El Puente

Diócesis de Ciudad Guzmán, Jalisco, México

Archivo de publicaciones en julio de 2014

Homilía para el 17º domingo ordinario 2014

Tesoro

El texto del Evangelio nos ofrece tres parábolas más que Jesús utilizó para darnos a conocer el Reino de Dios. Hace ocho días escuchamos las del trigo y la cizaña, la semilla de mostaza y la levadura. Con las de hoy lo compara con un tesoro, una perla y una red. La reflexión del Evangelio, que es un tesoro para nosotros porque ilumina la vida de las comunidades de discípulos de Jesús, nos prepara para recibir la Comunión, otro tesoro que nos fortalece para la misión.

Continuar leyendo...

Homilía para el 16º domingo ordinario 2014

Ser buenas semillas y no cizaña

Para dar a conocer el Reino de Dios, Jesús ofrece otras tres parábolas. El domingo pasado escuchamos y reflexionamos la del sembrador. Hoy son las del trigo y la cizaña, la semilla de mostaza y la levadura. Éstas nos ayudan no sólo a comprender lo que es el Reino y su dinámica, sino también a revisar nuestra forma de ubicarnos en la vida. Jesús explica el Reino para que nos integremos a su dinámica con todo nuestro ser, como nos uniremos a Jesús por la Comunión.

Continuar leyendo...

Homilía para el 15º domingo ordinario 2014

Entender la Palabra

Acabamos de escuchar tres textos de la Palabra de Dios. Como cada domingo, con la Mesa de la Palabra nos preparamos para la Mesa de la Eucaristía. Hoy podemos prepararnos revisándonos en relación a los frutos que la Palabra de Dios está produciendo en nuestra vida personal y comunitaria. Isaías compara la Palabra con el agua y la nieve que bajan sobre la tierra y la hacen producir, Jesús la compara con la semilla que un sembrador esparce en la tierra y da frutos.

Continuar leyendo...

Homilía para el 14º domingo ordinario 2014

Las cargas de la vida

En este domingo escuchamos una oración y una invitación de Jesús que nos comprometen. Él agradeció a su Padre que su persona, su vida y su mensaje estaban siendo recibidos y entendidos por la gente sencilla. Con la Eucaristía dominical nos unimos a esa acción de gracias de Jesús y le pedimos a Dios que también estemos entre esta gente sencilla. Luego hizo a invitación a los fatigados y agobiados por la carga a ir hacia Él, con la promesa de que recibirían el alivio.

Continuar leyendo...