9ª Asamblea Diocesana Post-sinodal

LogoA LAS HERMANAS Y HERMANOS QUE PARTICIPAN DE NUESTRA ESPERANZA EN UN MUNDO NUEVO DE JUSTICIA Y DE PAZ:

Nosotros laicas, laicos, delegados de nuestras comunidades parroquiales, religiosas, seminaristas, presbíteros, participantes en la IX Asamblea diocesana post-sinodal convocados por nuestro Señor Obispo D. Braulio Rafael León Villegas, los saludamos en el Señor de la Historia, y les deseamos paz y alegría.

LogoA LAS HERMANAS Y HERMANOS QUE PARTICIPAN DE NUESTRA ESPERANZA EN UN MUNDO NUEVO DE JUSTICIA Y DE PAZ:

Nosotros laicas, laicos, delegados de nuestras comunidades parroquiales, religiosas, seminaristas, presbíteros, participantes en la IX Asamblea diocesana post-sinodal convocados por nuestro Señor Obispo D. Braulio Rafael León Villegas, los saludamos en el Señor de la Historia, y les deseamos paz y alegría.

Queremos comunicarles que en este encuentro fraterno el Espíritu Santo nos ha invitado a escuchar los clamores de nuestro pueblo, y en ellos descubrir los gritos de Dios que nos pide que los escuchemos y aceptemos la invitación a la Misión de comunicar el gozo del Evangelio, y a ser una Iglesia en salida hacia los alejados: los pobres, los jóvenes, los migrantes, los desempleados.

 Esta asamblea nos ha llenado de esperanza al compartir la vida de Iglesia que vamos haciendo en nuestros barrios, colonias y ranchos, que son como una luz, signo de la presencia del Reino. Pero también nos sentimos desafiados al contemplar con ojos de fe los grandes vacíos que tenemos como Iglesia, tanto en la dimensión social, como en lo eclesial.

Estos desafíos nos revelan que hay estructuras eclesiales que ya no son buenas transmisoras de la fe que hacen que no avance nuestro proceso diocesano. ¡Cuánto camino por recorrer! Nuestro Papa Francisco con su Testimonio y Palabra nos invita a que recorramos como Iglesia otros caminos fiados en el Señor, los cuales implican tener más cercanía al Evangelio, al Magisterio latinoamericano y al magisterio de nuestra Iglesia local, para responder de manera inculturada al querer de Dios.

 No vamos solos. El Espíritu del Resucitado nos conduce por estos nuevos caminos, nuestro pastor (Don Rafael) va con nosotros y la comunión con muchos otros hermanos nos entusiasma a no desanimarnos a no bajar los brazos y a no dejar de apostar por el proyecto Diocesano que vamos construyendo de ser una Iglesia sencilla servidora del Reino.

 Hace 55 años el Papa Juan XXIII convocaba a toda la Iglesia a abrir las ventanas para que entraran otros aires nuevos, para actualizar a la Iglesia y para responder a los desafíos. Hoy sentimos nuevamente que el mismo Espíritu nos invita hoy a nosotros a través del nuestro Papa Francisco a abrir las puertas de nuestra Diócesis para que nadie esté encerrado, sino para que salga a las calles a anunciar la Buena Noticia del Evangelio.

Retomando las palabras de nuestro Papa: preferimos que nuestra Iglesia, por estar de salida, esté accidentada más que instalada en la comodidad, la indiferencia, o por estar encerrada en un clericalismo que no nos deja crecer como adultos en la fe.

Regresamos a nuestras comunidades conscientes de que fuimos convocados por el Espíritu de Dios, que siempre está presente en el nacimiento de una cosa nueva, como estuvo en el momento de la Creación y en Pentecostés que nos impulsa a ver el futuro con los ojos de Dios llenos de esperanza y de actitud de renovación personal y comunitaria.

LA PAZ DE DIOS ESTÉ CON USTEDES

*

Además del mensaje final, les compartimos los materiales utilizados en la Asamblea, así como las síntesis de las reflexiones realizadas por los 510 participantes: el Sr. Obispo Rafael León Villegas, los sacerdotes, religiosas, laicos y laicas.

Primer día (25 de febrero): VER LA REALIDAD SOCIAL Y ECLESIAL

Objetivo: “Poner en común los diagnósticos de la realidad, en actitud contemplativa, para descubrir los nuevos desafíos que presenta y, en ella, los signos del Reino de Dios”.

Segundo día (26 de febrero): JUZGAR LA REALIDAD. ESCUCHAR LOS GRITOS DE DIOS

Objetivo: “Escuchar los gritos de Dios en la realidad, para acercarnos a ella con la actitud de Jesús, que se compadecía de la situación del pueblo”.

    1. Diócesis pobre y para los pobres, por el P. J. Lorenzo Guzmán.
    2. Modelo de Iglesia en salida, por el P. Andrés Martínez.
    3. La espiritualidad en la Exhortación del Papa Francisco, por el P. Manuel Torres.

Tercer día (27 de febrero): ACTUAR PARA SER UNA IGLESIA EN SALIDA HACIA LOS ALEJADOS

Objetivo: “Promover que nuestra Diócesis sea una Iglesia en salida, con rostro laical, que vaya a las periferias, a los alejados, y que tenga en su corazón a los pobres”.

Una Crónica expositiva de la IX Asamblea Post Sinodal

3 pensamientos sobre “9ª Asamblea Diocesana Post-sinodal

  1. Me gusta la sistematización de la Asamblea. Esto nos ayuda a la consulta de los materiales.

  2. Me gusto la síntesis esta muy bien para trasmitirla a la base que no pudo asistir a esta asamblea. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *