El Puente

Es una especie de portada. Contiene referencias y ligas del contenido de las demás secciones. Sólo informaciones pequeñas estarán completas, el resto serán llamados. También es un tablero de avisos.

Homilía para el 3er domingo de Adviento 2018

Alegrarnos y convertirnos
La Palabra de Dios nos invita hoy a alegrarnos y a convertirnos. El motivo es la cercanía de la llegada del Señor. Sofonías pide a los israelitas que canten, griten de júbilo, se regocijen, por la vida nueva que llega con Dios, el Salvador; el salmista invita a gritar con júbilo porque Dios ha sido grande con Israel, pues lo protege y lo salva; Jesús se convirtió en motivo de alegría para los pobres, porque les trajo la buena nueva; San Pablo invita a alegrarse en el Señor porque está cerca.

Homilía para el 1er domingo de Adviento 2018

Una espera activa

Hoy que nos reunimos como Iglesia alrededor del Resucitado, para alimentarnos de su Cuerpo y Sangre, iniciamos el Adviento, tiempo de preparación para la celebración de la Navidad. Es un tiempo para pensar en la propia vida, en la vida de la comunidad, para entrar en proceso de conversión y alimentar nuestra esperanza. De ahí que los textos que acabamos de escuchar, aunque hablan de destrucción, no son para asustarnos sino para alimentar nuestra esperanza. Ante las situaciones de sufrimiento, desánimo, sinsentido, Dios tiene una promesa: la de una vida mejor, la cual nos ofrece en su Hijo Jesús. Esta esperanza es un don suyo, pero es también una responsabilidad nuestra y la alimentamos con la Eucaristía.

Homilía para el domingo de Cristo Rey 2018

No como los reinos de este mundo

Este domingo celebramos la fiesta de Cristo como Rey del Universo. De ahí los textos que acabamos de escuchar. El profeta Daniel nos habla del reino del hijo de hombre que jamás sería destruido; el Salmo proclama a Dios como rey de todos los reyes; el autor del Apocalipsis desea la gracia y la paz de parte de Jesucristo, el soberano de los reyes de la tierra; en la aclamación antes del Evangelio, se nos recordó el grito de la gente cuando Jesús entró a Jerusalén, bendiciendo al reino que llegaba con Él; y en el Evangelio, el interrogatorio de Pilato a Jesús sobre su realeza.

Homilía para el 33er domingo ordinario 2018

Vivir y transmitir la esperanza

Este domingo estamos celebrando en la Iglesia la Segunda Jornada Mundial de los Pobres, promovida por el Papa Francisco para recordarnos que en el centro de la vida de la Iglesia tienen que estar ellos. A la luz de la Palabra de Dios podemos revisarnos como parroquia y encontrar luces para devolver la esperanza a aquellas personas que sufren por el empobrecimiento en nuestra comunidad. Esto nos ayudará a prepararnos para recibir sacramentalmente a Jesús en la Comunión.

Homilía para el 31er domingo ordinario 2018

Escuchar a Dios para amar

Un escriba, un especialista en la ley, le preguntó a Jesús sobre el primero de todos los mandamientos. Era una pregunta innecesaria, pues él se los sabía de memoria al revés y al derecho. La respuesta de Jesús y la conclusión de aquel escriba, nos ayudan a revisar por dónde anda nuestra vida y a prepararnos para recibir a Jesús de manera sacramental en la Comunión.

Homilía para el 25º domingo ordinario 2018

¿Amigos hasta la muerte?

Jesús iba con sus discípulos camino a Cafarnaúm. San Marcos nos narra lo que pasó entre ellos. Jesús les enseñaba una cosa nada agradable ni para Él ni para los discípulos y, sin embargo, era parte de la amistad que tenían. Nosotros tenemos la experiencia de los amigos. Ordinariamente se buscan para estar juntos, platicar, ir y venir. En el caso de Jesús y sus discípulos se vivió una situación que puso a prueba la amistad y que cuestiona la que nosotros decimos tener con Él.

Homilía para el 24º domingo ordinario 2018

¿Quién es Jesús?

Hoy el evangelio nos describe la situación de crisis que Jesús estaba viviendo. Le estaba pasando algo parecido a lo que nos ha sucedido a nosotros en algunos momentos de la vida, por una enfermedad, un problema, la muerte de algún familiar, un camino sin salida, los hijos que no andan bien en la vida. Nos preguntamos por qué sucede, o por qué nos pasa a nosotros, o qué nos falló. Por eso Jesús hace una pregunta, que es también para nosotros hoy: ¿Quién dicen que soy yo? Con este Jesús nos encontraremos de manera sacramental en el momento de la Comunión.

Homilía para el 22º domingo ordinario 2018

Purificar nuestro corazón

Ordinario22 B 18

Los textos de la Palabra de Dios nos insisten en el deseo de Dios de que cumplamos sus mandamientos, para que vivamos como sus hijos e hijas y manifestemos con los hechos que somos su pueblo. La reflexión nos ayudará a prepararnos para recibir a Jesús en la Comunión y para que, al salir del templo y a lo largo de la semana, vivamos en la justicia y la hermandad.

Homilía para el 21er domingo ordinario 2018

Optar por Jesús

Ordinario21 B 18

Después de que Jesús se ofreció varias veces como alimento, primero como Pan y luego dando su Carne y su Sangre, no sólo los judíos sino también muchos de sus discípulos lo rechazaron diciendo que andaba mal, que era intolerable su manera de hablar. Lo mismo sucede hoy con muchos bautizados, si no de palabra, con los hechos. En este domingo, Jesús nos vuelve a ofrecer su Carne y su Sangre para que nos mantengamos unidos a Él y lo sigamos sin ponerle peros, pretextos o condiciones. En el momento de la consagración nos dirá: Tomen y coman, esto es mi Cuerpo que será entregado por ustedes; Tomen y beban, esta es la Sangre que será derramada por ustedes.

Homilía para el 20º domingo ordinario 2018

Comer la Carne que da vida

Ordinario20 B 18

Jesús no se cansaba de ofrecerse como el Pan vivo bajado del cielo, el Pan que da la vida al mundo, el Pan que da la vida para siempre. Esto provocó discusiones en la sinagoga de Cafarnaúm sobre cómo era posible que Jesús diera a comer su Carne. El Pan que ofrecía era su Carne, es decir, su persona, su mensaje, su proyecto, su estilo de vida. Y también dijo que quien se lo comiera y se lo bebiera, tendría vida. Hoy, en la Comunión, nos da su Cuerpo y su Sangre, para que tengamos vida.

Homilía para el 19º domingo ordinario

Comer el Pan vivo bajado del cielo

Ordinario19 B 18

La revelación de Jesús como el Pan vivo bajado del cielo causó conflictos y desconcierto, como acabamos de escuchar en el texto del evangelio. Cuando a alguien no le interesa ni Jesús ni las cosas de la comunidad o de la sociedad, siempre les va a poner peros o va a hablar mal de ellos. Así le sucedió a Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm. Esto nos puede ayudar para prepararnos a recibir de manera sacramental a Jesús, el Pan vivo bajado del cielo, en la Comunión.