José Lorenzo Guzmán Jiménez

Homilía del 1er domingo de Adviento 2010

“Estén preparados” (Mt 24, 42). Son las palabras de Jesús que resuenan en este primer domingo de Adviento. La participación en la celebración dominical nos ayuda a mantenernos en actitud de preparación para recibir al Señor que se acerca. Viene la Navidad y hay que estar preparados, no al estilo que ofrece el mercado sino al estilo que nos propone Jesús: despiertos, en vela, cumpliendo nuestra misión. Y también hay que estar preparados para su segunda venida.

Homilía del domingo de Jesucristo, Rey del Universo

Jesús se encuentra en su trono: la cruz. Está reinando, pero no como los reyes de este mundo, rodeados de poder, honores, lujos y sirvientes. Jesús se encuentra crucificado, despojado de todo, recibiendo las burlas de todos, abandonado por los suyos. Pero tiene la confianza puesta en Dios y recibe palabras de ánimo de uno de sus compañeros de suplicio, que confiesa que su vida la ha puesto al servicio de los demás: “éste ningún mal ha hecho” (Lc 23, 42).

Homilía del 33er domingo ordinario 2010

Jesús anima a sus discípulos a que no se desanimen ante el hecho de la destrucción del templo y mucho menos ante las experiencias de persecución. Los invita más bien a ser perseverantes en su experiencia de seguimiento. Lo escuchamos en las palabras con que termina el texto del Evangelio que se ha proclamado: “Si se mantienen firmes, conseguirán la vida” (Lc 21, 19). El discípulo de Jesús tiene que ser perseverante y esto vale también para nosotros.

Homilía del 32º domingo ordinario 2010

Con la Eucaristía dominical celebramos la Resurrección de Cristo. Es el acontecimiento para el que el Resucitado nos convoca y lo hacemos con alegría porque la vida triunfa sobre la muerte, no sólo en el caso de Jesús sino siempre. El mismo Jesús lo explica al responder a aquellos saduceos que le preguntaban sobre la resurrección de los muertos: “Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven” (Lc 20, 38). Para Dios todos y todas viven.

Homilía del 31er domingo ordinario 2010

La salvación es un regalo de Dios que exige que las personas lo aceptemos. Lo acabamos de escuchar en el texto del Evangelio. Ante la reacción de Zaqueo, que muestra su conversión con signos concretos, Jesús expresa con alegría: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa” (Lc 19, 9). La salvación llega con Jesús, Zaqueo se abre a ella y la acepta; de esta manera se une al proyecto salvador de Dios. Zaqueo decide convertirse al Reino propuesto por el Señor.

Homilía del Domingo Mundial de las Misiones 2010

En este día dedicado al Señor estamos celebrando el Domingo Mundial de las Misiones. Esta jornada está orientada a renovar, personalmente y como Iglesia, la condición misionera que llevamos desde el Bautismo. Por eso escuchamos las palabras que Jesús dijo a los once: “Vayan […] y enseñen a todas las naciones” (Mt 28, 19). Son palabras que deben tener eco en nuestros corazones, porque están dichas no sólo para ellos sino para todos sus discípulos.

Homilía del 29º domingo ordinario 2010

La llegada del Reino de Dios exige de parte de los miembros de la Iglesia la oración, la confianza, la esperanza. Eso lo sabía Jesús y por eso dedicaba muchos ratos a orar confiadamente a su Padre. El texto del Evangelio que se acaba de proclamar nos comunica el deseo de Jesús de que sus discípulos nos mantengamos en la actitud de “orar siempre y sin desfallecer” (Lc 18, 1). Y para que comprendamos mejor, nos narra la parábola de la viuda y el juez.

Homilía del 28º domingo ordinario 2010

El domingo pasado se resaltaba la poca fe de los apóstoles de Jesús. En el texto del Evangelio de este domingo se exalta la fe de un pagano, el samaritano curado por Jesús de su lepra. El mismo Maestro se lo dice: “Tu fe te ha salvado” (Lc 17, 19). El agradecimiento a Jesús, la alabanza a Dios, la experiencia de la fe, la vida nueva, el seguimiento, están en lo más profundo de la persona que menos se esperaría y, sin embargo, es señalado como modelo de fe.

Homilía del 27º domingo ordinario 2010

La fe es un don de Dios y la tenemos que mostrar a través de nuestra vida. Eso nos dan a entender los textos de la Palabra de Dios que se han proclamado. Los apóstoles le piden a Jesús que les aumente la fe. Ellos saben que tienen fe, pero necesitan más y como la fe no la consigue uno por sí mismo, es necesario pedirla. Ante esta petición, Jesús les responde: “Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza” (Lc 17, 6).

Material sobre Iglesia ministerial

El presente material, que retoma lo que ha ido pasando en el proceso pastoral de nuestra Diócesis y quiere ser una aporte más a él, nació con la finalidad de ayudar a los primeros Candidatos a Diáconos Permanentes de nuestra Diócesis a profundizar en la ministerialidad de la Iglesia. Este es pues el temario creado para la materia de Iglesia Ministerial que ellos han estudiado como parte de su proceso de preparación para el ministerio diaconal.

Homilía del 26º domingo ordinario 2010

Hoy damos comienzo prácticamente a las Fiestas Josefinas de este año 2010 con el reparto de las décimas. Se acerca el tiempo de cumplir el juramento de celebrarle a Señor San José su fiesta anual y es la ocasión propicia para fortalecer nuestro proceso de conversión al Señor. Esto lo expresa Jesús en la parábola de Lázaro, al poner en boca de Abraham la expresión para el rico y sus hermanos: “Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen” (Lc 16, 29).