Metanol, un mal en el sur de Jalisco

Por: Alonso Sánchez
Pobladores de municipios del sur de Jalisco fueron afectados por la ingesta de alcohol metílico, producto que se utiliza como aditivo para combustibles y es fácilmente confundido con alcohol etílico.

Debido a la situación vivida en municipios del sur y sureste de Jalisco, Tamazula de Gordiano y Mazamitla principalmente, en la que ciudadanos se intoxicaron por la ingesta de alcohol metílico desde el domingo 26 de abril cuando se informaron de los primeros casos y que se han contabilizado más de 50 personas afectadas, tuvimos una entrevista con Pedro Octavio Monteros Atilano, médico, ciruja y partero con especialidad en toxicología, profesor del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara y trabajador de la Secretaría de Salud Jalisco, quien nos compartió la situación desde su perspectiva sobre la diferencia entre los alcoholes bebibles y los que son de uso industrial, quirúrgico o de uso externo.

Algunos pobladores de los municipios de Tamazula de Gordiano, Mazamitla, Sahuayo, Zapotiltic, Tuxpan, Tecalitlán y Ciudad Guzmán, de acuerdo a las autoridades de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Jalisco, COFEPRIS, ingirieron alcohol adulterado de la marca “El Chorrito”, mismo producto que según la COFEPRIS “no tiene aviso de funcionamiento”. El alcohol presentaba “un alto grado de metanol”, alcohol de extracción y uso industrial, lo que ocasionó la muerte de al menos 20 personas de estos municipios.

¿Cuál es la diferencia entre el alcohol etílico y el alcohol metílico?

“Clínicamente, es decir a simple vista, olor y gusto, no se va a poder diferenciar entre un alcohol metílico, al que se le conoce tradicionalmente como alcohol industrial, aunque tanto el alcohol metílico y el etílico se producen de manera industrial. Además ambos productos al estar embasados no se pueden diferenciar, ni siquiera a la hora de utilizar los sentidos para tratar de hacerlo, puesto que ambos tienen un olor y sabor picante, espirituoso, si se ponen sobre la piel y se sopla ambos se evaporaran al mismo tiempo y se tendrá la sensación de tener frío. Sin embargo el alcohol metílico no es ingerible. El único alcohol que se puede ingerir es el etílico.

El alcohol etílico es el que la gente suele llamar “puro de caña”, y la gente lo asocia con que este es el único que se puede beber. Sin embargo ambos alcoholes se extraen de la caña, una vez que se quema la caña entra a unos molinos y exprimidores, de ahí se separa el jugo de la caña del bagazo o celulosa de la caña, el jugo se filtra para que no lleve ningún residuo de celulosa”.

De acuerdo con la explicación del doctor Monteros Atilano el alcohol metílico o metanol se consigue de la fermentación del bagazo o la celulosa de la caña o de otro material como la madera u otras celulosas, y este tipo de alcohol una de sus principales funciones es ser usado como aditivo para combustibles. Mientras que el alcohol etílico, el que se puede ingerir, se extrae del jugo puro de caña, por lo que ambos alcoholes se extraen de la caña, aunque su proceso es distinto.

Tan solo en Tamazula y Mazamitla se habían decomisado más de 300 litros de alcohol para su análisis y detección de alcohol adulterado, esto lo informó Denis Santiago Hernández, delegada de COFEPRIS en Jalisco, en rueda de prensa el miércoles 29 de abril.

“Existan distintas formas de producir alcohol, aunque los más comunes para las personas son el que se extrae del jugo de caña y tiende a ser más caro, y el que se extrae de las celulosas o derechos de plantas el cual es más barato, sin embargo en términos químicos mientras más carbonos se le agreguen a la estructura del alcohol se tendrán otros tipos de alcoholes más espesos, tal es el caso del alcohol sólido que se utiliza en algunas cocinas para mantener calientes los productos mientras se sirven. El alcohol metílico es de un solo carbón, mientras que el alcohol etílico es de dos carbonos”

¿Cuáles son los resultados que los alcoholes generan en el cuerpo al ser ingeridos?

“El alcohol metílico al ser ingerido el cuerpo humano en su metabolismo creará formaldeido y ácido fórmico, el forlmaldeido es el que se conoce como formol, líquido que se utiliza para conservar partes del cuerpo separadas de él, ya que es un químico tan fuerte que ningún órgano se va a echar a perder estando en él. Entonces al formarse dentro del cuerpo, éste ya no va a poder desecharlo lo que va a provocar una de las intoxicaciones más peligrosas, a tal grado que lo mata. Se necesitan de 150 a 250 mililitros de alcohol metílico o metanol para garantizar una dosis letal. 250 mililitros son cerca de un vaso o una taza de acuerdo a medidas y acuerdos internacionales”.

“Nuestro cuerpo, o los componentes de nuestro cuerpo tienen la función principal de convertir todo lo que consumimos en azucares, puesto que el reino animal al cual pertenecemos su principal combustible para funcionar son las azúcares. Pero para no irme a explicar todo el metabolismo humano me enfocaré específicamente en nuestros globos oculares, los cuales tienen unas células llamadas conos y bastones, los bastones son los que nos ayudan a poder ver o visualizar la escala de grises a través de nuestros ojos, mientras que los conos concentran la luz hacia la punta y que nos permiten ver los colores. Pero al dañarse nuestros bastones perdemos la capacidad de ver. En una intoxicación de leve a moderada puedo perder la visión o quedar ciego debido al formaldeido y al ácido fórmico producto del metanol”.

¿Cuáles son algunos de los síntomas que puede presentar una persona que ha ingerido alcohol metílico y comienza el proceso de intoxicación?

“Al ingerir alcohol metílico la persona puede presentar algo de dolor de cabeza, en algunos pacientes el dolor es menor que en otros, también hay disminución en la presión, en el número latidos del corazón por minuto lo que se le conoce como taquicardia, se tiene dolor en todo el tubo digestivo, y naturalmente como se está teniendo una pérdida de energía en el cuerpo la persona se va quedando dormida, la intoxicación por metanol no es una muerte dramática de sangrado, dolores, gritos, al contrario es una muerte tranquila, pues el paciente se puede quedar dormido y comenzar el proceso de muerte estando dormido”.

¿Cuánto tiempo puede pasar entre el consumo de metanol y el proceso de intoxicación?

“Los alcoholes tienen características distintas en el cuerpo, cuando existen azucares se absorbe más rápido y cuando hay grasas en el cuerpo es más lenta la absorción. Si el paciente lo tomó en leche caliente, y pareciera que se es muy exagerado pero incluso importa mucho la especie de la vaca ya que algunas vacas contienen más proteínas y grasas en su leche y otras dan leche más diluida por lo que la leche con más grasa puede retardar un poco más el proceso de intoxicación. Por lo que tiene mucho qué ver el nivel de grasa que la persona concentra en su cuerpo para determinar el tiempo para la intoxicación, pues si además del alcohol el paciente se comió unos tacos de frijoles fritos en manteca, entonces el alcohol va a tardar más en su proceso de absorción”.

En municipios de la región sur de Jalisco, colindantes con Ciudad Guzmán, una de las cinco principales causas de muerte entre la población es la cirrosis por alcoholismo, incluso en algunos municipios llegó a ser la primer causa de muerte.

La tradición en el sur de Jalisco por el consumo de productos con alcohol es tal que se puede encontrar en destilados, dulces de leche, conservas, o en la misma leche de vaca que tradicionalmente se toma directamente en las ordeñas y es común agregarle un poco de alcohol por parte de los consumidores. En la siguiente entrega el doctor Octavio Monteros Atilano hablará sobre algunas medidas de salubridad que se pueden tener para evitar la situación actual de intoxicación.

Cifras al cierre

De acuerdo a la Secretaría de Salud Jalisco al corte del sábado 2 de mayo se tenían 76 personas afectadas, 25 defunciones y 23 que ya habían sido dadas de alta.

Los fallecidos pertenecen a los municipios de Tamazula (14), Mazamitla (8), Zapotiltic (1), Ciudad Guzmán (1) y Sahuayo (1), con un rango de edad entre los 28 y los 83 años.

De las 76 personas afectadas siete son mujeres y 69 del sexo masculino.

Alonso Sánchez


Reportero. Egresado de la Lic. en Periodismo del CUSUR. Egresado del Diplomado en Periodismo El Puente/ITESO. Freelancero en proyectos de comunicación y cultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *