROVIDENCIA DE DIOS.
    MI ORACION POR EL PADRE JESUS, QUIEN YA ESTA JUNTO A SU GRAN AMIGO DE TODA LA VIDA Y A QUIEN SUPO TRANSMITIR.
    UN ABRAZO PARA TODOS .
    HNA. SILVIA DEL PILAR CARRASCO MONTOYA, (CARMELITA DEL SAGRADO CORAZON- PERU)

  18. Buenas tardes, necesito saber dede que edad reciben y su numero de telefono para contactarme?

  19. Casa Nazareth continua su servicio a la comunidad, su domicilio es Calle Mesa del Norte, a media cuadra de la Parroquia del Señor del Perdon y a 5 cuadras del panteon municipal o guadalajara, tel. 3336381619 (San Patricio y Santa Lucia).
    Los que abrieron esta pagina estan contestando las dudas o preguntas. Hoy 21/03/2020 me estero de esta pagina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *