Página Diocesana

Información acerca de la Diócesis de Ciudad Guzmán.

Homilía para el 2º domingo de Pascua 2019

Encontrarnos con el Resucitado para ir a la misión
Después de irse encontrando con sus discípulas y algunos de sus discípulos a lo largo del día de su Resurrección, Jesús fue a visitar a la comunidad. Ellos estaban tristes por su muerte y encerrados por miedo a los judíos. Era lógico. Pero la muerte no triunfa, Dios no permanece callado. Dios habla y la Vida triunfa. La Resurrección es la mejor respuesta del Padre a los gritos de su Hijo en la cruz y a la desesperanza de los discípulos y discípulas del Nazareno crucificado. Ese encuentro vespertino, que culminó todos los demás del domingo, transformó totalmente a la comunidad y nos señala lo que tienen que ser nuestras Eucaristías dominicales: un impulso para ir a la misión.

Material de la XI Asamblea Diocesana Postsinodal

Les ofrecemos el material de la XI Asamblea Diocesana Postsinodal. Tiene dos partes: la primera son los contenidos, es decir, la síntesis diocesana de la evaluación de las prioridades en lo eclesial del 4º Plan Diocesano de Pastoral y lo que reflexionamos a partir de ella; la segunda son los apéndices, o sea, los cantos, los saludos, las palabras de nuestro padre obispo, las guías de la oración… Ojalá que les sirva para seguir trabajando en sus comunidades, sobre todo con los desafíos.

Homilía para el Domingo de Pascua 2019

Ver y creer
Jesús de Nazaret, el que murió crucificado, resucitó. Este es el mensaje central del Evangelio y, por tanto, de nuestra fe. Este es el acontecimiento que celebramos hoy con toda solemnidad, aunque lo hacemos cada domingo de manera especial y cada vez que celebramos la Eucaristía. Los textos de la Palabra de Dios nos ofrecen varios testimonios de su Resurrección y nos impulsan a convertirnos en testigos suyos con nuestra vida. La Comunión que recibiremos, que es el Cuerpo y la Sangre del Resucitado, nos da la fuerza necesaria para sostenernos en el testimonio.

Homilía para la Vigilia Pascual 2019

¡Qué noche tan dichosa!
Estamos celebrando la Vigilia de las vigilias, la Misa de las Misas. Esta es la noche de la Resurrección y, en esta velada en que renovaremos nuestro compromiso bautismal de seguir a Jesús y testigos suyos, san Lucas nos ofrece su testimonio de la Resurrección del Señor. Lo acabamos de escuchar en el Evangelio.

Homilía para el Jueves Santo 2019

Como Jesús, el esclavo
Hoy, Jueves Santo, celebramos la institución de la Eucaristía y el mandamiento nuevo del amor. Con esta celebración vespertina renovamos este doble don, dado por Jesús durante la Última Cena, primero con el gesto del lavatorio de los pies y, luego, con la recepción y adoración del Cuerpo y la Sangre de Jesús.

Homilía para el 5º domingo de Pascua 2019

Respuesta a los inmisericordes
Dijo un interno de la Penal que este Evangelio es eterno. Así es la misericordia de Dios, como dice un salmo: “La misericordia del Señor es eterna” (Sal 117), y Jesús la mostró hacia aquella mujer, a quien unos escribas y fariseos mañosos y abusadores le llevaron para justificar su condena a muerte. El acusado era Jesús, no la mujer; a ella la utilizaron de pretexto. La respuesta de Jesús ante el machismo, la crítica a una persona pecadora y la manipulación de la ley, tres prácticas inmisericordes, nos ayuda a revisar nuestra vida, a disponernos a recibir la Comunión este domingo y a seguirnos preparando para la celebración de la Pascua.

Homilía para el 4º domingo de Cuaresma 2019

Regresar al Padre
Nos hemos reunido para celebrar una fiesta: la Eucaristía. Lo hacemos, como cada domingo, para agradecer a Dios nuestro Padre la Resurrección de Jesús, su Hijo. La Eucaristía es un banquete de pecadores, no de puros y perfectos, sino de hijos e hijas que, por el pecado, nos hemos alejado de Dios y que hemos sido recibidos por Él. Dios es un Padre misericordioso, como lo describe Jesús en el texto del Evangelio que acabamos de escuchar.