4 mil millones para infraestructura vial

Por: Liliana García Rosales.

El Presidente Enrique Peña Nieto informó sobre una ampliación a la inversión en la modernización de carreteras y de camiones de carga, como una de las medidas para cambiar la posición que México obtuvo en el índice de desempeño logístico del Banco Mundial. Este año, el país ocupa el puesto número 47 de 155 países (CNN México, 29/08/2013). El presidente desea posicionar a México como un centro logístico mundial. Así que a finales de este año, la inversión que se tendrá hecha será de 88 mil 500 millones de pesos, en una combinación de recursos públicos y privados.
Este proyecto abarca otros objetivos como la mejora en ferrocarriles, puertos, aeropuertos, telecomunicaciones, y carreteras. El Presidente Peña Nieto declaró que para que se aproveche el potencial que se tiene en el país, es necesario que se fortalezca la infraestructura del transporte y que de esa manera se puedan resolver problemas de conectividad y cobertura.

¿Verdadero aprovechamiento o soluciones equívocas?

Esta medida de inversión enfocada a impulsar el progreso en carreteras, telecomunicaciones, aeropuertos, puertos, y ferrocarriles ignora completamente problemas que se padecen en el país desde hace muchos años. Por ejemplo, uno de los problemas más graves que padece el país es la pobreza. Miles de mexicanos viven en pobreza extrema, sin una vivienda, carecen de luz, vestido, comida, y no pueden asistir a la escuela porque tienen que trabajar. La inversión en logística es parte de las medidas para resolver los problemas que acontecen en México, pero la pobreza tiene un aumento cada vez mayor. En México hay 53 millones de pobres. De esta cifra, tres millones 51 mil viven en Jalisco (CONEVAL, Junio 2013). De 2010 a 2012, Jalisco ocupó el cuarto lugar en presentar incrementos en los índices de pobreza de la república mexicana.
En el sexenio de Calderón, las cifras de inversión a infraestructura fueron de 250 mil millones de pesos. Siendo Coahuila el estado que más recibió con la suma total de mil 300 millones de pesos para mejorar y construir las carreteras. El sector de comunicaciones y transportes ha tenido un apoyo constante, sin embargo es un sector el que pudiera no ser tan urgente o prioritaria una inversión de ese tamaño. Actualmente, el presidente Peña Nieto ha hecho énfasis en continuar brindando apoyo económico al sector de transportes y carreteras.
Es prioritario invertir en otros rubros que tengan mayor impacto en la lucha contra la pobreza, como en la educación, salud, y viviendadebido que son uno de los principales problemas que se necesitan combatir.

¿Futuro prometedor?

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza indicó que dentro de las inversiones existen seis diferentes puntos que ayudan al sector del autotransporte, que genera ganancias de 390 mil millones de dólares cada año (CNN México, 29/08/2013), entre ellos se encuentra un plan para la destrucción de unidades usadas que son altamente contaminantes. Muchas de las unidades tienen más de 20 años en servicio.
El secretario mencionó que el resto de los puntos observan la modernización y el ordenamiento de autotransportes, una mayor seguridad vial en carreteras, reducción de uso de combustibles contaminantes, disminución de costos, y decrecimiento de la informalidad en el sector.
El hecho de padecer otros problemas con mayor importancia como la pobreza, dejan en un futuro incierto las acciones del gobierno. En este caso, las inversiones de este sexenio se dirigen hacia el rubro de las telecomunicaciones, transporte, y carreteras, lo cual produce una mejora en la economía porque se generan empleos; en donde Peña Nieto busca hacer una inversión en los camiones de carga que tienen más de 20 años operando.Esto ayuda al mejoramiento del medio ambiente por cambiar los camiones de carga. Sin embargo, el impacto de estas políticas no es una garantía debido que esta clase de empleos no son tampoco una garantía. Los gobiernos suelen parar proyectos por falta de presupuesto.
La reducción de uso de combustibles contaminantes y la destrucción de unidades usadas que contaminan en un nivel muy alto son soluciones para problemas de contaminación en el país. Pero, y la pobreza, ¿hasta cuándo serán tomadas éstas necesidades como prioritarias? Este sexenio va iniciando y el proyecto económico del presidente debería replantear a la pobreza como un tema prioritario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *