Mes: junio 2014

Homilía para el día de San Pedro y San Pablo 2014

¿Quién es Jesús?

SPedro y SPablo A 14

Nos hemos reunido como Iglesia para la celebración dominical de la Eucaristía. Nada más que con la novedad de que este domingo es 29 de junio, día de la Fiesta de los santos apóstoles Pedro y Pablo. Por eso, los textos bíblicos que se han proclamado nos dan testimonio de estos dos pilares de la Iglesia primitiva y modelos para la Iglesia de nuestros días. Con su vida, y sobre todo con su martirio, ellos respondieron a la pregunta que Jesús hizo a sus discípulos.

Homilía para el 12º domingo ordinario 2014

Ir a la misión sin temores

Ord12 A 14

Nos hemos reunido este domingo como discípulos de Jesús para encontrarnos con Él. Nos acaba de hablar en el Evangelio y nos recuerda que hemos sido enviados a la misión; luego nos acercaremos a comulgar su Cuerpo y Sangre, que nos fortalecen para el cumplimiento de la misión. Escuchamos algunas indicaciones de Jesús a los Doce, al enviarlos a su primera experiencia de salida a comunicar la Buena Nueva y, como experiencia nueva, era lógico que tuvieran temores.

Homilía para el domingo de la Santísima Trinidad 2014

Vivir en el amor


SmaTrinidad A 14

Estamos celebrando la Eucaristía el domingo en que como Iglesia festejamos a la Santísima Trinidad. Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, se nos presenta en los textos de la Palabra como amor, vida, misericordia, compasión, fidelidad, paciencia, comunión, paz. Dios es la fuente de todas estas dimensiones que llevamos en nuestra vida desde que recibimos el Bautismo. Dios es el modelo de vida y relación para nosotros, como esposos, como familia, como comunidad.

Homilía para el domingo de Pentecostés 2014

Espíritu para la misión

Pentecostés A

Estamos celebrando la solemnidad de Pentecostés. Con la Eucaristía de este domingo le agradecemos a Dios el don del Espíritu Santo que, como escuchamos en la primera lectura, vino sobre los discípulos de Jesús. Pentecostés se convirtió en el cumplimiento de la promesa hecha por Jesús a sus discípulos de que Él y el Padre les enviarían su Espíritu para que fueran sus testigos por todo el mundo. El Espíritu descendió para llevarlos a la misión y sostenerlos en ella.